Nicolas Cage
Nicolas Cage, en el Festival de Cine de Venecia. EFE

Nicolas Cage (Long Beach, 1964) es un hombre peculiar. Estuvo en Venecia para presentar Bad Lieutenant: Port of Call New Orleans, y allá donde va siempre lo hace acompañado de dos guardaespaldas.

Afortunadamente, no se llevó a la serpiente de dos cabezas que tuvo durante el rodaje. Frente a la costa del Adriático, en una carpa, el intérprete galardonado con el Oscar por Leaving Las Vegas atendió a la prensa enfundado en un traje azul oscuro, acompañado de sus gafas de sol.

Interpreta a un personaje que se pasa gran parte de la película drogado, ¿cómo se preparó?
Fue un reto interpretar a un personaje así. Hice algo muy extremo, era la primera vez que interpretaba a alguien bajo los efectos de una droga estando completamente sobrio. Y Werner [Herzog, el director] creía que le daba a la coca. Es una buena señal del trabajo que he hecho.

¿Cuál es su postura frente a las drogas?
Hacen del mundo un lugar infeliz. No puedes negociar nada con gente que va colocada, están en otra esfera. Soy totalmente antidrogas.

Soy totalmente antidrogas¿Ha aportado usted algo al personaje?
Se me ocurrió que al tener una lesión en la espalda tenía una oportunidad de hacer algo que afectara al personaje, a sus movimientos. Quería que caminara de una forma diferente. [En la película, Cage se pasa todo el metraje andando encorvado].

¿Es cierto que conoció a Werner Herzog cuando tenía ocho años?

Sí. Francis [Ford Coppola, su tío] estaba haciendo una fiesta, George Lucas estaba en un coche y Werner apareció con una camiseta y un tatuaje de una calavera. Ése era mi recuerdo de Werner, uno muy lejano.

Es la segunda vez que trabaja con Eva Mendes. ¿Ha notado alguna evolución en su trabajo?
Es muy diferente a Ghost Rider. Ha sufrido una transformación muy positiva, es muy lúcida, capaz de improvisar y sacar lo mejor de sí misma.

Eva Mendes es muy lúcida, saca lo mejor de sí misma¿Qué sensaciones tuvo rodando en New Orleans después del Katrina?
New Orleans es un lugar lleno de magia, de misticismo, una ciudad que primero fue de los franceses, luego de los españoles, y al final la colonizaron los estadounidenses y los esclavos africanos. Es la cuna del jazz, una música que cambió el mundo.

¿Le ayudó estar en New Orleans durante el rodaje?
Quería que mi interpretación tuviera un poco de jazz, como la música. Quería poder salirme del guión y el director me lo permitió; me ayudó a ser más libre con los diálogos.

¿Sintió la magia que comenta en algún momento?
Una noche se me vino a la cabeza la imagen de un águila bicéfala, ¿podría existir algo así? Al día siguiente me llegó un e-mail de un hombre que me quería vender una serpiente de dos cabezas. Quedé con el tipo y la compré. Pensé que la serpiente podía ser mi guardaespaldas en el rodaje y la llevé conmigo.

¿Le gustan los animales?
Los adoro, a todos. Peces, pájaros, ballenas, reptiles, insectos... De hecho, mi dieta, mi publicista se va a volver loco cuando cuente esto, se basa en la dignidad de los animales cuando practican sexo. Hay una dignidad en la forma que lo hacen los peces, los pájaros... Pero los cerdos no la tienen, así que no como cerdo.

Mi dieta se basa en la dignidad de los animales cuando practican sexo¿Qué opina del enfado que tiene el director del Teniente corrupto original, Abel Ferrara, por haber rodado un remake?
Abel es un gran director, me encantan sus películas y Teniente corrupto. Pero son dos cintas diferentes. La primera es una historia judeocristiana, ésta es una historia existencial, un tipo que sobrevive en las calles de New Orleans y que solventa un caso, irónicamente, porque conoce la cultura de la droga.

Se sabe que le gustan las películas de superhéroes, ¿le interesa protagonizar otra?
Ya he hecho mi película de superhéroes. Intento hacer lo que encuentro interesante. Me siento un actor ecléctico, crecí viendo cine de autor y películas de Clint Eastwood y Steve McQueen. Me gusta hacer todo tipo de papeles en vez de hacerlos sólo de un tipo de cine.

Me siento un actor ecléctico. Intento hacer lo que encuentro interesante¿Qué pretende conseguir con su carrera cinematográfica?
Siento que en mi vida quiero hacer películas que puedan hacer bien de alguna manera. Cuando digo que no me interesa lo que diga la gente me refiero a nivel crítico. Pero me interesa la reacción del público. Pienso mucho en la audiencia.

¿Tiene problemas para separar el trabajo de la vida personal?
Solía llevarme a los personajes a casa, pero ya no lo hago. Era muy complicado vivir mi vida y ser actor al mismo tiempo, pero ahora tengo familia, hijos y sé qué hacer cuando llego a casa.

He pasado de ser un anarquista egoísta a preocuparme
de la gente
¿Le costó quitarse ese uniforme antes de llegar a casa?
He pasado de ser un anarquista egoísta a ser alguien que se preocupa de la gente. Me he convertido en un miembro de la comunidad, he dejado de fumar, me abrocho el cinturón. Soy consciente de los sentimientos de los demás. No, no me llevo el personaje a casa para no traumatizar a mis niños.

¿Habla con ellos de cine? ¿Les enseña sus películas?

No hablo mucho de mis películas con mis hijos. Casi no vemos la televisión, no vemos mis trabajos. Intento que tengan la vida más normal posible, aunque parezca una locura y no sea fácil conseguirlo.

¿Cómo se presenta su futuro? ¿Tiene pensado dedicarse a alguna otra actividad artística aparte del cine?
Me gustaría dirigir pero no tengo tiempo para hacerlo, necesitaría un año de mi vida y ahora no lo tengo. Quiero que en un futuro mi vida sea contemplativa. Poder dar un paseo por un bosque en Alemania. Me encantan los bosques.

No hablo mucho de mis películas con mis hijos¿Se considera místico?
Sí. Creo en una filosofía japonesa que dice que tienes que ganarte el derecho a morir, porque la muerte es tu descanso. No pierdas el tiempo. Trabaja, ya sea en actividades ociosas (viajes, admirar la naturaleza, conocer a gente) o en el día a día.

¿Tiene algún secreto para cuidarse?
El agua es una de las claves de la vida sana. Tienes que beber tres litros al día, un litro y medio por la mañana y otro por la noche. Prácticamente todo lo que tienes en el cuerpo es agua, eres como un camello.

BIO. A la hora de dedicarse al cine prefirió cambiar su apellido Coppola por Cage, para conservar en el anonimato su parentesco con el director de cine Francis Ford Coppola. Ha tenido una turbulenta vida sentimental.