Crisis en el Govern 

Aragonès da un golpe en la mesa y cesa a Puigneró por "falta de confianza"

El president de la Generalitat, Pere Aragonès, durante su comparecencia.
El president de la Generalitat, Pere Aragonès, durante su comparecencia.
Quique García / EFE
El president de la Generalitat, Pere Aragonès, durante su comparencia.
EUROPA PRESS

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, anunció este miércoles la destitución fulminante del vicepresident, Jordi Puigneró, por "pérdida de confianza" tras la amenaza de una moción de confianza desde las filas postconvergentes. En una comparecencia a última hora de la noche y tras una larga jornada de reuniones, Aragonès comunicó la destitución de Puigneró y pidió "disculpas" a la ciudadanía por la imagen del Govern tras las disputas internas con Junts. El president también instó a sus socios a presentar un nuevo candidato para ocupar el puesto de Puigneró.

Durante el día, Aragonès ya había planteado un ultimátum a sus socios de Govern de Junts para que sigan en el ejecutivo o vayan a la oposición. Y es que precisamente el hecho de que el vicepresidente Puigneró, máximo representante de JxCat en el Govern, supiera que su partido iba a plantear una cuestión de confianza el pasado martes en el Parlament y no advirtiera a Aragonès con antelación, generó malestar y desconfianza en ERC al considerarlo un acto de deslealtad hacia el president.

"Es una decisión que me duele", afirmó el jefe del ejecutivo catalán en su comparecencia, pero insistió en que está motivada por la "pérdida de confianza" en su figura tras no informarle de la cuestión de confianza: "No fui informado de que se iba a solicitar". Si esta prosperase, implicaría "el fin del Govern y el cese del president en unos momentos tan difíciles para Cataluña a nivel económico y social", continuó el president, que aseguró tomar esta decisión pensando en el bien de todos los ciudadanos.

Antes de esa comparecencia, Aragonès y el secretario general de Junts, Jordi Turull se reunieron en el Palau de la Generalitat en un largo encuentro desde las 19.00 horas que terminó pasadas las 23.00 h, una reunión a la que se sumó a última hora la presidenta de Junts, Laura Borràs.

Y es que el día transcurrió entre reuniones. A primera hora de la mañana el president suspendió su agenda, se reunió durante la mañana con su núcleo más estrecho, incluida la vicepresidenta Laura Vilagrà, y convocó para las 17.00 horas una reunión extraordinaria del Govern, en la que están presentes todos los consellers, para abordar la crisis con Junts.

La crisis la originó la propuesta sobre la cuestión de confianza que el pasado martes lanzó el portavoz de Junts, Albert Batet, durante el Debate de Política General en el Parlament.

Así, el primero de los encuentros encaminados a analizar y resolver la crisis fue por la mañana en el Palau de la Generalitat con su equipo más estrecho. En la reunión estuvieron presentes la consellera de Presidència, Laura Vilagrà, y los máximos dirigentes de ERC. Aragonès les trasladó que no pensaba presentar una cuestión de confianza, y consideró que, planteando este escenario, Junts le estaba retirando precisamente la confianza al Govern y, concretamente, al jefe del ejecutivo.

El presidente de la Generalitat decidió convocar a las 17.00 horas una reunión extraordinaria del Govern con la presencia de todos los consellers.

El vicepresident del Govern y conseller de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró (Junts) junto al conseller de Salut, Josep Maria Argimon, dirigiéndose a la reunión de este miércoles por la tarde en el Palau de la Generalitat.
El vicepresident del Govern y conseller de Polítiques Digitals, Jordi Puigneró (Junts) en el centro de la imagen junto al conseller de Salut, Josep Maria Argimon (izquierda), dirigiéndose a la reunión de este miércoles por la tarde en el Palau de la Generalitat.
QUIQUE GARCÍA / EFE

Ante esta circunstancia, los representantes de Junts en el Govern se reunieron durante la comida con los dirigentes del partido Laura Borràs, Jordi Turull, Albert Batet y Josep Rius. Pocos minutos antes de las 17.00 horas, el vicepresidente, Jordi Puigneró, y el resto de consellers de Junts entraron en grupo en el Palau de la Generalitat para asistir al Consell Executiu.

Puigneró es el máximo representante de JxCat en el ejecutivo, y el hecho de que supiera lo que iba a decir Batet y no advirtiera a Aragonès con antelación, generó tanto malestar en las filas republicanas como la propia cuestión de confianza.

El descontento con Puigneró era aún mayor teniendo en cuenta que los republicanos aseguraron que el vicepresidente sí fue informado con antelación de la propuesta que formuló este martes Aragonès en su discurso en el Debate de Política General, sobre un referéndum pactado con el Estado en base a un "acuerdo de claridad" como el que aprobó Canadá para resolver la cuestión de Quebec.

En esta tesitura, en un determinado momento del Consell Executiu, el presidente preguntó uno a uno a los siete consellers y conselleres de Junts si conocían la propuesta del grupo parlamentario de poner la cuestión de confianza encima de la mesa y, finalmente, si están de acuerdo o no.

La reunión extraordinaria acabó a las 19 horas con la exigencia de Aragonès a los siete consellers de Junts de expresar hasta dónde llega su compromiso con el proyecto soberanista que lideran conjuntamente al frente de la Generalitat.

Los consellers de Junts matizaron que se deben a las dinámicas que marca su formación y defenderán la cuestión de confianza propuesta por Albert Batet en caso de que no se cumpla el acuerdo de legislatura pactado. El comunicado enviado por el partido tras la reunión en el Palau expresó que "los consellers de Junts, de manera unánime, han apostado por el cumplimiento del acuerdo firmado entre Junts y ERC para garantizar la estabilidad y la lealtad del ejecutivo".

La expresidenta del Parlament, Laura Borràs, y el secretario general de Junts, Jordi Turull, asistiendo en la tribuna de invitados al Debate de Política General del Parlament del pasado martes.
La expresidenta del Parlament, Laura Borràs, y el secretario general de Junts, Jordi Turull, asistiendo en la tribuna de invitados al Debate de Política General del Parlament del pasado martes.
ACN
Mostrar comentarios

Códigos Descuento