Por qué no deberías enjuagar los vasos antes de ponerlos en el lavavajillas

Se encarga de limpiar platos y vasos y creemos (erróneamente) que por esto ya está limpio, pero no es así. Ni el agua ni las altas temperaturas eliminan todos los microbios, por lo que es muy necesario pasarle de vez en cuando un buen trapo y frotar.
Copas en un lavavajillas. 
Pixabay
Se encarga de limpiar platos y vasos y creemos (erróneamente) que por esto ya está limpio, pero no es así. Ni el agua ni las altas temperaturas eliminan todos los microbios, por lo que es muy necesario pasarle de vez en cuando un buen trapo y frotar.

En las rutinas y gestos diarios y habituales que se llevan a cabo en el hogar es muy común que cada persona tenga sus costumbres, por ejemplo, al meter los platos y vasos en el lavavajillas. 

Son muchos los casos en los que se enjuaga la vajilla antes de meterlos a la máquina para terminar de lavarlos. Sin embargo, la experiencia dice que los vasos no conviene enjuagarlos antes de meterlos al lavavajillas.

Concretamente, esta recomendación tiene que ver con las fisuras y las rayaduras que pueden aparecer en el vidrio. De hecho, enjuagar los vasos y copas antes de meterlos al lavavajillas hace que el detergente que se echa para el lavado actúe directamente sobre el vidrio, causando un desgaste mayor con el paso de los lavados.

Finalmente, los vasos y las copas de vidrio acabarán por desgastarse y por mostrar ese color blanquecino tan poco deseado. Así, para conseguir mantener el brillo y la buena apariencia de los vasos, se debe evitar este gesto. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento