El juez cita a declarar a Jennifer Hermoso el 28 de noviembre por el caso Rubiales

Europa Press
El juez cita a declarar a Jennifer Hermoso el próximo martes por el caso Rubiales.
Europa Press

El juez instructor de la Audiencia Nacional Francisco de Jorge ha citado a declarar a Jennifer Hermoso el próximo 28 de noviembre. La futbolista ha sido llamada al tribunal a las 12.30 horas para ofrecer su versión sobre el beso que le dio Luis Rubiales tras la final del mundial de futbol femenino y sobre las presuntas coacciones que habrían sufrido ella y sus allegados. Según informaciones de Relevo, la futbolista pedirá cambiar la fecha de su citación y planteará fijarla a partir del 11 de diciembre.  

La causa, que se instruye en la Audiencia Nacional porque los presuntos delitos ocurrieron en el extranjero, comenzó el pasado mes de septiembre tras las declaraciones prestadas por Hermoso ante la Fiscalía del tribunal. El propio Luis Rubiales declaró como investigado en la Audiencia y defendió el beso como una "muestra de afecto" consentida y sin intenciones sexuales. Aseguró que le había preguntado a la jugadora si le podía dar "un piquito" y que ella se fue "muerta de risa". 

La versión que dio la mundialista ante el Ministerio Público dista mucho de la de su superior. Hermoso negó el consentimiento y aseguró que había sentido una falta de respeto hacia ella, como mujer y como futbolista. Según reveló el programa 'Código 10', de Telecinco, la jugadora relató cómo Rubiales le dijo un par de frases durante la entrega de medallas y, sin previo aviso, le plantó un beso en la boca. 

"Fue sus manos en mi cabeza y ya ahí no escuché nada más. Me vi con el beso en la boca y ya directamente me bajé a la tarima con mis compañeras", relató la jugadora. "En ningún momento me podía esperar que pasara algo así", prosiguió, "en una persona de confianza nadie se esperaría que iba a usar ese momento para hacer algo así, por espontáneo que fuera". 

Por el tribunal han pasado ya el hermano de Hermoso, su amiga Ana Ecube, las jugadoras Alexia Putellas, Irene Paredes y Misa Rodríguez y también los trabajadores de la Real Federación Española de Futbol: Luis de la Fuente, Rafael del Amo, el director de Marketing, Rubén Rivera, o la jefa de prensa Patricia Pérez. Como investigados han declarado también Albert Luque, Jorge Vilda y Rubén Rivera, que negaron haber coaccionado a la futbolista ni a su entorno.  

Tras varios meses de diligencias iniciadas a raíz de una querella de la Fiscalía, la declaración de Hermoso será una de las últimas en la causa que dirige Francisco de Jorge. La futbolista estaba llamada a declarar desde el principio, pero el instructor quería que lo hiciera de forma presencial y la jugadora permanecía en México, donde reside y trabaja en el equipo Pachuca. Ahora que ha sido convocada por la selección española, acudirá a España y declarará ante la Audiencia Nacional. 

Agresión sexual y coacciones

Lo que se investiga en la causa es un presunto delito de agresión sexual cometido por Rubiales y delitos de coacciones por parte del propio expresidente de la RFEF y varios de sus trabajadores: Albert Luque, Rubén Rivera y Jorge Vilda. Para la investigación del primer delito, el juez instructor solicitó los vídeos que reprodujeran el momento del beso y ha recogido los testimonios tanto de los testigos como de los investigados. 

Sobre las coacciones ha recabado también las versiones de los imputados, así como las de los trabajadores de la RFEF y el entorno de Jennifer Hermoso. Estas presiones se habrían producido desde que la selección de fútbol femenino cogió un autobús en dirección al aeropuerto de Sídney, donde tuvo lugar la final del mundial. 

La jefa de prensa de la selección femenina, Patricia Pérez, pidió a Hermoso que bajase del vehículo para discutir con ella la publicación de un comunicado en el que se recogían citas textuales atribuidas a la jugadora. Ella preguntó si era "obligatorio" aceptar la difusión del texto y, según declaró a la Fiscalía, le dijeron que sí. 

Más adelante hubo nuevas presiones durante un viaje a Ibiza organizado para celebrar el título. Y la propia Pérez denunció que el director de Integridad de la Federación le había presionado durante una reunión que se celebró en el despacho del propio Luis Rubiales en presencia de este y de gran parte de su equipo. Luque, Rivera, Vilda y Rubiales, presuntos autores de las coacciones, las han negado en sus comparecencias frente al juez. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento