¿Por qué las mujeres usan tacones? Esto es lo que dice la ciencia de la psicología y la comunicación no verbal

Tipos de tacones.
Tipos de tacones.
Carlos Gámez
Tipos de tacones.

Zapatos de tacón... O los amas o los odias pero todas hemos sucumbido a llevarlos. En ocasiones son una auténtica tortura, y cada vez son más las que se rebelan contra su hegemonía en determinadas ocasiones, pero a veces también se convierten en puro elemento del empoderamiento femenino.

Los zapatos de tacón tienen historia, simbología y hasta ciencia. El prestigioso psicólogo Alan Crawley realizó un exhaustivo estudio y repaso de lo publicado al respecto y nos ofrece una interesante perspectiva psicológica y de comunicación no verbal a través de este icónico calzado.

En pleno siglo XXI, los zapatos de tacón altos son considerados un símbolo de sexualidad y poder femenino. Sin embargo, y aunque parezca extraño, en origen eran un accesorio de vestimenta masculina o por lo menos, unisex. Su primer uso registrado data del antiguo Egipto en los pies de miembros de alto estatus social, como un marcador de distinción de clase socioeconómica, especialmente durante las ceremonias. En la antigua Grecia y Roma se volvieron más femeninos. Por ejemplo, una mujer con zapatos de tacón alto en Roma indicaba con ellos que su profesión se relacionaba con la prostitución.

En el siglo XVII la popularidad del zapato de tacón como prenda de equitación se trasladó a Europa, pero rápidamente se convirtió en una señal de estatus social (como en Egipto). ¿La razón? Estos zapatos eran poco prácticos para caminar, por lo que usarlos indicaba que su portador no debía de caminar muy lejos ni hacer tareas complicadas. 

¿Por qué las mujeres usan tacones? Razones evolutivas y culturales

Cuando de emparejamiento y procreación se trata, prácticamente en todas las culturas estudiadas, los hombres se interesan más por el aspecto físico que las mujeres. Lo anterior provoca, casi irremediablemente, que ellas inviertan mayor tiempo y dedicación para cuidar y mejorar su apariencia física a nivel mundial. Así la competencia intra-sexual (entre mujeres) se va incrementando, elevando los estándares y empujando a que las ellas inviertan mayor cantidad de recursos en su apariencia para mantener o mejorar su competitividad en el mercado del emparejamiento.

Cuando de emparejamiento y procreación se trata, los hombres se interesan más por el aspecto físico que las mujeres

Además, hay numerosas investigaciones que revelan el efecto social que provoca que las mujeres lleven zapatos de tacón.

Las mujeres con tacones altos pueden ser más persuasivas. En una investigación publicada por Nicolas Gueguen de la Universidad de Bretagne-Sud se encontró que si una mujer que lleve zapatos de tacón deja caer un guante en la calle, hay un 50% más de probabilidades de que un hombre se agache a recuperarlo, en comparación con usar zapatos planos. La misma poderosa influencia de persuasión se ha encontrado cuando una mujer intenta convencer a un hombre de que complete un formulario en la calle. Al usar tacones altos se duplican las posibilidades de que un hombre se detenga para aceptar el pedido de la mujer.

Otra interesante motivación para usar zapatos de tacón es el efecto que causan en las propias mujeres que se los ponen. En un estudio con mujeres eslovacas se encontró que ellas dicen usar más frecuentemente tacones altos cuando tienen citas con hombres atractivos en comparación con hombres no tan atractivos. La preferencia por estos zapatos puede deberse a que usarlos aumente la autoestima, la autoconfianza o la belleza autopercibida de las portadoras, pero no lo sabemos con seguridad.

A nivel físico, numerosos artículos científicos resultan en que la misma mujer con tacones se percibe más bella que sin ellos. Usar tacón resalta las nalgas y pechos. Incrementa la estatura. Da la apariencia de que las piernas son más largas y más esbeltas, y los pies más pequeños, ambos atributos visualmente atractivos para los hombres. Crean una lordosis en la espalda baja que se valora como atractiva. Además, los tacones modifican la forma de caminar al exagerar el vaivén de cadera, lo que maximiza la diferencia entre el andar masculino y el femenino. Por último, potencialmente puede que quien los use parezca menos pesado.

La respuesta completa a la pregunta ‘por qué las mujeres usan tacones’ es que modifican la apariencia física de las mujeres haciéndola más atractiva, principalmente para el sexo opuesto. Cambian la forma y proporciones de partes del cuerpo que se asocian con mayor belleza y salud. Enfatizan aspectos físicos de la mujer destacando las diferencias de género secundarias y modifican completamente la kinésica corporal del caminar, haciendo así no solo más evidente los contrastes entre hombre y mujer sino además resaltando aspectos visuales femeninos y sensuales. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento