Mischa Barton concede su primera entrevista tras salir de la clínica psiquiátrica

  • La joven ha hablado sobre su recuperación.
  • Fue ingresada en una clínica el pasado julio por un ataque de nervios.
  • Asegura que uno de los detonantes fue una intervención en el dentista.
Mischa Barton.
Mischa Barton.
ARCHIVO

Vuelve a brillar el sol para la actriz Mischa Barton. La joven, de 22 años, y que sufrió un colapso el pasado 15 de julio, ha decidido explicar cómo se sintió durante esos días fatídicos cuando tuvo que ser ingresada en una clínica psiquiátrica en Los Ángeles.

La encargada de entrevistar a Barton ha sido la revista New York Time Out. Mischa ha aprovechado para posar ante el fotógrafo David Needleman, ya que ha sido la escogida para protagonizar el apartado de moda de otoño de esta publicación, donde luce looks impecables por menos de 100 dólares.

De paso la actriz ha aprovechado para charlar igualmente sobre su último proyecto, la teleserie The Beautiful Life, donde interpreta a una modelo acosada por la prensa, y que se hace adicta a las drogas.

Barton ha reconocido que uno de los detonantes para alcanzar aquel grado de presión personal fue, en principio, una simple intervención médica en el dentista: "Tuve que someterme a una operación para sacarme las muelas del juicio. No sé qué pasó pero salió terriblemente mal. Me quitaron las cuatro y tuve incluso que concertar una segunda cita. Fue horrible y muy doloroso, pero lo que más me disgustó es que influyó negativamente en el rodaje de la serie. Tuvieron que dejar de filmar uno de los episodios por mi culpa ya que no pude acudir. Odio llegar tarde a los rodajes y aquello me produjo mucho estrés"

La actriz confesó que durante la filmación no se la permitía tomar los calmantes adecuados, lo cual le producía un dolor insoportable, y que esto junto a los duros horarios y la rutina se le hizo "un infierno": "Llegó un momento en el que sentí que había tocado fondo, que ya no podía más. Simplemente, me dejé. No podía con todo. Supe que tenía que bajar para después poder levantarme. Todavía sigo trabajando en ello, pero al menos ya he retomado el control sobre mí misma."

Acerca de la pregunta sobre si sabía exactamente qué era lo que le había pasado, o si su supuesto abuso de las drogas o el alcohol tenían algo que ver, la actriz negó categóricamente conocer realmente los motivos médicos u oficiales respecto a su caso: "Hoy día no lo sé. Fue como un colapso por estrés, llegué a un estado de nervios paralizante. Pero más que eso fue el dolor. De hecho he recobrado el respeto por los que padecen dolores crónicos. A raíz de todo esto empecé incluso a sufrir migrañas."

Barton ha reconocido también que la persona que la ingresó involuntariamente en la clínica psiquiátrica fue su propia madre, y que lamentaba que el incidente hubiera ocurrido en Los Ángeles. "Si esto hubiera pasado en Nueva York, no sería noticia. Allí no se juzga tanto ni se especula con estas cosas."

La actriz, tras una corta estancia, salió del prestigioso Cedars Sinaí el pasado 28 de julio, y desde entonces se siente mejor y recuperada, aunque afirma que realmente no la han enseñado a luchar contra el dolor. "Yo soy feliz si puedo trabajar, que es lo que mejor sé hacer. De hecho mientras estaba ingresada sólo pensaba en volver al trabajo, es lo que me ayuda de verdad."

Barton tiene actualmente otro proyecto en promoción, la película Homecoming. La serie The Beautiful Life, producida por el también actor Ashton Kutcher, se estrenará en Estados Unidos este mismo otoño en la cadena CW.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento