Ventilador o aire acondicionado: qué gasta más y cuánto supone en la factura

Una persona enciende el aire acondicionado, en una imagen de archivo.
Una persona enciende el aire acondicionado, en una imagen de archivo.
FREEPIK

En uno de los veranos más calurosos que se recuerdan, el debate en muchos hogares ha estado ahí: optar por el aire acondicionado o usar un ventilador. Ambas son dos grandes opciones para combatir las altas temperaturas y buenos aliados en los espacios más habituales de casa. ¿Cuál de los dos gasta más? La respuesta no es sencilla.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha publicado una guía para mostrar cual es la opción más conveniente según el caso al que se enfrente cada persona. Aunque no se trata de productos comparables, sí que es cierto que podemos tener en cuenta una serie de factores para elegir uno u otro sistema para nuestro hogar.

La OCU asume una serie de parámetros para poder comparar ambos sistemas. En cuanto al consumo, lo primero que debe tenerse en cuenta son las horas estimadas de funcionamiento de cada uno. Mientras que en un día laborable se estima que la mayoría usa ambos unas cuatro horas de media en horario vespertino, mientras que en la noche el aire acondicionado no pasa de ponerlo un máximo de dos horas cuando el ventilador es fácil que pueda estar en funcionamiento toda la noche. El fin de semana las cuatro horas diurnas suelen doblarse hasta las ocho en ambos casos.

De esta forma, se estima un uso medio mensual del aire acondicionado de 200 horas por una 340 de un ventilador. A partir de ahí hay que establecer que los dos sistemas no consumen lo mismo. Tampoco si solo hablásemos de aire acondicionados o ventiladores por separado, ya que hay diferentes gamas con potencias muy diferentes en ambos casos.

Así, la OCU establece las diferencias tomando como referencia estancias de 20 m2, un ventilador de techo de diámetro de 132 cm y un equipo de aire acondicionado tipo Split de 2,5 kW de potencia térmica. Y la conclusión es obvia: lo que menos gastará siempre será un ventilador muy eficiente y lo más caro resultará el aire acondicionado poco eficiente.

Para modelos muy eficientes, la OCU establece un consumo mensual en ventiladores de techo de 8,5 kWh y en aires de 83 kWh, lo que en la factura se traduciría en 2,55 euros en el primer caso y 25 euros en el segundo.

Si se realiza la misma comparación en modelos poco eficientes, el consumo mensual de ventiladores sería de 34 kWh y en aires de 178 kWh, lo que acabaría con un precio en la factura de 10,20 euros en el primer caso y 53,57 en el segundo.

En definitiva, el consumo mensual del aire acondicionado será el doble o el triple que el de un ventilador de alta potencia, aunque el informe de la OCU deja claro que un equipo de aire acondicionado eficiente puede resultar una opción rentable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento