La Fiscalía de Madrid denuncia a una empleada de UGT por desviar 2 millones del Fogasa a su marido y tres amigas

  • Este organismo también señala a otras cuatro personas por delito continuado de estafa y falsedad en 178 cheques.
  • El exsecretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, dimitió tras denunciar este caso.
  • UGT confía en la Justicia, pero denuncia "un juicio paralelo" para desprestigiar al sindicato.
Fachada de la sede de la Unión General de Trabajadores, el sindicato UGT.
Fachada de la sede de la Unión General de Trabajadores, el sindicato UGT.
Europa Press

La Fiscalía Provincial de Madrid ha presentado una denuncia contra M. C. T. L., una empleada del sindicato UGT que habría desviado a su marido y tres amigas algo más de dos millones de euros procedentes del Fondo Garantía Salarial (Fogasa) que manejaba el sindicato en la comunidad para pagar indemnizaciones a trabajadores despedidos, hechos por los que habrían incurrido en un delito continuado de estafa y otro de falsedad en documento mercantil.

Según informa este organismo, la denuncia se dirige contra ella y otras cuatro personas a las que se les imputan unos hechos que transcurrieron "al menos" entre 2019 y 2021, cuando la empleada, entre cuyas funciones se encargaba la de librar los cheques para las indemnizaciones, estuvo alterando los nombres de los beneficiarios.

La Fiscalía sostiene que ella, "bajo la apariencia de librar cheques en favor de diversos trabajadores que habían sido despedidos y que habían encargado a UGT Madrid que tramitaran su correspondiente indemnización", presentó para su firma a los responsables del sindicato diversos talones cuyo importe iba a ser abonado con cargo a fondos previamente transferidos al Fogasa.

En los mismos, puso como beneficiarios el nombre y apellidos de diversos médicos y maestros que habían superado una fase de oposición y que "aleatoriamente" escogía entre diversos listados publicados en Internet, sin que tuvieran ninguna relación con UGT Madrid ni hubieran solicitado sus servicios para el cobro o tramitación de indemnizaciones.

178 cheques en tres años

Una vez los responsables del sindicato habían firmado el cheque, esta empleada "simulaba" la firma del supuesto beneficiario en el recibí y luego eliminaba "con una goma que borra tinta", el nombre que había puesto y ponía el de personas de su núcleo familiar: su marido y tres amigas que actuaban en connivencia con ella.

En otras ocasiones, además de cambiar la identidad del beneficiario, alteraba también la cantidad. En total, son 71 cheques fraudulentos por importe de 372.660,53 euros en 2019, otros 67 talones en 2020 por importe de 407.936,99 euros y un año más tarde, 40 cheques por importe de 1.319.082,50 euros. El fraude supera los dos millones.

Origen de los hechos

La denuncia tiene su origen en los hechos que puso en conocimiento de las autoridades el que fue secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, quien dimitió el pasado 20 de diciembre tras denunciar ante la Policía una presunta trama interna que podría haber desviado entre uno y dos millones de euros.

Poco después de su salida, UGT nacional se dirigió a la Fiscalía de Madrid apuntando a "una estafa contra el propio sindicato". Tras la dimisión de Reillo, se puso en marcha una gestora presidida por el vicesecretario general de organización confederal y policía municipal de Madrid, Rafael Espartero.

"Juicio paralelo"

Tras conocerse esta denuncia por parte de la Fiscalía madrileña, el sindicato ha informado en un comunicado que reitera su confianza en la Justicia, pero ha denunciado "el juicio paralelo" que se está haciendo contra UGT por parte de grupos y organizaciones conocidas dirigidas a "desprestigiar sin causa con fines políticos y en contra de los intereses de los trabajadores de este país".

El sindicato ha incidido en que el dinero desviado eran fondos propios de UGT sin que "dichas cantidades proviniesen de cantidades adelantadas por el Fogasa", según consta en la propia denuncia remitida por la Fiscalía al decanato de los juzgados ordinarios de Plaza de Castilla.

"Nos reiteramos en la denuncia que las presuntas personas implicadas utilizaban la excusa de pagar prestaciones del Fogasa para apropiarse de dinero del sindicato, sin que conste reclamación alguna de trabajador en relación con este tipo de prestaciones con UGT Madrid, por lo que en ningún momento esto afectaría a fondos públicos y ningún trabajador se haya visto perjudicada por esta actuación, presuntamente delictiva, perpetrada contra UGT", ha indicado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento