Escándalo en Italia: los médicos sabían que la joven muerta tras ser vacunada de AstraZeneca tenía la primera dosis

Castelló 15/12/2021 EFE COMUNIDAD VALENCIANA Inicio del proceso de vacunación contra la Covid19 en centros escolares de Castelló. En la imagen el CEIP Soler i Godes. Fotos EFE/Domenech astelló
Vacunación. 
20M EP

Si la muerte de Camila Canepa el pasado 10 de julio - de una trombosis cerebral producida después de ser vacunada- suscitó un gran revuelo entre los jóvenes italianos, las últimas declaraciones de los médicos ante los fiscales pueden derivar en todo un terremoto político en el país transalpino. Según se desprende del alegato que recoge El Mundo, el personal médico del hospital de Lavagna sabía que Camilla Canepa se había puesto la primera dosis de AstraZeneca.

Así los fiscales Francesca Rombolà y Stefano Puppo, tratan de averiguar por qué en la documentación clínica de la primera hospitalización de la chica no se indicaba que ésta hubiera recibido la dosis anglo-sueca. Más aún, cuando en el momento del ingreso, a mitad de julio, ya existían existían pautas para diagnosticar ese tipo de reacción adversa a la vacuna.

Al mismo tiempo, los padres de la finada siguen aseverando que notificaron de su inoculación en el mismo momento en que su hija ingresó en el hospital. Y por si fuera poco, la investigación reveló que la propia Camilla envió un mensaje a un conocido contándole que estaba ingresada "por la vacuna".

Tras su fallecimiento, algunas regiones del país como Sicilia, suspendieron la vacunación con AstraZeneca para menores de 60 años como medida de precaución y el Gobierno italiano anunció que administraría una segunda dosis de Pfizer o Moderna a los menores de ese umbral que recibieron una primera del laboratorio británico. Esta vez, las consecuencias podrían ser de mayor alcance....

La historia de Camila

Camila Canepa, de 18 años y residente en Sestri Levante (noroeste de Italia), fue hospitalizada el 3 de junio cuando acudió al hospital de Lavagna sufriendo un dolor de cabeza muy fuerte y padeciendo fotosensibilidad. Al día siguiente recibía el alta al día después de una tomografía computarizada sin contraste, a pesar de que las plaquetas de la joven caían bruscamente.

Solo unos días antes, el 25 de mayo la joven fue vacunada durante la jornada de puertas abiertas para mayores de 18 años. Camila recibió la dosis de AstraZeneca pese a que algunos organismos médicos del país habían recomendado que la inoculación del fármaco de Oxford fuera reservada sólo a los mayores de 50 años: alegando que podría producir raros episodios de trombosis- sobre todo entre mujeres jóvenes. Con todo, algunas regiones decidieron vacunar con AstraZeneca a todo aquel que se presentase en los llamados “open day”.

Cumpliendo con los fatales pronósticos de algunas voces médicas, Camila volvió a ser hospitalizada de urgencia tras una trombosis del seno cavernoso y operada para extirpar el trombo y reducir la presión intracraneal. Lamentablemente, la joven no pudo superarlo y falleció 4 días más tarde.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento