El Tribunal Supremo descompone el mapa del aborto en EE UU: 'santuarios', leyes sobre el latido y 26 estados listos para prohibirlo

Miles de personas protestan en Washington ante el Tribunal Supremo.
Miles de personas protestan en Washington ante el Tribunal Supremo.
EFE

No por esperada, la noticia resultó menos impactante. El viernes pasado, el Tribunal Supremo anuló el caso Roe contra Wade, el caso judicial que hace casi 50 años legalizó el derecho al aborto en Estados Unidos. En 1973, la Corte Suprema norteamericana dictaminó que la Constitución del país protegía la libertad de una mujer embarazada para elegir abortar sin demasiadas restricciones. Eso es lo que se acaba.

Las personas de color y las de escasos recursos económicos serán las que más sufran las consecuencias"

"Esta decisión supone un golpe devastador para la libertad reproductiva en Estados Unidos", dijo el fiscal general Merrick Garland en un comunicado. "Tendrá un efecto enormemente desproporcionado: las personas de color y las de escasos recursos económicos serán las que más sufran las consecuencias". Se calcula que más de la mitad de los Estados prohíban o restrinjan severamente el acceso al aborto tras la decisión del Supremo.

Como resumió el juez Samuel Alito, encargado de redactar el auto del tribunal, desde ahora "los Estados pueden regular el aborto". Y algunos, los especialmente conservadores, llevan años preparándose para la posibilidad de que Roe contra Wade fuera anulado.

Estos Estados tenían ya redactadas y listas leyes para prohibir inmediatamente los abortos dentro de sus fronteras una vez que se revocara la decisión. Nacen ahora los que los medios americanos han llamado "Estados santuario", lugares que establecieron un marco legal para proteger el derecho al aborto, aunque Roe contra Wade fuera anulado. Es el caso de Nueva York. Y luego están los Estados donde el aborto no está protegido legalmente, pero tampoco está expresamente prohibido.

Pero incluso dentro de estos tres tipos, el momento del embarazo en el que se prohíbe el aborto varía. Varios Estados prohíben esencialmente cualquier aborto, excepto en los casos en que el embarazo ponga en peligro la vida de la madre. Otros han elaborado proyectos de ley sobre el "latido del corazón", que ilegalizan el aborto a las seis semanas (antes de que el embrión desarrolle realmente un corazón). En la mayoría de los Estados que prohíben el aborto, la fecha límite no es posterior a las 15 semanas de embarazo.

Miles de personas a favor del derecho a abortar protestan en Los Ángeles (California) tras la decisión del Tribunal Supremo.
Miles de personas protestan en Los Ángeles tras la decisión del Supremo.
EFE/EPA/E.LAURENT

Un análisis realizado por el Guttmacher Institute reveló que 13 Estados tienen "leyes de activación" establecidas para prohibir automáticamente los abortos en las horas, días o semanas posteriores a la sentencia del Tribunal Supremo. Según la directora general del instituto, Herminia Palacio, "es seguro o probable que 26 Estados prohíban el aborto en toda su extensión".

Cómo queda el mapa del aborto en EE UU

Estados que ya han prohibido el aborto

Tras conocerse el fallo contra Roe contra Wade, el aborto ya es ilegal en Misuri, Texas, Kentucky, Luisiana y Dakota del Sur.

Estados que lo van a hacer en los próximos días

Tienen leyes ya redactadas y que sólo esperaban la decisión de la Corte Suprema para ser de aplicación: Arkansas, Idaho, Misisipi, Dakota del Norte, Oklahoma, Tennessee, Utah y Wyoming.

Estados que adoptan restricciones

Arizona, Georgia, Iowa y Michigan tenían aprobadas restricciones que ahora ya pueden entrar en vigor.

Estados que mantienen el derecho

En este momento hay 16 Estados que han aprobado leyes que refuerzan el derecho al aborto de las mujeres. Son: California, Colorado, Connecticut, Delaware, Hawái, Illinois, Maine, Maryland, Massachusetts, Nevada, Nueva Jersey, Nueva York, Oregon, Vermont, Rhode Island y Washington.

Casi un milón de abortos al año

En Estados Unidos se practicaron 862.320 abortos en 2017, cifra que llegó en 2020 a 930.160, según Guttmacher Institute. El 18,4% de los embarazos fueron interrumpidos en 2017, pasando al 20,6% en 2020. El método más usado ha sido la píldora abortiva (54% de los abortos).

Según el Centro para el Control de Enfermedades de EE UU (CDC), aproximadamente uno de cada seis embarazos termina en aborto y más del 90% ocurre en el primer trimestre. Más de la mitad de las mujeres que abortan ya son madres y, para la mayoría, es su primer aborto. Además, la mitad de las mujeres que abortaron en 2019 en los Estados del sur eran negras e hispanas.

En cualquier caso, en muchos partes de EE UU el derecho al aborto era sólo teórico. En 2017, el 89% de los condados del país no tenían ningún lugar al que acudir para practicar un aborto. Ya era difícil, ahora, aún más.

No todas podrán ir al Estado de Nueva York, donde se calcula que han abortado más de 200.000 mujeres de otros estados. En ese sentido llama la atención la iniciativa de Disney, Netflix y otras compañías de Hollywood, que anuncian que costearán los viajes entre Estados para poder abortar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento