Disidentes rusos anti-Putin que luchan por Ucrania cruzan por sorpresa la frontera y atacan la región fronteriza de Belgorod

Grupos rusos anti-Putin atacan la región fronteriza de Belgorod.
Grupos rusos anti-Putin atacan la región fronteriza de Belgorod.
Henar de Pedro
Grupos rusos anti-Putin atacan la región fronteriza de Belgorod.

Un día después de que Rusia anunciara a través de los mercenarios del Grupo Wagner la toma de la ciudad de Bajmut, tras varios meses estancado en los frentes ucranianos, su frontera ha amanecido este lunes bajo ataques por tierra y aire. Dos grupos de disidentes rusos anti-Putin que combaten junto al Ejército ucraniano han reconocido haber llevado a cabo varias acciones contra la región rusa de Belgorod, en un nuevo ataque que ha obligado a la Federación Rusa ha elevar el nivel de protección de las localidades fronterizas.

Mercenarios del Grupo Wagner publican en redes sociales vídeos paseando por las calles de la ciudad de Bajmut. / Vídeo AP-LaPresse/Agencia Atlas

Los llamados Cuerpo de Voluntarios Rusos y Legión Libertad para Rusia afirmaron en sus canales de Telegram que estaban llevando a cabo acciones de combate en Belgorod y Briansk. "¡Habitantes de las regiones fronterizas! Quédense en casa, no se resistan y no tengan miedo: no somos sus enemigos. A diferencia de los zombis de Putin, no tocamos a los civiles y no los usamos para nuestros propios fines. ¡La libertad está cerca!", escribieron Legión Libertad para Rusia en su perfil de Telegram .

Medios ucranianos aseguran que algunos miembros de estos grupos anti-Putin se han atrincherado alrededor de Kozinka y Glotovo, cerca del rio que pasa por ambos lugares, en donde se han reportado combates y tiroteos.

Por su parte, el gobernador de Belgorod, Viacheslav Gladkov, ha acusado a las Fuerzas Armadas de Ucrania de ser las responsables de los ataques durante la madrugada de este lunes contra las localidades de Graivoron, Kozinka, Gora-Podil y Zamosc. Gladkov ha asegurado que los sistemas de defensa aérea han logrado repelerlos, aunque sí ha confirmado por lo menos tres heridos.

"Un proyectil alcanzó en Kozinka un edificio residencial y provocó que se incendiara y otro voló hacia una casa y destruyó las estructuras de soporte y un automóvil", ha dicho Gladkov en su cuenta de Telegram. En Gora-Podil, un almacén de heno también se ha incendiado, mientras que en Grayvoron, los proyectiles han impactado sobre una empresa de transporte. Además, se ha reportado el derribo de un dron en la región.

Gladkov dijo horas después de los ataques que se ha introducido en la Región de Belgorod el régimen jurídico de operación antiterrorista. Según el gobernador, esto "establece medidas especiales y restricciones temporales que van desde el control de los documentos de identidad de las personas hasta la suspensión de las actividades de las instalaciones de producción peligrosas y de las organizaciones que utilizan agentes explosivos, radiactivos, químicos y biológicos".

El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha afirmado que el operativo ruso está integrado tanto por agentes del servicio de fronteras, como por miembros de la Guardia Nacional y del Servicio Federal de Seguridad. Peskov ha asegurado que cuentan con la "suficientes fuerzas y medios" como para sobreponerse.

Ucrania niega la participación en el ataque

Rusia ha evitado culpar a disidentes internos y señala directamente e Kiev, algo que el Gobierno De Volodímir Zelenski ha negado, recalcando que según la información con la que cuentan ha sido una operación llevada a cabo por grupos opositores, formados exclusivamente por ciudadanos rusos

Según el representante de la inteligencia militar ucraniana, Andrii Yusov, se trata "de una operación para liberar estos territorios del régimen de Putin y hacer retroceder al enemigo para crear una zona de seguridad para proteger a la población civil ucraniana".

"Ucrania está observando los eventos en la región rusa de Belgorod con interés y estudiando la situación, pero no tiene nada que ver con eso", ha manifestado por su parte el asesor de la Presidencia de Ucrania, Mijailo Podoliak. En una publicación en su perfil oficial de la red social Twitter, Podoliak ha incidido en que los tanques se venden en territorio ruso "en cualquier tienda militar".

Lo cierto es que Belgorod ha sido objetivo de ataques aéreos en varias ocasiones desde que comenzara la invasión rusa de Ucrania, en donde se han llegado a producir muertos y heridos. Durante estos meses se han denunciado también incursiones terrestres y operaciones al lado ruso, aunque siempre han sido reconocidas por estos grupos rusos contrarios al Kremlin.

Ucrania no da por perdida Bajmut

Esta nueva incursión en territorio se produce pocas horas después de que Rusia haya anunciado la toma completa de la ciudad de Bajmut. Es por ello que Peskov ha advertido de que se trata de una maniobra de distracción por parte de Ucrania para "minimizar el efecto político de haber perdido Bajmut". Rusia ha anunciado a bombo y platillo la toma de la ciudad, comparándola en la televisión publica con la toma de Berlín en 1945 por los soviéticos.

El propio presidente Putin ha felicitado al Ejército y los mercenarios por la toma de la localidad y les ha prometido a todos los implicados en esta batalla "distinciones" a nivel estatal.

El líder prorruso de la República Popular de Donetsk, Denis Pushilin, ha informado este lunes de que ha comenzado el proceso de desminado de Bajmut, ya que tras los acontecimientos de este domingo se encontraría bajo su control.

Después de diez meses de asedio, el jefe del Grupo Wagner, Yevgueni Prigozhin, ha dicho este lunes que sus unidades se marcharán de Bajmut antes del 1 de junio. "Se han creado posiciones defensivas en los limites de la ciudad, por lo cual desde el 25 de mayo hasta el 1 de junio abandonaremos Artiómovosk (nombre ruso de Bajmut)", dijo.

Prigozhin, que ha criticado en numerosas ocasiones al Ministerio de Defensa ruso durante estos meses de combates en Bajmut, añadió que "si el Ministerio de Defensa no cuenta con suficientes efectivo, hay miles de generales, se puede conformar un regimiento de generales, darles a cada uno un fusil y todo estará bien", ha ironizado.

Pese al optimismo ruso, Ucrania dice que la batalla por Bajmut aún no ha terminado y afirma que aún controla un pequeño sector en el suroeste. "Nuestras tropas en Bajmut controlan algunas infraestructuras y la zona de viviendas del área de Litak (suroeste). Los combates continúan", dijo Hanna Malyar, viceministra de Defensa ucraniana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento