El alegato de Ricky Merino contra el acoso por su físico: "Me decían marica, pero mi relación con el deporte cambió

El artista mallorquín Ricky Merino.
Ricky Merino.
GTRES
El artista mallorquín Ricky Merino.

Ya sean cantantes, actores, influencers o cualquier tipo de perfil, muchos son los rostros conocidos que casi a diario se enfrentan a críticas de haters. Por ello, parece cada vez más necesario cuidar de la salud mental, no solo de las personas que reciben este tipo de mensajes y que les pueden afectar, sino de los usuarios que los escriben y, claramente, no están bien con ellos mismos.

El ciberacoso que se vive en plataformas como Twitter o Instagram provoca que muchos internautas, que parece que se ven escudados en el pseudoanonimato de las redes, envíen mensajes hirientes, tóxicos e irrespetuosos. Pero la sorpresa viene cuando se encuentran con una respuesta del criticado en cuestión que, lejos de achantarse, saca fuerzas de flaqueza y responde.

Ha sido el caso de Ricky Merino, que ha aprovechado el mensaje de un hater para contar la historia de homofobia que vivió -y que muchos niños vivieron y viven- y lanzar un alegato con el que demuestra lo que le ha ayudado el deporte a su salud mental.

"Hace unos días recibí un mensaje privado en el que una persona sentía la necesidad de mofarse de mí porque, y cito literal: 'Te has puesto cachas porque no sabes cómo llamar la atención y recibir casito, y cachas se puede poner cualquiera'", escribió el triunfito en un post de Instagram en el que mostraba en forma que está. "Hace cuatro años descubrí un deporte que me ayudó a cuidar mi salud mental".

"En el colegio yo era de los que suspendía Educación Física. En vez de jugar a fútbol, prefería las actividades artísticas en las que proliferaban las chicas, no los chicos", aseguró. "Marica me llamaban a modo de insulto. No fue hasta mucho tiempo después cuando mi relación con el deporte cambió".

"Que esté más o menos fuerte, aunque para algunos les pueda parecer algo superficial y pretencioso, no es más que una consecuencia absurda de una pasión que me motiva y me mueve cada día", defendió. "Cuando entreno, no pienso. Los problemas desaparecen, los agobios, todo. Solo me concentro en el movimiento, me río, sufro y disfruto".

"Así que no, no lo hago para tener 'casito'. Ojalá tú también te animases a probar algo en tu vida que te alejase de esa toxicidad interna que te empuja a escribir a alguien para escupirle tus frustraciones, sea un deporte, un instrumento o hacer tazas de cerámica", añadió el cantante mallorquín. "Y además, si subo fotos entrenando o sin camiseta, lo hago principalmente porque me da la gana".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento