Rebeldes, desafiantes e imprudentes, los perros también pasan por la adolescencia

  • Esta fase vital suele durar alrededor de un año en la vida de un perro. 
Durante la adolescencia los perros se muestran más ingobernables.
Durante la adolescencia los perros se muestran más ingobernables.
Freepic diller. Freepik
Durante la adolescencia los perros se muestran más ingobernables.

Convivir y criar a un perro desde cachorro es, sin duda, una experiencia gratificante —y también desesperante a ratos— para cualquiera. Pero el tierno, cariñoso y torpón cachorro que nos sigue a todas partes puede convertirse, al alcanzar alrededor de seis, siete u ocho meses de edad, en un perro que nos ignora ante los comandos de órdenes, que muestra reacciones desdeñosas y que se vuelve más imprudente y desafiante.

El periodo vital de la adolescencia, que tenemos asociado a la especie humana, también está presente en otros animales, y en 2020, una investigación realizada por un grupo de científicos de la Universidad de Nottingham y de la Universidad de Newcastle encontró evidencias de que los perros pasan por esta etapa pasajera al llegar a la pubertad.

Esta fase, que dependiendo del tamaño de los perros puede aparecer un poco antes o después, suele mostrarse a partir de los seis meses hasta alcanzar el año y medio aproximadamente.

Nos escuchan, pero eligen ignorarnos

Para el estudio, los investigadores evaluaron a un grupo de 285 perros de diferentes edades y analizaron su comportamiento y predisposición a la obediencia. Todos los perros que tenían ocho meses, lo que les sitúa en plena adolescencia canina, mostraron más lentitud para responder a las órdenes o directamente decidían ignorarlas, pese a haberlas aprendido previamente y ser obedientes antes de alcanzar esta edad.

También se incluyó un cuestionario más extenso para los titulares sobre la capacidad de adiestramiento y las reacciones que mostraban los perros en su entorno familiar.

Es importante destacar que, entre los resultados de la investigación, se registró que los perros que tenían vínculos inseguros y poco trabajados con sus cuidadores mostraban antes y con más prominencia los comportamientos asociados a la adolescencia canina. Este dato proporciona, por primera vez, evidencias del impacto de una relación mal construida entre dos especies distintas en esta etapa tan crítica del desarrollo, y cuyos resultados coinciden con estudios de comportamiento en la adolescencia humana y la relación entre padres, madres e hijos. Los investigadores señalan que, al igual que los jóvenes suelen sentirse poco comprendidos por los adultos de su entorno cuando no hay una buena comunicación, los perros que no mantienen una relación estrecha y afectiva con sus titulares parecen reaccionar de igual manera al alcanzar su pubertad.

La autora principal del estudio, la doctora Lucy Asher, sostiene que “es muy importante que los titulares no castiguen a sus perros por desobediencia o se distancien emocionalmente de ellos al alcanzar estos comportamientos adolescentes”, y agrega: “de hacerlo, es probable que empeore los comportamientos problemáticos, tal como sucede en los adolescentes humanos".

Muchos convivientes con perros han experimentado de primera mano que los perros pasan una etapa difícil y desafiante al alcanzar cierta edad, pero este es el primer estudio que confirma esas sospechas. Saber que los perros también pasan por una adolescencia canina es sumamente importante para entender su comportamiento y readaptar nuestro trato hacia ellos, conscientes de que se trata de una etapa pasajera. Especialmente relevante ante el dato de que es la edad en la que muchos perros son abandonados o entregados a perreras por mal comportamiento y los que fueron sus titulares alegan no ser capaces de controlarlos o, lo que es peor, asumir que son malos. Con hallazgos como este estudio, podemos estar más tranquilos y entender que es solo una fase, y por consiguiente, que pasará.

Divulgadora

Empecé Antropología Social y Cultural, tengo el certificado profesional del curso de técnica en gestión medioambiental, el curso “The Truth about Dogs and Cats” de la universidad de Edimburgo y el curso “Capacitación social en educación canina, tenencia responsable y gestión del bienestar animal” de la UNED. Colaboro escribiendo sobre animales en '20minutos', 'Etología Canina' y para la Cátedra de Animales y Sociedad de la Universidad Rey Juan Carlos. He criado con responsabilidad gatos y perros, he sido asistente de tiendas de animales y auxiliar de peluquería canina y felina y me he dedicado a la gestión, atención y mantenimiento de especies animales e instalaciones en núcleos zoológicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento