Ucrania deberá probar la intención de Putin de destruir al pueblo ucraniano para poder acusarle de genocidio en Bucha

Dos cadáveres maniatados yacen en mitad de una calle de la localidad ucraniana de Bucha.
Dos cadáveres maniatados yacen en mitad de una calle de la localidad  de Bucha.
MIKHAIL PALINCHAK / EFE
Dos cadáveres maniatados yacen en mitad de una calle de la localidad de Bucha.
EFE / ATLAS

Amordazados, con las manos atadas a la espalda y con signos de haber sido ejecutados, decenas de cuerpos sin vida han sido hallados este fin de semana en la ciudad ucraniana de Bucha. La matanza, documentada ampliamente por medios internacionales y atribuida por Ucrania a Rusia y negada por esta, suma ya cerca de 400 cadáveres civiles

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha acudido este lunes a la localidad y ha calificado el acto de genocidio. Los cadáveres todavía están siendo recogidos y llevados a fosas comunes, dejando tras de sí un reguero de imágenes que documentan las atrocidades que está dejando esta guerra.

Por su parte, Rusia "rechaza de forma categórica" las acusaciones. Según el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, que ha solicitado una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir el tema "al nivel más alto". Estos crímenes, todavía pendientes de juzgar por un tribunal, podrían sobrepasar la frontera de los crímenes de guerra y constituir un crimen todavía mayor como es el de genocidio pero, ¿qué dice el derecho internacional?

¿Qué se considera un genocidio?

El genocidio es un crimen que se conceptualiza y tipifica después de la Segunda Guerra Mundial y consiste en la realización de una serie de actos que tienen por intención destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso.

Según el artículo dos de la Convención contra el Genocidio, cualquiera de los actos mencionados a continuación contra un grupo se considerará genocidio: lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo, sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial, medidas destinadas a impedir los nacimientos en el seno del grupo y traslado por fuerza de niños del grupo a otro grupo.

"Me cuesta pensar que exista la intencionalidad de destruir al pueblo ucraniano. Otra cosa es que se realicen crímenes de guerra o de lesa humanidad"

¿Se puede considerar genocidio lo ocurrido en Bucha?

Para considerar genocidio lo ocurrido en Bucha, un juzgado tendría que demostrar caso a caso la intencionalidad de las muertes. "Lo primero que hay que ver es si había intención de destruir a los nacionales ucranianos como grupo y eso es mucho más difícil de demostrar que el hecho de que se están cometiendo crímenes de guerra, que se puede ver a través de los medios de opinión pública y de las pruebas que se están recabando y basta únicamente con que se hayan producido los hechos", explica a 20minutos Jorge Cardona, catedrático de la Universidad de Valencia y profesor de Derecho Internacional. 

"Me cuesta pensar que exista la intencionalidad de destruir al pueblo ucraniano. Otra cosa es que se intente someter, que se invada su territorio, que se realicen crímenes de guerra durante el conflicto armado o crímenes de lesa humanidad, como puedan ser la deportación masiva que, según parece, se han realizado en algunas poblaciones ucranianas hacia territorio ruso", reconoce Cardona. 

En caso de demostrarse esa intencionalidad, no hay una cifra mínima de muertes para considerarlo genocidio. Según reconoce a este medio Alberto Priego, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Pontificia Comillas, "no es necesario un número determinado, como prueba el informe Whitaker".

¿Cómo se juzgan estos crímenes y quiénes lo hacen?

Las normas que especifican que es o no un genocidio las encontramos en diferentes tratados y por primera vez se recogieron en los Convenios de Ginebra de 1948, que son una serie de tratados de derecho internacional humanitario. Además, han sido codificados en el Estatuto del Tribunal Penal Internacional realizado en Roma en 1998.

"En primer lugar, a quien le corresponde en primera instancia es a los tribunales nacionales de los Estados competentes. Es decir, los tribunales ucraniano son los primeros competentes para conocer de los crímenes que se cometen en Ucrania", explica Cardona.

Con todo, no siempre los tribunales nacionales quieren o pueden juzgar esos crímenes. En esas ocasiones o cuando así se requiera, pueden ser juzgados por la Corte Penal Internacional de La Haya, que es un tribunal que tiene competencia para delitos de agresión, genocidio, lesa humanidad y crímenes de guerra.

Su competencia, eso sí, depende de que los Estados se la hayan dado. En el caso de Rusia, en el pasado la había dado pero la retiró. En el caso de Ucrania, "desde 2014, con ocasión de la invasión de Crimea por parte de las tropas rusas, el Gobierno ucraniano le dio competencia a la Corte Penal Internacional para conocer de todos los crímenes de guerra y contra la humanidad que se produzcan en su territorio y, hasta que se revoque ese consentimiento, este tribunal puede juzgarlos", reconoce el catedrático.

¿Quiénes son considerados responsables de estos crímenes?

En este tipo de crímenes los responsables no son solo los soldado que ejecuta los hechos o la cadena de mando que da la orden, sino también aquellos responsables políticos, como los jefes de Estado o presidentes y ministros. Si estos responsable pudiendo haber evitado que se produjeran los hechos no lo hacen son también culpables. 

Según Cardona, "no sería necesario demostrar que Putin haya dado la orden, sino que que basta con decir 'usted tuvo en su mano evitarlos y no lo hizo y eso ya le hace responsable'", 

¿Se podría juzgar a Putin en la Corte Penal Internacional?

Rusia no ha dado competencia a este tribunal para juzgarles por lo que, según Cardona, "no es previsible a fecha de hoy que ni el presidente de Rusia, ni sus ministros, ni los generales rusos, que son los grandes responsables, sean entregados a la Corte Penal Internacional". 

No obstante, más de 130 países están obligados a cooperar con este tribunal, por lo que, en el supuesto de que sean imputados, no podrían viajar e estos lugares, ya que serían detenidos inmediatamente.

En este sentido, para Priego "más tarde o mas temprano veremos a rusos sentados en el banquillo acusado de crímenes de lesa humanidad" que, como indica el profesor "no prescriben".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento