Un informe revela acoso sexual a las mujeres y actitudes machistas entre el personal de las bases australianas en la Artártida

Imagen de la División Australiana Antártica (ADD, por sus siglas en inglés) obtenida de su web.
Imagen de la División Australiana Antártica (ADD, por sus siglas en inglés) obtenida de su web.
ADD WEB

Un informe sobre la cultura laboral en las bases australianas en la Antártida reveló que las mujeres son víctimas de acoso sexual y abundan los comentarios y las actitudes homófobas en estos remotos centros de trabajo.

"Me he quedado estupefacta al leer algunos de los informes que hablaban de material pornográfico en las paredes (porque) realmente pensaba que habíamos erradicado esto de los australianos hace décadas", dijo anoche la ministra de Conservación, Tanya Plibersek. 

El informe interno, que fue ordenado por la División Australiana Antártica (ADD, siglas en inglés) y fue publicado el jueves en el portal del Ministerio de Cambio Climático, Energía, Ambiente y Agua, indica que las mujeres de estas bases se sienten obligadas a esconder que están menstruando para evitar burlas de sus compañeros. 

"Las mujeres sufren diversos tipos de acoso, como contactos físicos o gestos no deseados, peticiones de sexo no deseadas, comentarios sexuales, bromas o insinuaciones, preguntas intrusivas, exhibición de material ofensivo o pornográfico e insultos o burlas por motivos de sexo e invitaciones no deseadas", indica el reporte elaborado por la académica Meredith Nash. 

El estudio concluye que la desigualdad de género y la falta de diversidad en la ADD son factores que contribuyen a que las mujeres se sienten excluidas o inseguras en estos lugares de trabajo dominados por una cultura machista

Largos periodos compartiendo espacio

El informe propone 42 recomendaciones, entre ellas la creación de mecanismos para denunciar y prevenir los acosos sexuales en las cuatro remotas bases de la Antártida y sub-Antártida (Mawson, Davis, Casey y la de la Isla Macquarie)

En estas bases, que acogen a unas 500 personas en el verano austral y 80 en el invierno, las víctimas deben pasar largos períodos de tiempo en los mismos espacios compartidos con sus presuntos agresores. 

La ministra recalcó que el Gobierno del primer ministro Anthony Albanese ha implementado una "respuesta de tolerancia cero ante el acoso sexual en cualquier lugar de trabajo del que sea responsable". 

Australia reforzó su política contra el acoso laboral en los centros de trabajo después de que la exasesora del Partido Liberal Brittany Higgins denunciara el año pasado que fue violada por un antiguo compañero en una de las oficinas del Parlamento en 2019. 

Su denuncia destapó una serie de presuntos casos en la política australiana y motivó a revisar los mecanismos para proteger a las mujeres en los centros de trabajo y la cultura laboral.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento