El cierre de la lista de rehenes y prisioneros retrasa la tregua entre Israel y Hamás, que se espera que comience este viernes

Un tanque israelí frente a ambulancias en la Franja de Gaza.
Un tanque israelí frente a ambulancias en la Franja de Gaza.
LAPRESSE
Un tanque israelí frente a ambulancias en la Franja de Gaza.

Todo estaba preparado este jueves para que el primer alto el fuego entre Israel y Hamás se pusiera en marcha. Sin embargo, pasadas las diez de la mañana, los bombardeos israelíes sobre Gaza continuaban; como lo han hecho cada día desde hace casi siete semanas. Llegaban entonces noticias contradictorias sobre el retraso de la tregua; aumentando la incertidumbre tanto en la población palestina como en las familias de rehenes israelíes que veían más cerca el regreso de sus seres queridos. Finalmente Catar, mediador principal, ha anunciado que el alto el fuego se retrasará un día. El cese de las hostilidades comenzará a las 7.00 horas de este viernes (las 6.00 hora peninsular española), aunque no será hasta las 16.00 horas cuando los primeros 13 secuestrados por Hamás saldrán de Gaza.

Uno de los posibles motivos de este retraso ha sido el listado de rehenes y prisioneros que serán liberados. Para cerrar estos flecos viajó a Catar en la noche del miércoles el jefe del Mosad (la agencia israelí de inteligencia), David Barnea, que recibió allí la lista de secuestrados y entregó la de presos palestinos. En la tarde de este jueves, el Gobierno israelí ha reconocido tener ya los nombres de la primera tanda, por lo que todo apunta a que la liberación será finalmente este viernes. "Los funcionarios designados verifican los detalles de la lista y están en contacto con todas las familias", han indicado en un comunicado la oficina del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

Por su parte, Catar ha especificado que los 13 primeros rehenes serán mujeres y niños, atendiendo a cuestiones "puramente humanitarias", aseguró el ministro de Exteriores de catarí, Majed al Ansari. Otro de los países que junto con el Estado del Golfo y Estados Unidos es parte activa en la negociación es Egipto, que también ha reconocido haber recibido este jueves el listado de rehenes y prisioneros y "espera" que desde el viernes comience el alto el fuego humanitario. 

En total se prevé que en los cuatro días de tregua Hamás entregue a 50 secuestrados, entre 10 y 13 cada día, a cambio de una tregua de las hostilidades y la liberación de 150 presos palestinos que no hayan sido condenados por delitos de sangre. Estos últimos, todos jóvenes o mujeres. Aunque el acuerdo es de cuatro días, las partes firmantes contemplan que la tregua se pueda extender hasta un máximo de diez, siempre que cada jornada sean liberados un mínimo de 10 rehenes. Esto implicaría que hasta 150 de los 240 secuestrados puedan volver a Israel, al tiempo que el Estado hebrero liberaría hasta 300 palestinos. La proporción del intercambio siempre sería un rehén por cada tres prisioneros.

Las Brigadas al Qasam, brazo armado de Hamás, también han confirmado el inicio de la tregua y han recordado que el pacto con Israel incluye la entrada a la Franja, incluida la parte norte, de entre 100 y 300 camiones con alimentos y ayuda médica, además de combustible, fundamental para el suministro eléctrico y el funcionamiento de los hospitales. Además, la Cruz Roja podrá entrar a visitar a los rehenes que sigan retenidos y les brindará atención médica, algo que la organización islamista no ha asegurado.

Israel también se ha comprometido a suspender el vuelo de drones de vigilancia sobre la Franja: seis horas diarias, de 10.00 a 16.00 horas en el norte, y durante todo el día en el sur. Esta petición busca evitar que el Gobierno israelí localice los escondites tanto de Hamás como de la Yihad Islámica Palestina.

Los bombardeos no reducen su intensidad

Con la fecha de la tregua vacilando constantemente, la guerra ha seguido con la misma intensidad. Este jueves Israel ha "continuado atacando a terroristas, infraestructuras y localizando puestos subterráneos" de Hamás, ha dicho el portavoz militar. "Durante las actividades del Ejército en Gaza en el último día, se realizaron ataques aéreos a más de 300 objetivos", entre los cuales había, según Israel, "centros de mando militares, túneles, instalaciones de almacenamiento y fabricación de armas y lugares de lanzamiento de misiles antitanque".

El Ejército israelí informó de que la brigada de combate 401 encontró "cuatro accesos a túneles de una profundidad significativa" en un área en los alrededores de Yabalia, en el norte del enclave palestino, "desde la cual se registraron importantes lanzamientos de morteros hacia Israel". "Estos túneles utilizados por la organización terrorista Hamás, que están conectados a la red eléctrica, convergían en un túnel central situado en un edificio vinculado a un alto funcionario de Hamás", reza el comunicado militar. Israel asegura que la ciudad de Yabalia ya está "rodeada completamente". 

Y ha sido precisamente en el campamento de refugiados de esta localidad donde el Ministerio de Sanidad gazatí, controlado por Hamás, ha denunciado la muerte de al menos 27 personas tras un ataque israelí contra una escuela gestionada por la UNRWA. Además, los ataques no se han producido únicamente en el norte, sino también en la localidad sureña de Jan Yunis. La agencia oficial de noticias palestina Wafa ha informado este jueves de la muerte de decenas de personas y cientos de heridos a causa de los ataques en toda la Franja.

También se han producido bombardeos en el norte de Israel. El partido-milicia chií libanés Hezbolá ha disparado este jueves cerca de 50 proyectiles, siendo su mayor ataque contra desde el estallido del conflicto. Según los medios israelíes, dos proyectiles alcanzaron unas viviendas, sin que por el momento haya informaciones sobre víctimas. Hezbolá había asegurado el miércoles que se sumarían al alto el fuego, pero al no producirse han continuado con los ataques sobre Israel.

Desde que el Estado hebreo declaró la guerra a Hamás como respuesta al asesinato de 1.200 personas y el secuestro de más de 240, los ataques israelíes han acabado con la vida de más de 14.800 palestinos. Entre ellos, más de 6.150 menores. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento