Las otras brechas digitales de los mayores: "Ya ni pasan los recibos de la luz, si no es por mi hija estaría perdida"

Casi tres de cada diez personas mayores que no usan internet, aseguran que no han podido hacer alguna gestión cotidiana.
Casi tres de cada diez personas mayores que no usan internet, aseguran que no han podido hacer alguna gestión cotidiana.
Jorge París
Casi tres de cada diez personas mayores que no usan internet, aseguran que no han podido hacer alguna gestión cotidiana.
Casi tres de cada diez personas mayores que no usan internet, aseguran que no han podido hacer alguna gestión cotidiana.
JORGE PARÍS

La campaña de recogida de firmas por un trato más humano de la banca iniciada por el médico jubilado Carlos San Juan ha sacado a la luz muchos otros servicios de los que los mayores se están viendo privados por la digitalización.

La llamada brecha digital, generada por la diferencia en el acceso y los conocimientos de uso de las nuevas tecnologías, se está ampliando a medida que trámites básicos con la Administración, el Sistema Sanitario o el servicio de empresas suministradoras de servicios básicos se han trasladado casi íntegramente a internet. La pandemia no ha hecho sino acelerar el proceso.

"Internet, si no fuera por mi hija… Ahora mismo, la luz ya no pasan los recibos, yo me he enterado porque está mi hija, si no, estaría perdida", admite Carmen, una jubilada de 74 años. "No nos lo ponen fácil a los mayores".

Un estudio elaborado por el grupo de investigación sobre brecha digital y mayores de la Universidad CEU San Pablo de Madrid ha concluido que el principal motivo por el que muchos mayores rehúyen los trámites por internet es por no sentirse seguros haciéndolos.

¿Qué medida tiene que priorizar la Unión Europea en torno a la transformación digital?

"La mayoría de personas mayores tienen competencias digitales básicas por lo que solo pueden acceder a servicios básicos como pedir una cita con el médico, pero para otro tipo de trámites, como se está viendo ahora con la banca online, no tienen unas competencias que les permita aprovechar esas posibilidades", declara María Sánchez Valle, una de las autoras de la investigación. "La brecha digital va a afectar a su desarrollo como ciudadanos o como clientes de las empresas".

‘Babyboomers’ y generación silenciosa

El porcentaje de mayores de 65 años que no usan internet va descendiendo año a año, pero sigue aún en cerca de un 40%, según el barómetro sobre brecha digital publicado por la Unión Democrática de Pensionistas el pasado verano.

Casi tres de cada diez personas mayores que no usan internet aseguran que no han podido hacer alguna gestión cotidiana porque sólo se podía hacer a través de internet o en una máquina, según el citado barómetro.

A sus 86 años, Emilio Rodríguez admite que acaba "siempre dependiendo que te ayuden". Personas de su edad que nunca han llegado a incorporarse al uso cotidiano de internet se ven ahora completamente dependientes para hacer trámites básicos. "Es vuestra generación la que nos habéis dado paso a estar como tontos".

Existen notables diferencias, no obstante, entre las distintas franjas de edad de ese difuso grupo social al que denominamos como "mayores". La profesora Sánchez Villa establece una brecha entre los 'babyboomers', que tienen entre 57 y 70 años y “se enfrentan a las nuevas tecnologías mejor que la generación silenciosa”, conformada por mayores de 75.

Javier, de 80, es un miembro aventajado de su generación en cuanto al uso de nuevas tecnologías. “Como no lo hemos mamado hay que estudiarlo y, bueno, pues se me da desde luego, la cuestión del ordenador e internet, bastante bien en general”.

Formación y adaptación

Tras haber pasado toda su vida trabajando como profesor, asegura que ha aprendido a través de la práctica con sus alumnos y reclama precisamente una actitud más didáctica para que las personas de su edad no se queden atrás en el proceso de digitalización.

"Hay que tener en cuenta que los que somos mayores, pues, oye, utilizamos los medios, pero hay que tener en cuenta que no todo lo podemos solucionar de esta manera y entonces hay que explicar más detenidamente, porque no es como los niños y los jóvenes que lo han mamado", declara el profesor jubilado.

"Siempre le pedimos al mayor que tiene que ser el que se adapte a la tecnología"

Más allá de la formación, los expertos señalan a la adaptación de las páginas webs de Administraciones públicas y empresas de servicios para hacerlas más "senior friendly", con asistentes de ayuda y una clave única de acceso.

"Hay mayores que sí se atreven a comprar por ejemplo en Amazon porque les resultaba mucho más intuitiva y amigable la aplicación mientras que la Administración les resulta muy compleja", explica la profesora Sánchez Valle. "Siempre le pedimos al mayor que tiene que ser él el que se adapte a la tecnología, pero ahora mismo tenemos las posibilidades técnicas de hacer que la tecnología se adapte al mayor".

Para algunos, los menos según el estudio, simplemente ya no existe ningún interés y han aceptado con resignación que necesitarán a personas más jóvenes para poder hacer todo tipo de gestiones.

José Antonio, de 80 años, es un hombre parco en palabras.

- ¿Cómo te manejas con internet?

- "Yo, de ninguna manera".

- ¿Y cuándo tienes que hacer gestiones?

- "Los hijos me lo hacen".

- ¿Dependes totalmente de tus hijos?

- "Sí"

- ¿Y no te gustaría aprender a hacer tú?

- "Yo, a estas edades, lo único que tengo que aprender es a no caerme".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento