Afectados por el fuego de Las Hurdes y Gata: "Nos desalojaron a las 4 de la mañana y no sé qué voy a hacer porque no cogí ni ropa"

  • Varios evacuados por el incendio que ya ha calcinado más de 8.500 hectáreas cuentan su experiencia a este medio. 
  • "Es muy duro que en el mes de mayo pase esto. Entonces, ¿qué va a pasar en agosto cuando no llueva más?".
Trabajos de extinción en el incendio en Las Hurdes.
Trabajos de extinción en el incendio en Las Hurdes.
ARCHIVO
Trabajos de extinción en el incendio en Las Hurdes.

La tierra de Las Hurdes, en Cáceres, vuelve a arder desde hace días, con las heridas aún abiertas de la última vez. Hace 20 años, un incendio mayúsculo arrasó uno de los parajes más icónicos de la provincia. Ahora, dos décadas después, la sierra que estaba consiguiendo renacer de sus cenizas sufre con desolación un déjà vu.  

El incendio que se originó el miércoles por la noche en el municipio de Pinofranqueado ha arrasado en tan solo 48 horas más de 8.500 hectáreas. Se trata de una cifra similar a la del incendio de 2003 con la diferencia de que entonces se alargó varias jornadas. "Ha tardado 20 años en repoblarse", explica a 20minutos.es Marina, vecina de esa localidad. "En este momento la sierra estaba preciosa, verde, brillante, y se lo ha llevado todo por delante".

Esta joven de 26 años, que creció viendo cómo la naturaleza trataba de abrirse camino en un paraje calcinado, amaneció el jueves viendo las llamas desde su terraza y sintió que "la historia se repetía". "Es una sensación de miedo y desolación, de tristeza, de impotencia y de mucha rabia por no poder hacer nada. Dan ganas de llorar y llorar todo el rato". Marina, que atiende a este medio con las ventanas cerradas a cal y canto para evitar que entre el humo, ha perdido una casa de campo que tenía con otros familiares en mitad del monte: "Las cosas están fatal".

El fuego, lejos de apagarse, se descontroló el jueves, cuando la Junta de Extremadura elevó el nivel de peligrosidad debido a la virulencia de las llamas que, según los expertos, se comportaban de "manera extraña" e "imprevisible". A última hora de la tarde las fuertes rachas de viento provocaron que las llamas se adentraran también en la sierra de Gata, duramente castigada hace menos de un año cuando un incendio arrasó más de mil hectáreas. 

Desalojo exprés

Precisamente en esa comarca, concretamente en el pueblo de Cadalso, vive Paula, una de las 700 personas que tuvieron que ser desalojadas en la madrugada del viernes. "Yo jamás pensé que eso llegaría en tan poco tiempo", cuenta aún desubicada. "Nos despertaron a las cuatro y cuarto de la mañana para decirnos que teníamos una hora. Salimos de casa pitando, había muchísimo humo".

Paula puso entonces rumbo a Moraleja, una localidad a unos 20 kilómetros de distancia en la que han sido realojados los cientos de evacuados de los cuatro pueblos más afectados (Descargamaría, Robledillo, Cadalso y Ovejuela). 

"Empezaron a llamar por teléfono a las casas, a las puertas...", recuerda desde el pabellón multiusos habilitado para los evacuados, en el que tanto ella como sus padres han pasado la noche del viernes. "Fue todo tan rápido que nos dio tiempo a coger las pastillas y poco más. No sé qué voy a hacer porque solo cogí una camiseta, no cogí ni ropa interior con los nervios". 

También de Cadalso es Raquel, que el jueves por la noche preparó varias maletas por si acaso. "La terraza de mi casa da a la montaña que se prendió, lo veía todo", detalla. "Lo tenía todo preparado cuando nos desalojaron. Tengo un niño pequeño y quería estar preparada por lo que pudiera pasar. Hay tantos incendios en la sierra... Con el del año pasado nos tuvieron en vilo y pensábamos que con este no iba a pasar nada, pero al final, mira".

Su desalojo también se produjo sobre las 4 de la mañana del viernes, cuando las autoridades fueron casa por casa avisando a los vecinos. "Sobre la 1 de la mañana pensábamos que estaba todo más tranquilo, pero debió cambiar el viento cuando nos fuimos a dormir y a las 4 de la mañana vinieron para decirnos que teníamos una hora para llegar a la plaza y coger el autobús que nos llevaría a Moraleja".

Ella, sin embargo, decidió desplazarse en coche e ir a casa de su familia en Plasencia. "Es muy duro que en el mes de mayo pase esto. Entonces, ¿qué va a pasar en agosto cuando no llueva más?", se pregunta.

Es muy duro que en el mes de mayo pase esto. Entonces, ¿qué va a pasar en agosto cuando no llueva más?"
Incendio en Las Hurdes y Sierra de Gata.
Incendio en Las Hurdes y Sierra de Gata.
CARLOS GÁMEZ

Fue intencionado

En el incendio, que las autoridades creen que fue intencionado, trabajan más de 500 personas para combatir las llamas y sofocar el fuego. "Quien lo provocó sabía muy bien dónde lo hacía y cuándo lo hacía", dijo este viernes Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta. De hecho, Begoña García Bernal, consejera de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, pidió ayuda ciudadana para localizar al autor. "Que todos los que le han visto, porque se le vio, acudan a las fuerzas de seguridad del Estado". 

Aunque este viernes por la tarde la previsión era favorable, el incendio seguía descontrolado por culpa de fuertes rachas de viento que llegaron a superar los 45 km/h. Estefanía García, concejala de Seguridad de Moraleja, temía que lo peor estuviera por llegar. "No pinta bien, por la noche se complica, que es cuando los medios aéreos no pueden trabajar".

Carlota Chiarroni
Coordinadora web '20minutos'

Graduada en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos. Llegué a '20minutos' en 2014, y desde entonces he desarrollado mi carrera en diferentes secciones (Actualidad, Última hora, Cierre de papel, Cultura, Redes sociales...). Portadista desde 2019 y coordinadora de la web desde 2021. Adicta a la Actualidad y apasionada de los temas sociales, los libros y las series.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento