Los españoles reducen el desperdicio de alimentos en casa, pero solo uno de cada tres hogares no tira comida a la basura

Una mujer comprando en un supermercado.
Una mujer comprando en un supermercado.
FREEPIK
Una mujer comprando en un supermercado.

Más de 1.200 millones de kilos de alimentos acabaron en las bolsas de basura de los hogares españoles durante el año pasado. Así lo revela el último informe sobre desperdicio alimentario publicado este jueves por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que, no obstante, subraya que ese desperdicio de comida se redujo en un 6,2% respecto al año anterior. 

El estudio presentado por el ministro, Luis Planas, muestra que en 2022 se tiraron un total de 1.201,92 millones de kilos de alimentos, lo que supone una media de 23,11 millones de kilos a la semana. Y es que solo un 29,2% de los hogares españoles no desperdicia comida, es decir, solo uno de cada tres puede presumir de aprovechar todos los alimentos que compra. 

Poco a poco, sin embargo, parece que los españoles son más conscientes de la importancia de no desperdiciar comida porque en 2021 eran un 26% los hogares que no tiraban comida a la basura, un 12,3% menos que en 2022.

El desperdicio alimentario se fue incrementando año tras año desde 2017 hasta alcanzar el récord en 2020 (1.363 millones de kilos), el año de la pandemia de coronavirus, cuando los hogares españoles hicieron un gran acopio de alimentos y muchos de ellos terminaron en la basura. A partir de entonces, el desperdicio alimentario se redujo en 2021 y volvió a reducirse aún más en 2022, alcanzando la cifra más baja desde que se empezó a registrar este dato.

Según el Ministerio, entre los factores que explican esa reducción del desperdicio alimentario se encuentran los nuevos hábitos, como el incremento de las comidas fuera del hogar, el aumento de precio de los alimentos o una mayor concienciación que lleva a planificar mejor las comidas en casa.

"Hemos alcanzado mínimos históricos en desperdicio"

"Claramente ha habido un progreso en la conciencia social en materia de desperdicio alimentario, lo cual es una excelente noticia. Hemos alcanzado mínimos históricos en desperdicio de alimentos", ha celebrado Planas, aunque ha recordado que los españoles "desperdiciamos aún una cifra importante de alimentos".

También ha reconocido que "aparte de esa conciencia ética y social", entre los factores que han ayudado a reducir el desperdicio ha jugado un papel importante "el aumento de precios de los alimentos".

Curiosamente, la mayoría de los alimentos que terminan en la basura son productos sin utilizar: un 78,6% frente a solo un 21,4% que suponen las sobras de platos cocinados previamente.

Los hogares españoles han aprendido a aprovechar mejor las frutas (-8% de desperdicio respecto a 2021), las verduras y hortalizas (-3,4%) y la leche (-2,8%). Por el contrario, el año pasado se incrementó el desperdicio de pasta (+9,5%), platos preparados (+5%) y embutidos (+3,2%). Asimismo, cuando más alimentos se desperdician es en la comida (39,4%) y en la cena (23,5%).

El informe del Ministerio también revela que, a pesar de un mayor consumo fuera de casa, en 2022 se redujo el desperdicio de alimentos fuera del hogar en un 11,3%. Cabe destacar que fuera del hogar, más de la mitad de los consumidores no tiran nada de comida a la basura.

Se reduce la ingesta de comida, pero aumenta el gasto

Agricultura también ha destacado que en 2022 cada español consumió 698,5 kilos de comida, casi 50 kilos menos que en 2021 (-7,1%). Sin embargo, el gasto en comida fue el año pasado de 2.582 euros por persona, casi 90 euros más que el año anterior (+2,7%). "Se debe fundamentalmente a un mayor consumo fuera del hogar y al incremento del precio de los alimentos a raíz de la guerra de Ucrania", ha indicado Planas.

El ministro ha hecho hincapié en que los alimentos frescos "siguen siendo una parte muy importante" del consumo de los hogares españoles (representa un 37,3% del volumen total) y ha destacado que los supermercados o tiendas de proximidad siguen siendo los principales canales de compra frente al comercio electrónico, que solo representó un 2,3% del total en 2022. 

Respecto al consumo fuera del hogar, el informe indica que en 2022 se recuperó el consumo en restaurantes (69,1% respecto al total), aunque sin alcanzar todavía niveles prepandemia (71,5% en 2019).

Planas también ha destacado que los españoles apuestan por alimentos saludables, optando por platos preparados a la plancha (36,3%), sin cocinar (30,8%) o hervidos (29,6%) frente a rebozados (2,4%) o fritos (16,9%).

Redactor '20minutos'

Licenciado en Periodismo por la Universidad Internacional de Catalunya. Diplomado en Ciencias Empresariales. Máster en Banca y Finanzas en la UPF Barcelona School of Management. Periodista en 20 Minutos desde el nacimiento de este periódico en el año 2000.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento