Cuando los libros hacen que los niños y niñas se vean representados: "Las estanterías seguían llenas de princesas y brujas"

María Isabel Sánchez Vergara y Olga de Dios, autoras de literatura inclusiva y diversa.
María Isabel Sánchez Vergara y Olga de Dios, autoras de literatura inclusiva y diversa.
ARCHIVO

"Hace años, cuando nacieron mis sobrinas Alba y Claudia, buscaba un libro con el que darles la bienvenida al mundo. Tras visitar varias librerías me di cuenta de que las estanterías seguían llenas de princesas y brujas y que no había ni un solo libro dedicado a mujeres reales que habían hecho del mundo un lugar mejor. Fue entonces cuando me vinieron a la cabeza mujeres como Frida Kahlo, Amelia Earhart o Marie Curie y decidí contar en forma de cuento ilustrado sus vidas...". Esto que cuenta la escritora española María Isabel Sánchez Vergara, autora de la saga Pequeña & GRANDE, le pasó también, en otro momento y lugar, a dos trabajadoras de Google en el Reino Unido, Cindy Yip y Alice Himsworth, cuando se dieron cuenta de que en las librerías que frecuentaban no era fácil encontrar libros infantiles donde sus hijas e hijos se vieran representados.

Se pusieron manos a la obra y comenzaron a recopilar títulos de libros que promovieran la diversidad de perfiles en los protagonistas e implicaron a sus compañeros y amigos en esa búsqueda. Y hallaron. Descubrieron libros protagonizados por grandes figuras femeninas, por niños, niñas o jóvenes con discapacidades, con complejos, con distintos tipos de familia, de religiones diversas, de razas distintas, de diferentes sexualidades... textos e historias que hablaban de diversidad, de inclusión y de empatía.

Aquella lista de libros había que compartirla y acabó convirtiéndose en Kids Read the World, una web con títulos de cuentos y libros infantiles clasificados por idiomas, edad y categorías como discapacidad, raza, origen étnico, religiones, colectivo LGTBI+, neurodiversidad y feminismo, entre otras, y donde además pueden encontrarse títulos en inglés, francés, holandés, alemán, danés, noruego, sueco y español y para un público de los 0 a los 14 años.

Entre los títulos disponibles en español están los de la ilustradora Olga de Dios. "Mis libros cuentan historias que pretenden generar preguntas y promover la capacidad crítica en quienes se acercan a ellas. En Monstruo Rosa hablo del valor de la diversidad en nuestra sociedad, en Pajaro Amarillo de cultura libre e intercambio de conocimiento, en Rana de Tres Ojos de consumo y cuidado del medio ambiente y en Monstruo Azul abordo la empatía, el respeto y la conviencia. Trabajo sobre temas que me preocupan y la ilustración me permite ampliar referentes, tanto en la creación de personajes muy abiertos y diversos, como en la creación de universos creativos, mundos de ficción en los que represento mis ideas y sueños de un mundo mejor", explica la autora. 

Y aunque los libros de ambas creadoras están pensados para el público infantil y juvenil, "nunca es demasiado tarde para abrirnos a la diversidad, para conocer otras realidades distintas a las nuestras y descubrir que el mundo es plural", expone María Isabel Sánchez Vergara.

"Mis libros suelen ser un punto de encuentro de personas de diferentes edades", hace ver Olga de Dios. "Me sucede muchas veces que personas adultas, que se han acercado a mis cuentos para leérselos a sus peques, me dicen que han sentido que Monstruo Rosa es su historia o que se han sentido muy identificadas con mis personajes y sus sentimientos. Me gusta mucho que mis libros generen esos lugares de intercambio y de reflexión intergeneracional, porque en muchas ocasiones a las personas adultas nos conviene revisar nuestra manera de entender las cosas con las lógicas de la infancia, con su creatividad y honestidad", opina la ilustradora. 

Y ¿esta inciativa literaria debería ir más allá, a formatos audiovisuales? "Vivimos una época en la que el formato audiovisual es cada vez más importante", reflexiona Sánchez Vergara. "Muchas personas no han llegado a leer nunca a Tolkien pero conocen la Tierra Media palmo a palmo gracias a las películas. Es otra manera de contar historias, tan válida como un cuento, una novela o un ensayo. Creo que todo lo que nos ayude a abrir la mente, sea cual sea el formato, es bienvenido", hace ver.

En esa línea se pronuncia Olga de Dios: "Desde Mary Poppins o Shrek hasta la más actual Hilda, hay muchas obras de literatura ilustrada a partir de las que se han creado obras audiovisuales maravillosas. En mi opinión cada formato tiene sus necesidades y me parece bonito que los libros sigan siendo la fuente de inspiración para crear otras muchas cosas. Espero que en algún momento Monstruo Rosa, Bu, Leotolda o alguno de los muchos personajes que me falta por crear puedan cobrar también vida audiovisual", dice esperanzada. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento