Las rotundas palabras de Lily-Rose, hija de Johnny Depp, en defensa de su padre 

La modelo Lily Rose Depp, hija del actor Johnny Depp, en un evento de Chanel.
La modelo Lily Rose Depp, hija del actor Johnny Depp, en un evento de Chanel.
GTRES

El juicio que enfrenta a los actores Johnny Depp y Amber Heard desde el pasado 11 de abril continúa dando que hablar. Después de dos semanas de testimonios en el tribunal de Fairfax (Virginia, Estados Unidos), el litigio se retomará el próximo 16 de mayo. Todo indica que las opiniones y análisis sobre quién saldrá victorioso van para largo, aunque hay quienes prefieren mantenerse al margen y mojarse lo justo y necesario.

Una muestra de ello es la actitud que la actriz Lily-Rose Depp, hija de Johnny Depp y Vanessa Paradis, mantiene desde que comenzara la primera judicial entre la expareja. La primera vez que se enfrentaron judicialmente fue en Londres, después de que el rostro de Piratas del Caribe demandara a The Sun por llamarlo "maltratador de mujeres", unas palabras que se referían a las acusaciones que vertió Heard sobre él. El intérprete perdió.

La segunda batalla judicial se debe a la demanda por difamación que Depp interpuso contra Heard por escribir un artículo en The Washington Post donde dejaba caer, en 2018, que el artista la había maltratado. De esta manera, son muchas las personas que se han posicionado, pero Lily-Rose Depp únicamente lo hizo en 2016, cuando surgieron las primeras polémicas sobre el matrimonio.

"Mi padre es la persona más dulce y cariñosa que conozco, no ha sido más que un padre maravilloso para mi hermano pequeño y para mí y todos los que lo conocen dirían lo mismo", escribió la también modelo en Instagram junto a una instantánea de ella y su progenitor. La joven se sumaba al apoyo que estrellas como Penélope Cruz -con quien trabajó Depp- y Winona Ryder -la expareja del actor- habían mostrado públicamente.

El artista pide a su expareja 50 millones de dólares por daños y perjuicios, mientras Heard, por su parte, responde con una contrademanda en la que alega que el actor ha impulsado una campaña de difamación en su contra y le reclama 100 millones.

Todo ello ha provocado un largo proceso judicial en el que se han aportado diferentes pruebas gráficas, y distintos testigos, extrabajadores y amigos de la pareja han declarado para intentar discernir el comportamiento de ambos dentro de la relación.

Además, está siendo un juicio muy mediático, tanto nacional como internacionalmente, y seguido en directo por diferentes medios y canales de televisión, superando las audiencias que generó el proceso legal de O. J. Simpson.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento