Vicente Amigo: "El trap es necesario como género y como una forma de expresar las cosas"

El guitarrista Vicente Amigo, en el Teatro Real de Madrid.
El guitarrista Vicente Amigo, en el Teatro Real de Madrid.
José González
El guitarrista Vicente Amigo, en el Teatro Real de Madrid.

Sólo se puede aprender si uno no piensa que ya se sabe todo. El camino al virtuosismo solo se puede seguir si se aprende cada día. Al final de esa senda está Vicente Amigo, tocando la guitarra en un claro mientras mira alrededor para ver por dónde seguir andando. El compositor y guitarrista da un concierto único en el Teatro Real de Madrid este viernes 5 de mayo. Hablamos con él sobre la guitarra, su carrera y la humildad.

Tuvo su primera guitarra muy niño, a los 8 años, ¿se le dio bien desde el principio?Yo creo que sí, se me dio bien. Yo prefería desde muy pequeñito jugar a tocar la guitarra que jugar a la pelota o ir con los amigos. La verdad es que creo que se me dio bien desde el principio la música en general. Era un entretenimiento muy ameno para mí. Lo que pasa es que luego la cosa se pone más seria, pero seguimos en eso.

¿En ese camino es más importante el talento o la perseverancia?La dos cosas creo. El don se nota y la perseverancia, también. No sé quién dijo que talento sin trabajo es talento desperdiciado.

¿Tuvo que renunciar a muchas cosas? ¿Hizo sacrificios?Yo desde desde pequeño aún ahora, cuando pasa pasan algunos días que no estoy con la guitarra, que no estoy con esa dedicación, me siento un poco vacío. Se ha convertido en una necesidad. De hecho, cuando voy de vacaciones me llevo la guitarra, aunque no me pongo unas horas de trabajo. Estoy muy acostumbrado a divertirme con ella y a rebuscarme. Además la guitarra y supongo que todos los instrumentos, te pasan factura si los dejas por unos días. Yo necesito todos los días aunque sea un ratito para tocar.

¿Le piden mucho que toque cuando va una fiesta, una comida o una reunión de amigos?De hecho, yo a muchos acontecimientos que me invitan no voy por eso mismo, porque es una pesadilla, es como estar montado en un escenario las 24 horas del día todos los días del año. Algunas veces me han preguntado, ¿y la guitarra? Y les digo "la he quemado" (risas).

¿Alguna vez en todos estos años ha dejado la guitarra de lado, ha habido algún periodo de crisis?Crisis ha habido unas pocas, pero al final en la guitarra y en la música es donde encuentro la medicina que que necesito. Hay crisis porque todos los seres humanos las tenemos y en esto que que yo hago tienes que estar midiéndote constantemente contigo mismo.

¿En qué consisten esas crisis?A veces cansa el afrontar ciertas cosas, como ver si voy a estar a nivel que se espera. Muchas veces es una cosa de uno mismo y hay que hacer un trabajo mental, del coco, más o menos constante, al margen de la guitarra.

No le faltarán halagos de su entorno, así que dudar, ¿es una señal de humildad?Dudar es una realidad, no sé decirte si es humildad o vanidad. Deberíamos aceptarnos un poquito más. En la aceptación está muchas veces la clave de todo.

¿Tocar en el Teatro Real, es especial? ¿Cambia un concierto o las sensaciones cuando es un sitio como ese?Es un sitio de mucho nombre, tremendo, y yo creo que afecta un poco, por la responsabilidad que tiene. Para mí tocar siempre es un reto, en cualquier sitio, pero en el Teatro Real quizá sea un doble reto.

El guitarrista Vicente Amigo, en el Teatro Real.
El guitarrista Vicente Amigo, en el Teatro Real.
José González

¿Le influye la cantidad de espectadores?Yo creo que no, al final el tema es que tú encuentres la libertad que buscas en el escenario. La puedes encontrar aquí y sentirte mejor aquí que en cualquier otro sitio, eso es lo que deseo, lo que desea todo el mundo cuando sale a un escenario como este.

