Madrid Río culminará este otoño con el jardín sobre la M-30 en los terrenos del Calderón

Madrid Río cerrará este otoño la "brecha" del desaparecido Calderón con el ajardinamiento de la cubierta sobre la M-30
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, en la cubierta de la M-30
EP
Madrid Río cerrará este otoño la "brecha" del desaparecido Calderón con el ajardinamiento de la cubierta sobre la M-30

La culminación definitiva del icónico Madrid Río llegará este otoño con el ajardinamiento de la cubierta sobre la M-30 levantada sobre la huella del ya desaparecido estadio de fútbol Vicente Calderón. Se dará paso de este modo a "una inmensa pradera" de 67.000 m2 en el ámbito Mahou Calderón con 1.200 árboles.

Además, quedarán conectados los barrios de Carabanchel y Arganzuela, según ha dado a conocer el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, desde los terrenos de la operación Mahou-Calderón, "símbolo del desarrollo de Madrid". La conexión se hará por medio de una pasarela peatonal sobre el río Manzanares, en un futuro proyecto, previsto para la próxima legislatura.

Las obras del cubrimiento de la M-30 ya están en su totalidad finalizadas, a falta de unas cuestiones técnicas como la conexión con el resto de sistemas de Calle 30, por eso desde el Consistorio se quieren asegurar que están todas las condiciones para un tratamiento uniforme y homogéneo desde el centro de control, según comentaba en la mañana del miércoles Martínez-Almeida.

Estas obras forman parte del plan de regeneración urbana que se complementa con la creación de más de 1.300 viviendas, de las cuales el 40% estarán destinadas al alquiler.

Un circo romano rodeado de árboles

Debido al cubrimiento de la M-30 y los desniveles que genera, el proyecto  contempla la idea de que el parque se divida en tres zonas. Estas se conectarán a través de una serie de grandes terrazas vegetales que suavizarán las diferencias pendientes y quedarán delimitados por bancos de granito que servirán tanto de contención como de lugares para sentarse a diferentes alturas.

En la zona central, donde se situaba el Vicente Calderón, se pretende crear una pradera con forma de circo romano, rodeado por árboles frondosos. La parte que discurre junto al río Manzanares, que se desarrolla sobre la cubierta, unirá el tramo de Madrid Río al sur al norte mediante un bosque de pinos con un camino transitable para los ciclistas.

Además, se ha previsto "renaturalizar el muro que permite todo el cubrimiento de la M-30",  para ello se plantarán enredaderas y vegetación alrededor, según declaraba Almeida.

También se completará la peatonalización del último tramo del paseo de la Virgen del Puerto para permitir la eliminación del fondo de saco próximo a la rotonda de la calle del Duque de Tovar. Junto a esta calle, se instalarán una escalera y una rampa accesible que conectarán el desnivel generado entre esta zona y la plataforma superior que cubre la M-30. 

El proyecto de la M-30 a su paso por el Calderón
El proyecto de la M-30 a su paso por el Calderón
Carlos Gámez

Madrid Río fue la gran modificación urbanística acometida por el ex alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón. Las obras duraron más de ocho años y finalizaron el 2011, dotando a la ciudad de un extenso parque y de la "playa de Madrid". Con estas obras se culmina uno de los proyectos que más tiempo e inversión se ha dedicado: "Una brecha que se cierra definitivamente", según ha comentado el alcalde.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento