La lucha de los jubilados de Pardiñas un mes después de explotar su edificio: "Queremos vivir en nuestro barrio de toda la vida"

  • "Quiero que los años que me queden por vivir sean en las mismas condiciones que tenía antes de la desgracia".
  • El lunes 6 de junio se cumple un mes de la explosión del edificio del barrio Salamanca.
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
Varias familias afectadas por la explosión de General Pardiñas, 35.
Jorge París

Los vecinos de General Pardiñas eran conocidos de escalera, pero el siniestro que derrumbó sus casas los ha convertido en amigos y compañeros de desgracia. Coinciden en el "milagro" de estar con vida tras la explosión, pues a quien le encontró en casa aún no comprende cómo logró sortearla y, a quien no, prefiere no imaginárselo. Cuentan su historia "aturdidos", continúan en 'shock'. Y todos ellos comparten un profundo arraigo al barrio Salamanca, en el que han vivido toda la vida. Porque la gran mayoría de los vecinos que residían en el edificio que sufrió un siniestro el pasado 6 de mayo, tienen más de 70 años. Son pensionistas y, aunque tienen prácticamente asumido que no recuperarán la casa que conocían ni sus enseres más preciados, luchan por empezar una nueva vida en una casa del nivel de la que tenían y, por supuesto, en su zona de siempre.

Charo, de 81 años: "Me quedé con lo puesto"
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
Charo, vecina del primero derecha.
Jorge París

Charo acude a nerviosa a la reunión que han organizado sus vecinos. "Yo le ayudo a contestar", dice su cuñado, con quien vive desde hace un mes. La mujer está cerca de cumplir los 82 y llevaba viviendo en el 'primero derecha' desde el año 85. Casi cuarenta años cultivando una vida para, al final, quedarse "con lo puesto". "Me he tenido que comprar lo más elemental, como la ropa interior", dice la mujer, que aún está a la espera de conocer qué podrá recuperar de su piso. "Seguramente no sirva ni un mueble y quizá me tengan que derrumbar la cocina y el baño".

Su cuñado vuelve a echarle un cable. "Estamos a la espera a que el Ayuntamiento nos dé una solución adecuada a las edades que tiene la mayoría de vecinos". Es decir, la propuesta del Ayuntamiento hasta ahora es "exclusivamente seguir el protocolo de servicios sociales, que es ofrecernos una vivienda compartida, pero no es una solución para este tipo de personas para los próximos cinco años... o más". A la pérdida de la vivienda, se suman los gastos del derrumbe que están asumiendo la comunidad de vecinos. "Es gente jubilada, con pocos ingresos. Y el Ayuntamiento lo único que dice es que todas estas obras van a su cuenta, y luego... ya veremos. No tienen disponibilidades económicas".

Así, una de las propuestas que plantea es que el Ayuntamiento les alquile un piso por el barrio, que paguen los gastos, o se llegue a un acuerdo económico, y luego se les sea devuelto, como pasó en otros casos similares en Palencia, Logroño y Santa Coloma de Gramenet. "En todos esos casos, los Ayuntamientos y administraciones se han puesto en favor de los vecinos: no solo les han dado una vivienda asumiendo los alquileres, sino que han ayudado económicamente en la reconstrucción. Aquí [en Madrid] estamos completamente desatendidos".

Matrimonio de 80 años: "Lo único que teníamos, que era el piso, ha desaparecido"
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
El matrimonio que vive en un hotel.
Jorge París

Un matrimonio criado en el barrio Salamanca. Él nació en un piso de Juan Bravo; ella, en General Pardiñas 35, el edificio donde han vivido desde entonces Antonio (80 años) y Carmen (78 años). "Lo único que teníamos, que era el piso, ha desaparecido". 

La pareja ha logrado recabar algún objeto particular del 'cuarto izquierda' entre los escombros, gracias al trabajo de las grúas. "El robot coge los escombros con una pinza y luego los sacan y los tiran al suelo. En el suelo hemos rebuscado y hemos encontrado fotos y carpetas, que lo estamos guardando en un trastero".

El caso de Antonio y su mujer es el más peculiar. Son los únicos vecinos que no tienen familia en Madrid, por lo que viven en un hotel que, si bien durante los primeros días -hasta el pasado día 24 de mayo- se lo proporcionaba el Ayuntamiento, ahora los gastos corren de sus bolsillos. Porque, según cuentan estos vecinos, la oferta de los servicios sociales era "una casa de acogida para personas mayores que no tienen recursos y fuera del barrio". Carmen le interrumpe: "Yo quiero que los años que me queden por vivir sea en las mismas condiciones que tenía antes de la desgracia, de la que no tengo la culpa. No me voy a ir a una vivienda social porque me lo impongan".

Leopoldo, de 70 años: "El Ayuntamiento ni me ha llamado"
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
Leopoldo Alberto vive con su hermana.
Jorge París

Leopoldo Alberto vivía en el 'primero izquierda' desde que nació. Tiene 70 años. Además, vivía solo y las últimas palabras que cruzó fueron con los dos obreros que fallecieron en el siniestro. "Les dije que me subía en el ascensor y se lo dejaba libre. Me senté en el sofá y ocurrió la explosión... habría preferido que me hubiera pasado a mí y no a los dos chavales". Una idea que le ronda la cabeza cuando cae la noche: "Es una angustia".

Desde aquella tragedia duerme en casa de su hermana. "Ando mal de una pierna y tenía mi casa adaptada, la de mi hermana no. Me ha trastocado el día a día por completo", explica. Y en este escenario en el que vive desde hace un mes, no ha recibido ni una llamada del Ayuntamiento de Madrid "ni me ha llamado ni nada". Es más, hace unos días mandó un mail, del que no ha recibido respuesta. También ha llamado -asegura- para saber dónde debe dejar los muebles, si es que los sacan; de nuevo... "No me han contestado". Todos los vecinos que aparecen en la foto se quejan de la desinformación. Por el momento, Leopoldo no ha recuperado ninguno de sus enseres: nada de nada; ni cartera ni documentos. Su mayor preocupación es que "esto va para mucho tiempo".

Lorenzo, de 81 años: "Necesitamos un amparo para vivir en el barrio donde hemos estado toda la vida"
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
Lorenzo vive ahora en la sierra de Madrid.
Jorge París

Leopoldo estuvo viviendo un tiempo en el piso y se lo compró en los años 80. "A partir de ahí, el resto de mi vida"... hasta hace un mes que se vio forzado a mudarse a Canencia, un pueblo de la sierra madrileña en la que viven unos familiares. "Va muy lento en todos los sentidos y, al cabo de un mes, el Ayuntamiento no nos informan de nada". "Necesitamos a alguien que nos dé soluciones, un amparo para vivir en el barrio donde hemos estado toda la vida". Y es que los seguros no pueden hacerse cargo de las indemnizaciones hasta que el Ayuntamiento no les permita acceder al inmueble. "Estamos, como el que dice, en la calle. 

"El alquiler del local complementaba las pensiones de mis padres; están aturdidos"
fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
Gema, hija de los dueños del local de estética.
Jorge París

Gema es hija de los dueños de uno de los tres locales que convivían con las viviendas de General Pardiñas, 35. En su caso, la explosión les ha dejado sin el alquiler que, al mes, "complementaba las pensiones" de sus padres de 70 y 73 años. "Al final es dinero", admite Gema, que sobre todo, acude a la cita para apoyar a los más mayores, para quienes que pide un realojo digno. "Los jóvenes que estamos aquí [señala a los hijos de los afectados que están en el encuentro] estamos tratando de ayudarles [a los mayores] porque están aturdidos".

Una piso "de características similares" al que han perdido

De ahí, que una de las principales exigencias de los vecinos sea que el Ayuntamiento les facilite una solución de alojamiento "de características similares al que han perdido, en el barrio, cerca de sus vecinos, de los comercios de la zona... para que puedan rehacer su vida cotidiana". Una petición que, tal y como avanza el área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, no es posible.

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
Detalle del edificio siniestrado.
Jorge París

"Los servicios sociales del distrito han ofrecido a los vecinos ir caso a caso para ofrecerles las soluciones más adecuadas según sus necesidades. Los vecinos las han rechazado y piden lo mismo para todos: que sean viviendas en el mismo barrio, algo que lamentablemente no puede darles servicios sociales porque excede sus competencias".

Asimismo, desde el área que dirige Pepe Aniorte, detallan que los servicios sociales estuvo presente durante la situación de emergencia social tras el accidente y, además de gestionarles plazas de emergencia en un hotel, les han ofrecido el servicio de orientación jurídica y el de atención psicológica. "Y, por supuesto, seguirán pendientes de la situación de todos los vecinos afectados, que tendrán las puertas abiertas para lo que necesiten".

También desde la Junta de distrito informan que se ha atendido a ocho familias, una de ellas está alojada en una vivienda del programa de alojamiento alternativo del distrito. A las demás se le han ofrecido distintas alternativas, aunque finalmente ninguna ha hecho uso de los recursos habitacionales ofertados por resolver con sus propios medios sus necesidades. Las fuentes municipales también dicen que desde el Departamento de Servicios Sociales de la Junta Municipal de Distrito Salamanca se ha ofrecido orientación jurídica para los afectados de los tres inmuebles. "Igualmente, como cada caso es diferente, se han habilitado dos días de atención individual para que, el abogado pueda orientar en cada caso concreto. Han acudido 34 personas".

Un espacio donde guardar los enseres

fotografo: Jorge Paris Hernandez [[[PREVISIONES 20M]]] tema: Familias afectados por la explosión
La vivienda siniestrada hace un mes.
Jorge París

Los vecinos, organizados bajo la Asociación de Víctimas y Afectados General Pardiñas, piden también que se les habilite un espacio para guardar los enseres, dado que hay vecinos que "han tenido que alquilar un lugar para almacenarlos". El Departamento de Servicios Sociales de la Junta de Salamanca asegura a este medio que se ha puesto a disposición de los vecinos la OMIC del distrito para consultar las dudas que tengan en relación con los seguros y se les ha ofrecido también los almacenes de la Villa para que las familias que lo necesiten puedan depositar sus enseres de forma temporal.

Los gastos del derrumbe las pagan los vecinos

"La Comunidad de propietarios de Pardiñas asumiremos todos los gastos del derribo, por supuesto maquinaria incluida", explica a este medio la presidenta del inmueble. "Hemos pedido varias veces la información sobre el coste aproximado, pero no nos dan respuesta. Nos quieren hacer un derribo parcial para que luego solicitemos nosotros la ruina urbanística y tener que demoler de manera particular el resto del edificio, con el elevado coste que supone volver a llevar la maquinaria. No solo estamos en la calle, sino que no sabemos si alguna vez recuperaremos nuestras casas, porque no sabemos si podremos asumir los costes de la reconstrucción. Hemos solicitado de manera reiterada los informes sobre el estado del edificio y tampoco nos los han proporcionado".

Reuniones periódicas de información

La Dirección General de la edificación "ha participado en todas las reuniones con los vecinos y ha dado toda la información del avance de los trabajos", señalan desde el área de Urbanismo, que recuerda que la última reunión la tuvieron este miércoles. "Se reúnen periódicamente". En este punto, los vecinos afean que los técnicos acuden a las reuniones sin preparárselas. Por eso, exigen "establecer una vía directa de comunicación con la persona responsable de gestionar el proceso en el Ayuntamiento".

En cuanto al estado del edificio, desde el área se está dando prioridad a sacar todos los enseres recuperables de cada una de las viviendas y de forma coordinada con el Distrito y con Emergencias se cita a los vecinos para que puedan recoger sus pertenencias. Esta semana se han sacado los enseres de las plantas bajas. También se ha posibilitado a los vecinos de los edificios colindantes entrar a coger cosas que necesitaban, informa el área de Mariano Fuentes.

Ya se ha desescombrado por completo la planta ático. El edificio está muy dañado y hay partes en las que deben actuar los técnicos a manos, porque no se puede con robot. Siempre se finalizan las tareas programadas, se asegura la zona, y no se inician aquellos trabajos que no se puedan concluir en el día. Además, se para a ratos para que la policía científica pueda volar el dron, detallan las fuentes municipales.

Asimismo, tras el robo ocurrido en una de las viviendas, se redoblaron las medidas de seguridad. "El área exigió a la contrata que pusiera seguridad y así lo hizo el mismo día. También se estableció con policía municipal establecer un control de acceso para que todo el que entre a la zona afectada haya sido autorizada previamente por el Ayuntamiento y la contrata", sostienen desde Cibeles. "Los técnicos de la edificación están actuando de la mejor manera posible para ayudar en esta situación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento