La L5 del metro de Barcelona estará cortada hasta el 31 de agosto: todas las alternativas de transporte

Se podrá optar por otras líneas de metro, autobuses regulares o buses lanzadera.
Se podrá optar por otras líneas de metro, autobuses regulares o buses lanzadera.
Henar de Pedro
Se podrá optar por otras líneas de metro, autobuses regulares o buses lanzadera.

Verano difícil para los usuarios de la línea 5 (L5) del metro de Barcelona, después de que también lo fuera la Semana Santa. Como ocurrió entonces, la circulación quedará interrumpida en el marco de unas obras de renovación integral de un tramo de vía de tres kilómetros, pues se iniciará la segunda y última fase de los trabajos. Las afectaciones empezarán este viernes 1 de julio y terminarán el 31 de agosto.

Del 1 al 31 de julio, no habrá trenes de La Sagrera a Horta, para renovar la vía entre Congrés y Vilapicina. A partir del 1 de agosto y hasta el 31 de ese mes, el tramo afectado será mayor: la línea no circulará de La Sagrera al Carmel, con el fin de hacer también la vía nueva de Vilapicina a Horta.

Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) prevé que las interrupciones del servicio afecten a entre 19.000 y 23.000 usuarios en julio y a entre 10.000 y 12.000 en agosto.

Las obras de renovación de la vía de la L5 que empezaron en Semana Santa tendrán un coste total de 15 millones de euros y servirán, sobre todo, para solucionar problemas de vibraciones en la superficie, que generan quejas vecinales. 

También permitirán reducir el número de incidencias y ofrecer "más frecuencia" en un futuro, según TMB. Ahora los trenes de la L5 -36 en hora punta de la mañana- pasan cada dos minutos y 30 segundos. Esto hace que la línea tenga "una de las frecuencias más altas de Europa", y así y todo, la idea es incorporar más vehículos en un futuro.

Las alternativas de transporte

Como método alternativo de transporte, TMB recomienda usar otras líneas de metro (la L1, L2, L3 y L4), que reforzarán su frecuencia de paso entre un 6 y un 20%, en función de los horarios.

También habrá un refuerzo de las líneas regulares de autobús V27 y D50 en la zona afectada y se ofrecerá un servicio complementario de bus lanzadera con un recorrido similar al de la L5.

En julio la lanzadera conectará La Sagrera con Horta mediante 19 vehículos articulados y una frecuencia de tres minutos y medio. En agosto, enlazará con otra que llegará hasta El Carmel mediante tres vehículos con una frecuencia de siete minutos. 

TMB aconseja utilizar como alternativa a la L5 las demás líneas del suburbano, por su rapidez. Con este medio de transporte, el recorrido de La Sagrera a Horta dura 23 minutos, mientras que con los autobuses V7 y D50, 21 o 22 minutos, y con la lanzadera, 32. Asimismo, ha asegurado que en Semana Santa, el 90% de los viajeros usó el suburbano.

Informadores

Para consultar afectaciones en el transporte a la L5, habrá informadores y en el  planificador de viaje Vull Anar se explicarán las alternativas a la L5.

Además, la megafonía, las pantallas de información, la web y las redes sociales de TMB alertarán de los cortes.

Buen resultado de la primera fase

Desde TMB aseguran que "los trabajos de la Semana Santa culminaron con éxito y con los objetivos y plazos cumplidos". "Se ha notado una mejora enorme en términos de vibraciones".

En los tres kilómetros de vía doble que quedarán renovados cuando acaben las obras, se instalarán 12.000 metros lineales de carril de acero, a los que se les aplicarán 2.300 soldaduras eléctricas y unas 300 aluminotérmicas. Se colocarán 20.000 fijaciones antivibratorias sobre una plataforma formada con 13.500 metros cúbicos de hormigón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento