Juicio a la 'banda de Badoo': los acusados ahora se culpan entre ellos del asesinato de un informático

Los acusados, este lunes, en la sala del juicio.
Los acusados, este lunes, en la sala del juicio.
Guillermo Mestre / Heraldo de Aragón
Los acusados, este lunes, en la sala del juicio.

Los miembros de la conocida como 'Banda de Badoo', porque usaban esta web de contactos para atraer a sus víctimas, han cambiado su estrategia de defensa este lunes durante la nueva sesión del juicio y se culpan mutuamente sobre el asesinato del vecino de Getxo José Antonio Delgado

Según recoge el Heraldo de Aragón, hasta este momento los acusado no habían declarado, y en el juicio por robo y agresión a otra víctima celebrado la semana pasada negaron los hechos. Los tres miembros de esta banda atraían a sus víctimas al entorno de Pedrola (Zaragoza) mediante anuncios en esta web de contactos, en los que una de las acusadas ofrecía relaciones sexuales.

Los acusado (Candy Arrieta y Mohamed Achraf) se han presentado este lunes como víctimas ante el jurado popular, donde Arrieta, que usaba el alias Dulce 'Bella', 'Angelin Candy' o 'Dulce Ángel', en 'Badoo', acusó por sorpresa a su pareja, al presentarse como una mujer maltratada a quien Mohamed Achraf tuvo secuestrada durante tres meses. 

La joven relató un encuentro donde amigos de Achraf, pero especialmente su pareja, presuntamente la golpearon y la tuvieron todo el tiempo atada con bridas y dormida con pastillas. Solo la liberaban para citarse con hombre y, vigilada todo el tiempo, hacía lo que ellos le decían, según ha declarado ante el tribunal.

En el caso que se juzgaba hoy, el de José Antonio Delgado, el informático vizcaíno de 54 años que se desplazó desde Guetxo hasta Luceni para tener un encuentro sexual con ella, la mujer aseguró que que fueron Mohamed y sus amigos quienes usaron el perfil de 'Badoo'. Eran ellos, según la acusada, los que engañaban y embaucaban a los hombres, no ella.

"Soy una víctima más; yo no he matado a nadie. Me han amenazado con matarme, me han amenazado desde el primer momento", ha afirmado Arrieta, que ha añadido que le daba palizas hasta tal punto acabó en el centro de Salud. "¿No pidió entonces ayuda?",  ha preguntado la fiscal, a lo que la joven ha respondido que "no le dejaban hablar, porque me llevaba con puñal en la espalda. Él dijo que supuestamente me había caído por las escaleras".

Mohamed Achraf, de 40 años, que esuchó atentamente las declaraciones de su pareja, respondió cuando fue preguntado que había "ella la que mató al hombre y se quedó fría y tranquila. Un día que discutimos y yo tenía miedo de que me hiciera algo durmiendo le dije: Si me vas a matar hazlo como has hecho con el viejo".

"Ella ya hacía esto en Venezuela" ha afirmado el acusado, que de manera confusa, ha insinuado que también intervino, por lo menos, en el traslado o enterramiento de la víctima y que esto ya lo explicaría su abogada.

Achraf asegura que no había delatado los hechos por proteger a su pareja, pero "después de escucharla, que cada uno se coma su marrón", ha sentenciado.

La Fiscal pide penas de 32 años de cárcel para cada uno de los acusados, aunque la familia de la víctima busca la prisión permanente revisable, al entender que era una banda organizada y, al menos, otros dos más no localizados ni identificados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento