Rusia se prepara para el Día de la Victoria: Putin busca "un triunfo" en Ucrania antes del 9 de mayo

El presidente ruso, Vladímir Putin, durante el desfile militar del Día de la Victoria en 2019.
El presidente ruso, Vladímir Putin, durante el desfile militar del Día de la Victoria en 2019.
Europa Press / Kremlin / Archivo
El presidente ruso, Vladímir Putin, durante el desfile militar del Día de la Victoria en 2019.

Pese a que todavía queda un mes, las calles de Moscú comienzan a engalanarse para el desfile militar del nueve de mayo en la Plaza Roja. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha asegurado que se espera que en "un futuro próximo" la "operación" logre sus objetivos. En el mismo sentido, las autoridades ucranianas alertaron el pasado uno de abril de una nueva ofensiva de Moscú para "conquistar Ucrania" antes del nueve de mayo. 

En este momento, el Ejército ruso busca hacerse con los territorios todavía en manos ucranianas de las autoproclamadas repúblicas del Donbás. En los próximos día se espera una intensificación de la ofensiva en este frente. Con todo, el nueve de mayo podría convertirse en una fecha señalada en el calendario militar de Moscú.

"El Día de la Victoria está cerca", rezan algunos carteles colgados recientemente en la ciudad. El Gobierno ruso ha confirmado que el tradicional desfile militar se celebrará como estaba previsto y, ocurra lo que ocurra en Ucrania, no habrá aplazamientos.

Cuando hace más de seis semanas los primeros blindados comenzaron la invasión en Ucrania, se especuló con que el Ejército ruso podría hacer una parada del desfile en la plaza del Maidán, en Kiev. En este momento esa visión está más lejos que nunca

Los preparativos para el desfile ya han comenzado, pero se desconoce si Putin aprovechará para clamar una victoria en el campo de batalla y cuál será el tono de su discurso, en uno de los días del año más señalados para el nacionalismo ruso. Lo que está claro es que la sensación interna dentro del país no se acerca al júbilo nacional que despertó la anexión de Crimea en el año 2014.

"Lo celebraremos como hacemos siempre. Es nuestra fiesta más sagrada. En nuestro país fue y seguirá siendo una fiesta sagrada para todos los rusos", ha dicho Dmitri Peskov.

Tanto Rusia como otras antiguas repúblicas soviéticas conmemora el nueve de mayo la rendición de la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial. Desde 1945 y hasta 1991 (fecha de la disolución de la Unión Soviética), la plaza Roja de Moscú celebraba un gran desfile militar. En el año 1995 se retomó y hoy es todavía un día clave para la Federación rusa.

Críticas internas

La unidad entorno a la guerra sigue estando presente en la cúpula política y militar rusa. No obstante, las fisuras empiezan a llegar por las sanciones económicas, donde algunos oligarcas parecen no ver con buenos ojos las consecuencias de la invasión. Los olegarcas Vladímir Lisin, Mijaíl Fridman o Oleg Deripaska han reconocido abiertamente que las sanciones occidentales pueden tener consecuencias catastróficas para la economía rusa de no retirarse de Ucrania.

El rostro feliz de la anexión de la península ucraniana de Crimea, la fiscal Natalia Poklónskaya, se rebeló contra el discurso oficial al asegurar que "Ucrania no es Rusia".

Poklónskaya aseguró que "si me hubieran preguntado" habría explicado a los dirigentes rusos que los rusoparlantes del este de Ucrania no iban a recibir con los brazos abiertos y ramos de flores a los tanques rusos.

También el antiguo asesor personal de Putin, Gleb Pavlovski, opinó que la intervención tendrá muy difícil clamar victoria. "Firmar un alto el fuego inmediatamente sería lo más inteligente que Rusia podría hacer ahora. Si se alcanza un cese el fuego antes del 9 de mayo, Rusia podrá festejar y venderlo como una victoria", señaló.

"Rusia perdió la guerra de los medios de comunicación"

Por otro lado, la batalla informativa es cada vez más cruenta, donde hacerse con el relato del conflicto es fundamental para mantener la moral de las tropas y la sociedad. La promulgación, una vez empezada la contienda, de una ley que castiga con penas de cárcel la publicación de "noticias falsas" sobre el Ejército ruso, fue una demostración de la incoativa rusa por controlar la narrativa interna.

También se ha presentado esta misma semana un nuevo proyecto de ley que otorga a la Fiscalía la potestad de clausurar medios extranjeros o el cierre el viernes de Amnistía Internacional y Human Rights Watch.

"En una guerra siempre está presente la propaganda sobre las bajas y daños propios y del enemigo. Esto pasa en todas las guerras, no solo en esta que es híbrida, como las que hemos conocido en el Siglo XXI", asegura a 20minutos el coronel Manuel Morato, antiguo Agregado de Defensa para Rusia y Ucrania en Moscú entre 2004 y 2008.

Las matanzas en Bucha o en la estación de tren de kramatorsk, donde ambos bandos se acusan mutuamente de la autoría, han sido respondidas mediáticamente por parte de Rusia alegando que es "montaje" destinado a torpedear las negociaciones y alargar las acciones militares.

"Muchas guerras se ganan no solo económicamente, sino también en los medios. Rusia perdió la guerra de los medios de comunicación desde el primer día; lo cual no quiere decir que pierda la guerra", asegura Morato.

Ucrania alerta de "una ofensiva rusa"

Las autoridades ucranianas alertaron el pasado uno de abrol que, pese a la retirada de tropas rusas de Kiev y Chernígov, Moscú planea una nueva ofensiva para conquistar Ucrania antes del 9 de mayo.

"Putin se ha propuesto poner fin a esta guerra con un desfile de la victoria. Tenemos que entender que todavía tenemos muchos combates por delante, tenemos que defender nuestro país y no le aconsejo a nadie que se relaje", afirmó entonces el secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa ucraniano, Oleksei Danilov.

Danilov reconoció que la retirada de las tropas rusas de Kiev y los frentes del norte del país son un "reformateo" de la estrategia del Kremlin, y que Putin "no ha pospuesto la destrucción" de Ucrania.

Redactor '20minutos'

Redactor de Internacional, Exteriores y Defensa. Graduado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y máster en Múndo Árabe e Islámico por la Universidad de Barcelona. En 20minutos desde diciembre de 2020. Escribo sobre conflictos armados, derechos humanos y geopolítica.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento