Sexo, cigarrillos y un armadillo en el armario: así fue la historia de amor de Johnny Depp y Kate Moss

La supermodelo Kate Moss y Johnny Depp en 1995.
La supermodelo Kate Moss y Johnny Depp en 1995.
GTRES

Pareciera que en cuanto sonó su nombre su destino hubiese quedado escrito. O que el pasado hubiese regresado cuando parecía que para siempre ya sería solo eso, pasado. En un momento dado del juicio -quizá uno de los más mediáticos de los últimos tiempos, donde hasta las redes sociales están jugando un papel crucial-, Amber Heard mencionó a Kate Moss, expareja de su expareja y contendiente en los juzgados, Johnny Depp. Y poco después la cadena CNN daba a conocer la noticia: la top model tenía que intervenir como testigo este pasado miércoles en el juzgado de Fairfaix, en Virginia, a petición, precisamente, de los abogados del intérprete de 58 años.

"Es sencillo: en mi cabeza, instantáneamente pienso en Kate Moss y las escaleras", fueron las palabras de Heard en el estrado acerca de un altercado en 2015 en el que Depp supuestamente habría intentado empujarla de no ser por la reacción de la hermana de la actriz, Whitney Henríquez. Se refería a un rumor muy extendido de que, mientras salían, el actor de Piratas del Caribe lanzó escaleras abajo a la supermodelo. El equipo legal de Depp sonreía: podían llevar a la estrella de las pasarelas como testigo de impugnación para disipar dichas habladurías. Y así lo han  hecho.

Pero más allá de ese posible altercado, la relación entre Johnny Depp y Kate Moss se recuerda no solo por ser una de las más mediáticas que dieron los años 90 (salieron durante cuatro años, entre 1994 y 1998) sino también una de las que más titulares acaparaba por lo tóxica que era, aunque en aquella época se decía que era "tormentosa" o "inestable". Y todo empezó con la necesidad de olvidar un tatuaje.

El protagonista de Eduardo Manostijeras, Ed Wood o Sleepy Hollow acababa de cortar con Winona Ryder y aún tenía fresco el 'Winona Forever'. Un mensaje que consiguió superar cuando el escritor George Wayne les presentó en el Café Tabac de Nueva York, como él mismo se encargó de explicar en su Instagram en 2019. "Johnny estaba cenando en la parte de atrás de un restaurante cenando cuando Kate entró con Naomi [Campbell]. Yo les presenté", aseguró. Era 1994, ella tenía 20 años, él diez más, y todos los focos y fotografías de los paparazzis se giraron hacia ellos.

"Supe, desde el primer momento que hablamos, que íbamos a estar juntos", declaró poco después una enamoradísima Kate Moss. Un amigo de Depp, aquel mismo 1994, echó más leña al fuego detallando la fogosidad de la pareja en la revista People: "Son incapaces de estar tocándose todo el tiempo los labios, las piernas...". Recuerdan desde El Confidencial que la periodista de cultura pop Maureen Callahan, en su libro Champagne Supernovas, sobre el renacimiento del mundo de la moda en los 90, que "el apetito de ambos por el alcohol, las drogas, el tabaco y el sexo era voraz".

El polémico romance entre Johnny Depp y Kate Moss, que duró tres años, terminó con la modelo en un centro de rehabilitación.
El polémico romance entre Johnny Depp y Kate Moss, que duró tres años, terminó con la modelo en un centro de rehabilitación.
GTRES

Y además era algo conocido, vox pópuli. La pareja era cada vez más dada a ciertos escándalos, los humoristas hacían bromas a su costa y la madrugada del 13 de septiembre de 1994 Johnny Depp era arrestado por conducta conflictiva y destrozos dentro de su habitación en el Hotel Mark de Nueva York. Los daños que había causado en una de las lujosas suites eran de alrededor de 10.000 dólares. Lo más curioso era la estampa que se encontraron los agentes cuando llegaron alertados por otros inquilinos.

Kate Moss estaba sentada con una actitud bastante tranquila en mitad de toda aquella destrucción y otro agente añadiría que Johnny Depp, cuando abrieron la puerta, se estaba fumando un cigarrillo. "Había cristales por todas partes, muebles volcados y rotas las patas de las mesas", diría el agente.

Lo que hacía que aquella anécdota se quedase grabada en la memoria era la explicación que dio Depp a todo aquello: un armadillo salvaje se había metido en el armario cazando a una cucaracha y los daños que veían eran el resultado de él intentando defenderse y defender a su pareja de la rabia del animal. Huelga decir que el armadillo jamás apareció. "¡Fui a la cárcel por haberle pegado a una lámpara y a un marco! Ahora pueden jactarse de haber arrestado a Johnny Depp", declaró Depp.

La relación continuó con muchos altibajos y, cuando parecía que ya enfilaban el altar, llegó la ruptura en 1997. Un amigo de Moss le confesó a The New York Times que el actor le había "destrozado el corazón". Se les volvió a ver juntos en 1998, en el Festival de Cannes, aunque hay quien dice que ya no estaban juntos y, de hecho, desde entonces no se les ha vuelto a ver juntos.

Sin embargo, el equipo legal de Depp sonrió cuando Amber Heard pronunció el nombre de Kate Moss. Quizá porque recordaban que la supermodelo ofreció una entrevista en 2012 a Vanity Fair en la que admitió que, aunque le dolió muchísimo la ruptura, Depp ha sido de sus mejores parejas. "No hay nadie que de veras haya podido cuidar de mí. Johnny sí que lo hizo durante una temporada. Yo es que me creía lo que decía. Eso es lo que más eché de menos cuando rompimos, perder a ese alguien en quien podía confiar. Fue una pesadilla. Años y años de llorar. ¡Dios mío, cuántas lágrimas!", rememoró.

Moss no será la primera expareja de Depp en declarar en el juicio. En una declaración pregrabada, Ellen Barkin declaró que al estar con él descubrió que era un hombre "controlador" y "celoso".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento