Portugal declara luto nacional por la muerte testigo de Fátima
Reuters Reuters

Dos Santos murió el domingo a los 97 años en el convento de las monjas Carmelitas en Coimbra, a 150 kilómetros al norte de Lisboa. En 1917, cuando era una niña, describió visiones que la Iglesia Católica dijo décadas después que eran premoniciones del atentado contra Juan Pablo II en 1981.

La religiosa será enterrada el martes en el convento y sus restos serán transferidos dentro de un año a la cercana Fátima, uno de los principales sitios de peregrinación de los católicos.

El primer ministro, Pedro Santana Lopes, dijo el domingo por la tarde que el martes será un día de duelo nacional.

'Creo que la hermana Lucía es una gran figura en la historia reciente de Portugal', dijo Santana Lopes en comentarios realizados a la radio TSF. Un portavoz dijo que el primer ministro podría asistir al funeral.

Portugal celebra elecciones el domingo pero el partido social demócrata de centro derecha de Santana Lopes y su coalición derechista del Partido Popular suspendieron sus campañas el lunes y el martes debido a la muerte de Lucía.

Los socialistas de la oposición, que están al frente en los sondeos de opinión, dijeron que reducirían sus actividades de campaña.

Los creyentes dicen que dos Santos era la principal receptora de las profecías de la Virgen sobre hechos fundamentales del siglo XX. La primera parte de las profecías incluían una visión del infierno y la segunda predijo el estallido de la Segunda Guerra Mundial.

El Vaticano interpretó la tercera parte de la visión como un aviso del intento para acabar con la vida del Papa y la persecución al cristianismo por parte del comunismo.

La Iglesia mantuvo en secreto los detalles de las profecías durante décadas hasta que fueron revelados durante la visita del Papa a Fátima en el 2000.

Los otros dos niños, los primos de Dos Santos, Jacinta y Francisco Marto, murieron en 1919 y 1920. Ambos fueron beatificados en el 2000, el paso previo a la santidad.*.