No siempre hace falta letra para contar historias con una canción, ¿verdad?Para nada. Yo soy de los que piensan que la palabra es el hecho. La gente dice que una imagen vale más que mil palabras, pero yo creo que la palabra es el hecho. En mi caso no tengo esa facultad para poder expresar con palabras la verdad, así que la forma más bonita que tengo de hacerlo es con notas, que es muy parecido a hacerlo con palabras.

¿Recuerda algo que le haya dicho alguien acerca de su música, algo que le hiciera sentir o que fuera especial por algún motivo para esas personas?Sí, he vivido muchas cosas, hasta personas que estaban enfermas que me decían que mi música curaba... Se me pone la piel de gallina cuando me encuentro con personas así, o con las que viajan desde otros países, a verme. Me encuentro gente en Francia, en Holanda… que han venido de otros países. Hace poco estuve en un sitio tocando, no recuerdo cual, y había unas personas que habían venido de Brasil al concierto y después se iban. Y eso.. eso me produce vértigo.

Usted tuvo buenos maestros, pero en los colegios la música se enseña con una flauta y poco más…Estaría bien que hicieran más hincapié, sería muy bueno para todos. Para mí habría sido fenomenal, lo que pasa es que yo fui tan cabezón y tan testarudo que sí o sí me puse a tocar (risas). Yo tenía una clase de música muy cortita y sí, con la flauta hacíamos dos cosas y nunca nada más.

¿Cualquier persona puede tocar la guitarra o hace falta tener algo especial para hacerlo?Yo creo que puede tocarla cualquier persona, dedicándole tiempo, claro. Luego está el don, que se nota, pero que aún teniéndolo hay que ponerse a tocar.

Después de tantos años tocando la guitarra, ¿hay cambios físicos?¡Buah! Ahí es donde se nota. Ese es el sacrificio silencioso que uno hace sin darse cuenta, porque cuando te levantas después de cuatro o cinco horas sentado en una postura que no es la correcta para la espalda, pero para tocar sí, es cuando te das cuenta de que van pasando los años y cuando han pasado los años te dices, "yo tendría que haber hecho un poquito de gimnasia para esto". Y ahí está la espalda ya de aquella manera.

¿Tiene una gran colección de guitarras? ¿Quizá alguna guitarra preferida?Tengo una preferida pero por una cuestión de relación estrecha, de mucho tiempo. Estoy tan acostumbrado a ella que parece como que me da miedo coger otra a la hora de la verdad, que es cuando subes al escenario. Para grabar sí que grabo con varias guitarras, pero para tocar en el escenario estoy muy acostumbrado a una guitarra que tengo, ya vieja, que está rota y además tiene ya varias operaciones. 

fotografo: Jose Gonzalez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a Vicente Amigo
El guitarrista Vicente Amigo, en el Teatro Real.
José González

¿Qué le pasó a la guitarra? Un día me senté en la tapa sin darme cuenta, porque me llamaron por teléfono, la dejé en el sofá y al sentarme de nuevo lo hice sobre la guitarra. Tuve que ir de urgencia a Reyes, que en paz descanse, a que me la arreglara, que hubo que cambiar la tapa. Se la encargué a este guitarrero, Reyes, y me acostumbré a ella. He tenido algunas guitarras más de él, quizá hasta mejores, pero es una cuestión de sentimiento, como un zapato con el que te sientes más cómodo.

Ha musicalizado usted a Alberti, a Cavafis… ¿qué tiene la poesía que casa tan bién con la música?La poesía, la matemática, la filosofía… tienen mucho que ver con la música. La poesía es ordenar las palabras con arreglo a la belleza, lo mejor que se pueda y eso mismo hace la música con las notas. La música quizá le deja más libertad al que la recibe para imaginarse lo que sea, no te condiciona.

¿Por qué la música es universal?Buena pregunta esa... La música es una forma de expresar el sentimiento y el conocimiento del ser humano, es algo que da sentido a esto.

¿Qué sintió al ganar el Grammy Latino?Lo que realmente fue muy especial para mí fue la nominación a los Grammy americanos. Están los latinos y los americanos y es algo que a mí no me huele muy bien. Creo que debería de haber unos Grammy y ya está, seas latino o seas de China. No sé por qué hay que encasillar, es como una especie de racismo, me parece, así que cuando me enteré que estaba nominado a los Grammy americanos me emocioné, me pareció tremendo para un disco instrumental. Todos los premios son regalos y son reconocimientos, te estimulan, pero esa nominación fue muy importante para mí.

Tiene medallas al mérito de varias instituciones, muchos premios… ¿qué hace con ellas, las tiene en una vitrina?Las tengo metidas en un cajón (risas), para cuando deje este mundo que se las queden mis hijos.

¿Ellos han heredado el gusto por la música?Sí, tengo un hijo que ha estudiado Producción Musical, pero él, sobre todo se dedica al trap y al rap y lo hace bastante bien, mi hijo Vicente. No sé si es que todavía no ha decidido sacar los temas, pero no sé por qué, porque tiene una pila temas. Y el pequeño está estudiando Artes Escénicas y creo que es lo suyo, porque es un artista que canta bien, baila bien... Esto es un camino largo y hay que echarse al toro y que ponerse ahí delante. Yo no les voy a obligar.

¿Y a usted que le parece lo del trap?A mí me gusta todo. Dentro de cada género hay gente buena y hay temas que escuchas y que dices eso me gusta. Hay cosas que me pone mi hijo y que me gustan. Otras no. Como cualquier otro género. En el flamenco hay gente que me gusta, gente que prefiero a otros y pasa en la música clásica, en el jazz… El trap como género supongo que también será necesario, como una forma de de expresar las cosas. No soy yo quién para decir cómo hay que expresarse, bastante tengo con expresar las mías.

Ha tocado con los más grandes, desde Paco de Lucía a artistas internacionales como Sting, ¿que ha aprendido de todos esos genios?He compartido con ellos algunos momentos muy bonitos y desde luego creo que lo más importante para mí es revolcarme y hacer mi música, creo que es lo más enriquecedor para mí es eso, es aprender todos los días y cada vez que he compartido algo con ellos he tratado de aprender siempre. Yo considero que aprender es el refugio de mi vida.

fotografo: Jose Gonzalez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Entrevista a Vicente Amigo
El guitarrista Vicente Amigo, en el Teatro Real.
José González

Con gente así al lado, ¿es de los que se siente pequeño o de los que se crece?Crecerse… volviendo a esa libertad que uno tiene que sentir para hacer la música bien. Para hacerla, para interpretarla, para hacerla tuya, tiene mucho que ver con con el estado de ánimo y también con la seguridad que sientas. Y eso es una lotería, hay días que te sientes seguro y hay días que cualquier cosa te afecta y que no te deja estar como tú quieres. Todo ese tipo de cosas de compartir con otros músicos está muy bien, pero solo si tienes esa confianza para cerrar los ojos y ser tú. Cómo estés pensando en otra cosa, para mí no sirve. Y si estás pensando en quién es el mejor, tampoco sirve.

¿Qué puede hacer el público para que un artista se sienta más a gusto en el escenario? ¿Es de los que espera mucho aplauso?No, no… Hay veces que he salido al escenario y antes de sentarte están los típicos gritando ¡Olé, maestro! Y yo digo, ¿Olé qué? ¿Si todavía no he hecho nada espérate a ver si hago algo. Eso me descoloca muchas veces… quizás soy un poco raro para eso, hay artistas que les gusta que le estén vitoreando. El aplauso que más me gusta es el que me doy yo cuando sé que he estado bien.

Redactor '20minutos'

Redactor especializado en Televisión, Cultura y Espectáculos, con 19 años de experiencia. Locutor, colaborador televisivo y actor. Licenciado en Ciencias de la Comunicación en la CEU. He escrito guiones de cómic de humor, así como blogs sobre realities, además de en otros campos como la Historia y Fuerzas Armadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento