Ghislaine Maxwell habla desde la cárcel de sus encuentros con Isabel II

La antigua socia de Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, en 2015.
La antigua socia de Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, en 2015.
Patrick McMullan / Getty

La semana próxima, el diario británico Daily Mail sacará una larga entrevista que ha concedido Ghislaine Maxwell desde detrás de los barrotes de la celda de la prisión de Florida donde cumple la condena de 20 años por su implicación en la trama de pedofilia y trata de mujeres del multimillonario y amigo y socio suyo Jeffrey Epstein. En ella, no ha dudado en hablar de un dato muy importante: llegó a conocer a la reina Isabel II.

Maxwell, quien no solo fue mano derecha del banquero sino que tenía amistades importantes como Bill Clinton o Donald Trump, ha explicado desde el Tallahassee Federal Correctional Institute que ella pudo ir a palacio gracias a su amistad con la que ahora es considerada la oveja negra de la familia real británica -incluso por encima del príncipe Harry-: el príncipe Andrés, duque de York.

El tercer hijo de la monarca, implicado en un importante caso de abusos sexuales a una menor, Virginia Giuffre, razón por la que su madre le apartó de La Firma y decisión que su hermano, Carlos III de Inglaterra, no ha revocado -ni ha tenido la intención de- en los meses que lleva en el trono, fue su cicerone cuando llegó a Buckingham Palace.

"Pensé que la Reina era una de las mujeres más excepcionales que he tenido el honor y el privilegio de conocer", ha declarado Maxwell, de 61 años, así como que hablar con la soberana sobre el amor que ambas sentían por los caballos y por las carreras de los ídems fue "uno de los mayores honores" de su vida.

Ghislaine, de quien se dice que pronto presentará una apelación contra su condena, alegando entre otras cosas que existe un complot para asesinarla mientras se encuentra en prisión por las conexiones que sabe, asegura que Isabel II tenía un "brillo" en los ojos que la caracterizaba en las distancias cortas y dice que se vio a sí misma "profundamente apenada" cuando de la muerte de la Reina el año pasado.

Asimismo, el periódico ha detallado todas las ocasiones en las que el príncipe Andrés invitó a Ghislaine y a Jeffrey a los palacios de la corona, desde la reunión más íntima que vivieron en el verano de 1999 en Balmoral -y se cree que la reina estaba en esos momentos en dicha residencia- hasta la fotografía de la pareja en la cabaña de troncos de la finca Highland o el 40º cumpleaños de Andrés en el Castillo de Windsor, que acabó el día siguiente con un día de carreras en Ascot.

La entrevista, además, es a cargo de Daphne Barak, quien es conocida por sus reportajes y documentales en profundidad sobre Nelson Mandela, Amy Winehouse, Donald Trump, Hilary Clinton, Johnny Depp o Michael Jackson.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento