Destino Europa: la NASA comienza a ensamblar la nave Clipper para estudiar esta luna de Júpiter

Un ingeniero trabaja en la nave Clipper.
Un ingeniero trabaja en la nave Clipper.
NASA
Un ingeniero trabaja en la nave Clipper.

Compuesta principalmente por silicatos y con una corteza formada por hielo de agua, Europa, la luna de Júpiter, se ha convertido en uno de los próximos objetivos de la NASA. La agencia estadounidense ha comenzado ya el ensamblaje de la nave espacial Clipper, destinada a la órbita de este satélite y cuyo lanzamiento está previsto en 2024.

Una vez completado el montaje, Clipper tendrá el tamaño de un vehículo SUV y contará con unos paneles solares de las dimensiones de una cancha de baloncesto, con el objetivo de alimentar satisfactoriamente a la nave espacial durante su viaje, según explica la NASA en un comunicado.

La previsión de la agencia estadounidense es que la mayor parte del hardware de vuelo, incluido un conjunto de nueve instrumentos científicos, esté lista antes de fin de año. Para conseguirlo, el ensamblaje se está realizando en salas limpias del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, en el sur de California, donde están llegando los componentes y los instrumentos de todo Estados Unidos y de Europa.

El cuerpo principal de la nave espacial es un módulo de propulsión de tres metros de altura, diseñado y construido por el Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins con la ayuda del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA y el JPL. El módulo, equipado con electrónica, radios, cableado y el subsistema de propulsión, se enviarán a este último esta primavera.

"Será muy emocionante ver cómo se integran y prueban el hardware, el software de vuelo y los instrumentos. Es el siguiente nivel de descubrimiento"

"Estamos entrando en la fase en la que vemos cómo se unen todas las piezas", dice Jan Chodas, gerente de proyectos de Europa Clipper, del JPL. "Será muy emocionante ver cómo se integran y prueban el hardware, el software de vuelo y los instrumentos. Para mí, es el siguiente nivel de descubrimiento. Aprenderemos cómo funcionará realmente el sistema que diseñamos", añade.

¿Cómo será la misión?

Los científicos sospechan que Europa alberga un océano interno con el doble de agua que todos los de la Tierra combinados y creen que el satélite puede tener actualmente condiciones adecuadas para mantener la vida. Clipper orbitará Júpiter y hará sobrevuelos a esta luna para recopilar datos sobre su atmósfera, su superficie y su interior. 

La nave realizará una investigación exhaustiva de Europa. Estudiará la profundidad y la salinidad del agua, el grosor de la corteza de hielo, las características de las plumas que pueden estar emanando agua subsuperficial al espacio.

El primer instrumento de ciencia que se implementará será un espectrógrafo ultravioleta, llamado Europa-UVS, y buscará signos de plumas por encima de la superficie del satélite. El instrumento recoge la luz ultravioleta y luego separa las longitudes de onda de esa luz para ayudar a determinar la composición de la parte superior de la luna y los gases de la atmósfera.

A medida que los instrumentos vayan llegando, se integrarán en la nave espacial y se comprobará su funcionamiento. Los ingenieros deben asegurarse de que pueden comunicarse con el ordenador de vuelo, el software de la nave espacial y el subsistema de energía.

Una vez que todos los componentes se hayan integrado, se trasladará la nave a la enorme cámara de vacío térmica del JPL para realizar pruebas que simulen el severo entorno del espacio profundo. También se someterá a intensas vibraciones para garantizar que puede resistir el zarandeo del lanzamiento. Luego se llevará a Cabo Cañaveral, Florida, para su lanzamiento en octubre de 2024.

"Ver esto uniéndose será algo aburmador"

Para los líderes de esta misión, ver cómo los componentes de ingeniería se unen con la flota de instrumentos va a ser especialmente emocionante, debido al exigente trabajo de los equipos durante la pandemia de coronavirus. "No sé cómo me sentiré al ver esto uniéndose. Sospecho que será algo abrumador", señala Robert Pappalardo, director científico de Europa Clipper del JPL. "Está sucediendo, se está volviendo real. Se está volviendo tangible", agrega.

"No sé cómo me sentiré al ver esto uniéndose. Sospecho que será algo abrumador"

"Todas las vías paralelas del desarrollo del hardware y software comenzarán a unirse de tal manera que será muy visible para el equipo", subraya Jordan Evans, el gerente adjunto de proyectos del JPL. "Los ojos de todos se dirigen hacia el sistema que se está integrando, lo cual es emocionante", ahonda.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento