Una estudiante es condenada a 8 meses de prisión por falsedad documental: cambió las respuestas del examen durante la revisión

Una alumna haciendo un examen
Una alumna haciendo un examen
ISTOCK/ARCHIVO
Una alumna haciendo un examen

Una estudiante de Medicina de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha sido condenada a 8 meses de prisión por falsedad de documentos oficiales, después de cambiar las respuestas de un examen durante su revisión, como así lo confirma la sentencia publicada por el Consejo General del Poder Judicial

Los hechos tuvieron lugar en mayo de 2019, y como consecuencia de estos, la Audiencia Provincial ha confirmado la condena impuesta, a pesar de la defensa presentada por la afectada, quien afirmó ser víctima de una animadversión por parte de la universidad. 

Según la sentencia a la que ha tenido acceso 20minutos.es, la alumna en cuestión se presentó a un examen -30 de mayo de 2019- de "Anatomía III, órganos de los sentidos y la neuroanatomía", perteneciente al itinerario del grado de medicina de la Universidad Autónoma de Madrid. En la celebración de la prueba, la condenada tuvo que ser separada de sus compañeros "porque les estaba intentado copiar".

"Evidencia de animadversión"

Como consecuencia de esta actitud sospechosa, la profesora decidió hacer una fotografía del examen de esta alumna -y de otros dos compañeros más- cuando terminó la prueba. Un día después, la joven acudió a la revisión del examen, pero cuando la profesora comparó este con la prueba que había fotografiado el día anterior, se dio cuenta de que se habían alterado las respuestas de dos preguntas.   

Ante estas acusaciones, la afectada presentó diversos argumentos en su defensa, defendiendo firmemente ser víctima de una animadversión por parte de la universidad "por haber denunciado la manipulación de los datos de sus notas en un curso anterior", así como por haber sido expedientada por parte de la institución, "con intención de expulsarla". 

Asimismo, la defensa de la condena adujo que en ningún caso ella cambió ninguna de las respuestas, algo que tampoco se puede probar "pues se le había instruido a los alumnos que no podían tener dispositivos ni instrumentos de escribir antes de recoger el examen para su revisión". También alegó en su defensa que valoró "incorrectamente" la fotografía que la profesora hizo del examen es una prueba que pudo ser manipulada, ya que los "metadatos son fácilmente manipulables".

8 meses de prisión y multa

Por ello, estos actos han sido penalizados con una condena a 8 meses de prisión por delitos de falsedad documental oficial. Además, también tendrá que cumplir con una inhabilitación especial del sufragio pasivo durante el tiempo de condena, así como una multa de 6 euros diarios durante dicho periodo de tiempo, que conllevan una sanción total de 1.440 euros.

A pesar de los argumentos presentados en dicha defensa, tanto las imágenes de los exámenes como las declaraciones de otros profesores han sido clave, pues "aportan una versión en todo punto incompatible con la pretendida por el apelante". Asimismo, este informe concluye afirmando que, en efecto, se produjo la manipulación de la prueba. "Se produjo la falsificación en el examen por la manipulación y modificación de dos preguntas del mismo". 

Redactor '20minutos'

Graduado en Periodismo por la Universidad Rey Juan Carlos en 2023. Me inicié en algunos medios universitarios escribiendo sobre eventos deportivos. Actualmente escribo en la sección de Última Hora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento