Qué son los extraños hilos que aparecen en nuestra galaxia

Los filamentos magnéticos a gran escala
Los filamentos magnéticos a gran escala
Rudnick y colaboradores, 2022

El pasado mes de enero de 2022, un equipo de expertos de la Universidad de Northwestern captaba una nueva imagen sin precedentes del centro turbulento de la galaxia de la Vía Láctea, que mostraba casi 1.000 filamentos, con una longitud de hasta 150 años luz, que colgaban de manera misteriosa en el espacio.

Fue en la década de 1980 cuando el investigador Farhad Yusef-Zadeh descubrió que "los filamentos magnéticos comprendían electrones de rayos cósmicos que hacen girar el campo magnético a una velocidad cercana a la de la luz", aunque su origen seguía siendo un misterio sin resolver, explicaban entonces en un comunicado.

Cuál es su origen

"Hemos estudiado los filamentos individuales durante mucho tiempo con una visión miope. Ahora, finalmente, vemos el panorama general: una vista panorámica llena de una gran cantidad de filamentos. Solo examinar unos pocos filamentos hace que sea difícil sacar una conclusión real sobre qué son y de dónde provienen. Este es un hito en la mejora de nuestra comprensión de estas estructuras", destacaba el doctor Farhad Yusef-Zadeh.

Ahora, en una reciente investigación publicada en 'The Astrophysical Journal Letters', los autores proponen que estos filamentos podrían ser el resultado de una interacción entre el viento y las nubes a gran escala, o bien, podrían surgir por una turbulencia dentro de un campo magnético débil. 

"Sabemos mucho sobre los filamentos en nuestro propio Centro Galáctico, y ahora los filamentos en las galaxias exteriores están comenzando a aparecer como una nueva población de filamentos extragalácticos", señala Zadeh. "Los mecanismos físicos subyacentes para ambas poblaciones de filamentos son similares a pesar de los entornos muy diferentes. Los objetos son parte de la misma familia, pero los filamentos fuera de la Vía Láctea son primos lejanos más antiguos en el tiempo y en el espacio".

Cuáles son sus características

Los filamentos recién descubiertos "residen dentro de un cúmulo de galaxias, una maraña concentrada de miles de galaxias ubicadas a mil millones de años luz de la Tierra", explican en un comunicado reciente. Algunas de estas galaxias son "radiogalaxias activas" que podrían explicar la formación de filamentos magnéticos a gran escala.

En este sentido, los filamentos fuera de nuestra Vía Láctea son más grandes, entre 100 y 10.00 veces más largos. También son más antiguos y sus campos magnéticos más débiles. "La mayoría de ellos cuelgan curiosamente, en un ángulo de 90 grados, de los chorros de un agujero negro hacia la vasta nada del medio intracúmulo, o el espacio encajado entre las galaxias dentro del cúmulo", aclaran.

Pero lo más llamativo es que la población de filamentos recién descubierta tiene la "misma relación largo-ancho que los filamentos de la Vía Láctea" y ambas poblaciones "parecen transportar la energía a través de los mismos mecanismos".

En este nuevo artículo, los investigadores plantean la hipótesis de que los orígenes de dichos filamentos podrían resultar de una simple interacción entre el viento galáctico y un obstáculo, como puede ser una nube. "Cuando la galaxia se mueve, crea viento que podría estar empujando a través de lugares donde las partículas de rayos cósmicos están bastante sueltas. Barre el material y genera una estructura filamentosa", explican.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento