La DGT alerta del 'efecto elefante' al volante: qué es y por qué es peligroso

Imagen de una autovía con tráfico
ARCHIVO

Cuando vamos a emprender un viaje o un trayecto corto, es importante que las cosas de peso que transportemos vayan en su lugar adecuado, esto es: el maletero. De no hacerlo así, se corre un gran peligro.

Se trata del llamado 'efecto elefante'. Según la DGT, "cualquier objeto que viaje suelto en un automóvil continúa su marcha hacia delante y multiplica, por efecto de la velocidad, la fuerza con la que golpearía a cualquier ocupante hasta por cuarenta veces su peso a tan solo 50 kilómetros por hora".

Por eso, la DGT especifica que "la carga transportada en un vehículo, así como los accesorios que se utilicen para su acondicionamiento o protección, deben estar dispuestos y, si fuera necesario, sujetos de tal forma que no puedan: arrastrar, caer total o parcialmente o desplazarse de manera peligrosa, comprometer la estabilidad del vehículo o producir ruido, polvo u otras molestias que puedan ser evitadas".

El peligro no es exclusivo de los objetos. "Un niño de tres años cuyo SRI (sistema de retención infantil) estuviera mal anclado y viajara en el asiento trasero, en caso de accidente, golpearía al ocupante —o conductor— de los asientos delanteros con la misma fuerza que si se hubiera convertido en una jirafa (a 50 km/h) o en un elefante (90 km/h), en el denominado efecto elefante".

Las multas que se contemplan si las cargas en los asientos traseros no van bien colocadas o sujetadas y con la posibilidad de que se desplacen bruscamente en caso de frenazo, pueden ir de los 200 euros hasta los 4.000.

En caso de llevar mucho equipaje, la DGT recomienda la utilización de un remolque ligero u otros dispositivos de carga como cofres, remolques, portabicicletas o portaesquís.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento