El inmenso cabreo en la familia real danesa por la última decisión de la reina Margarita

Margarita II de Dinamarca en octubre de 2018
Margarita II de Dinamarca en octubre de 2018
Aller Media / MEGA

Este miércoles, la reina Margarita de Dinamarca ha tomado una decisión que si bien está en consonancia con lo que están haciendo otras casas reales europeas, no están sentando nada bien entre sus familias. Y en especial, lo que ha hecho la monarca escandinava ha molestado a su hijo, Joaquín de Dinamarca, y a su actual esposa, Marie Cavallier, pero, sobre todo, a su exmujer, Alejandra de Frederiksborg.

Desde 2008, cualquiera de los descendientes de la monarca tiene el título de Conde y Condesa de Monpezat, pero, a partir del 1 de enero de 2023, ese será el único rango que posean dentro de la familia real. "Su Majestad ha decidido que a partir del 1 de enero de 2023, los descendientes de Su Alteza Real el Príncipe Joaquín solamente pueden usar sus títulos como Conde y Condesa de Monpezat [...]. Sus descendientes deberán ser tratados en adelante como Excelencias", ha asegurado en un comunicado, entendiéndose que ya no podrán ser nombrados como príncipes o princesas

"La decisión de la Reina va en la línea de adaptaciones similares que han implementado de diferentes formas otras casas reales en los últimos años", ha añadido, así como que los cuatro hijos del príncipe Joaquín, hermano pequeño del heredero Federico de Dinamarca, mantienen su puesto en la sucesión al trono.

"Con esta decisión, Su Majestad la Reina pretende crear un marco en el que los cuatro nietos puedan erigir sus propias vidas con mayor libertad sin verse limitados por las especiales consideraciones y obligaciones que implica una afiliación formal a la Casa Real como institución", finaliza el comunicado.

Es decir, que tanto los hijos que tuvo Joaquín con Alejandra de Frederiksborg, los jóvenes Nicolás y Félix, nacidos en los veranos de 1999 y 2002, respectivamente, y los pequeños Enrique y Atenea, que tuvo en 2009 y 2012 con Marie de Dinamarca, son quienes a partir del año que viene dejarán de ser miembros activos de la monarquía.

Una noticia que ha sentado, según explica el medio danés Billet Bladet, realmente mal a Alejandra de Frederiksborg, quien no se lo esperaba en absoluto, a la que no había avisado su exmarido de las intenciones de su madre y que aún está en estado de shock.

La propia jefa de prensa de la condesa de Frederiksborg ha admitido que el sentimiento de aflicción es común en todos los adultos y que están realmente conmocionados. "Todos estamos un poco confundidos por la decisión. Tristes y en estado de shock. Los niños se sienten marginados. No pueden entender por qué les están quitando su identidad", ha dicho.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento