El incendio de Granada obliga a decretar el nivel 1 y a confinar dos núcleos de población

Incendio forestal en el paraje Los Guájares, en las comarcas granadinas de la Costa y Lecrín.
Incendio forestal en el paraje Los Guájares, en las comarcas granadinas de la Costa y Lecrín, este lunes.
PEPE TORRES / EFE

La Junta de Andalucía decretó este lunes por la noche el nivel 1 del Plan de Emergencias por Incendios Forestales debido al fuego que permanece activo desde el jueves pasado en la zona de Los Guájares (Granada), y han sido confinados los núcleos poblacionales de Acebuches e Ízbor.

El nivel 1, que fue activado poco antes de las 21:00 horas por el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Antonio Granados, se decreta en aquellos incendios que pudiendo ser controlados con los medios de extinción previstos en el Plan Infoca se prevé, por su posible evolución, la necesidad de la puesta en práctica de medidas para la protección de las personas y de los bienes.

La dirección del plan confinó en prevención las localidades de Acebuches e Ízbor, ambas pertenecientes al término municipal de El Pinar, para garantizar la seguridad en la zona, ha informado la Junta de Andalucía.

El alcalde de El Pinar, Francisco Titos, al que pertenecen estos dos núcleos poblacionales, señaló a Efe que existe gran preocupación entre los vecinos (aunque hay 200 personas censadas, residen habitualmente unas 150).

Esta situación llevó al propio alcalde a aconsejar a aquellos vecinos que tengan una segunda residencia o familiares con quienes pasar la noche que saliesen voluntariamente de estos pueblos, lo que había hecho ya algo más de un centenar, según ha explicado.

Al resto, en algunos casos personas con algún tipo de minusvalía o movilidad reducida, se les pidió que estuviesen localizados por si a lo largo de las próximas horas fuera necesario desalojarlos.

En la zona hay desplegados para ello efectivos de Protección Civil y del Parque de Bomberos de Motril, cuya actuación no había sido necesaria aún este lunes por la noche.

Momentos de "pánico"

Titos comentó que en determinados momentos de este lunes por la noche, coincidiendo con algunos remolinos de viento y la caída de algunas pavesas, se vivieron momentos de "pánico", sobre todo teniendo en cuenta que las llamas, aunque no estaban lo suficientemente cerca del pueblo como para tener que desalojarlo, eran "perfectamente visibles".

En cuanto a la situación de las carreteras, este lunes por la noche permanecían cortadas al tráfico la GR-3204 del kilómetro 10 al 24, en ambos sentidos, así como la N-323, entre los municipios de Ízbor y Vélez de Benaudalla, de los kilómetros 165 al 178.

El incendio, que ha afectado ya a unas 4.000 hectáreas en cuatro municipios granadinos entre las comarcas de La Costa y Lecrín, comenzó a mediodía del pasado jueves y continúa activo.

Orografía muy compleja

Los efectivos del Plan Infoca siguen trabajando para lograr la extinción de las llamas en un terreno con una orografía muy compleja y en el que las condiciones meteorológicas, especialmente las del viento, no ayudan a las labores de control, en las que se empleaban este lunes por la noche 180 bomberos forestales, además de cerca de una veintena de especialistas, siete vehículos autobomba, cinco bulldózer, una unidad meteorológica, otra médica y dos de análisis.

Tras conocer que se había decretado el nivel 1 y el confinamiento de dos núcleos poblacionales, el presidente de la Diputación de Granada y secretario provincial del PSOE, José Entrena, se preguntó en Twitter si la llegada de refuerzos terrestres y aéreos que podrá implicar esta declaración de emergencia no se debería haber pedido antes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento