La mayoría de los casi mil bienes que la Iglesia devolverá al Estado no tienen propietario conocido

El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaño (i), entrega el listado de los bienes inmatriculados acordado con la Conferencia Episcopal Española al presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero, este jueves en Madrid.
El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, y el presidente de la FEMP, Abel Caballero, este jueves en Madrid.
EFE

La "mayoría" del alrededor del millar de bienes inmatriculados erróneamente por la Iglesia entre 1998 y 2015 y que serán devueltos al Estado no tienen propietario conocido. Así lo ha revelado este jueves el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEPM), Abel Caballero, que ha recibido de manos del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, el listado de dichas propiedades

Bolaños, además, ha asegurado que este acuerdo es el primero "de muchos", puesto que habrá más bienes -aunque no han detallado cuántos- que serán restituidos a sus dueños por la Conferencia Episcopal. Y es que ese millar supone apenas un 3% de los 35.000 inmuebles que fueron registrados por la Iglesia en esos años gracias a una ley del Gobierno de José María Aznar.

"En la inmensa mayoría de los casos no está determinado en el documento quién es el propietario", ha afirmado el también alcalde de Vigo. Será tarea de los ayuntamientos españoles encontrar a los dueños de esos inmuebles. En ciertos casos, los bienes recuperados son de propiedad estatal, pero en otros son de particulares. 

Se desconoce todavía lo que pasará en caso de que los consistorios fallen en su tarea, aunque una posibilidad es que terminen repercutiendo en el Estado, algo que fuentes del departamento que dirige Bolaños consultadas por 20Minutos tampoco aclaran. En todo caso, el ministro ha avanzado que el Gobierno se volcará en su ayuda. "Vamos a colaborar y a acompañar a los ayuntamientos más pequeños para que los bienes puedan recuperarse inmediatamente el patrimonio público o privado", ha asegurado.

Entre los mil bienes que serán devueltos al Estado hay un buen número de edificaciones, como viviendas o colegios, y otros tantos terrenos rústicos y urbanos. Su regularización fue pactada -y anunciada- el pasado lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la Conferencia Episcopal, el cardenal Juan José Omella. Todos ellos fueron inscritos en el Registro de la Propiedad por la Iglesia entre 1998 -cuando el Gobierno de José María Aznar reformó la Ley Hipotecaria para que se pudieran inmatricular dichos inmuebles simplemente con una certificación eclesiástica- y 2015, cuando otra reforma de ese articulado puso fin a esa posibilidad.

El número total alcanza los 35.000 inmuebles, de los que 20.000 son lugares de culto. Es por eso que el Gobierno asegura que el del otro día fue "un primer pacto" y que llegarán más. "Nunca se tendría que haber producido, este camino tiene que continuar con más bienes", ha declarado el presidente de la FEMP, que sí ha resaltado lo "significativo" del "paso dado". "Vamos a seguir trabajando. Este es un primer acuerdo, pero no es el final. Vamos a seguir estudiando distintos bienes para, cuando proceda, acometer su regularización", ha añadido Bolaños.

Esta es la principal reivindicación de las asociaciones. De hecho, el pasado lunes tras anunciarse el acuerdo, el presidente de Red Laica, Juanjo Picó, señaló que la cifra "se queda corta", pues no alcanza el 3% de esos 35.000 bienes. Su organización es una de las que lleva años denunciando esta situación, por lo que pidió más al Ejecutivo. "Es un lavado de cara del Gobierno, porque lo hecho ha sido un espolio que no se ha solucionado", argumentó en una conversación con este diario.

Los grandes templos seguirán siendo de la Iglesia

En el acuerdo que sellaron Sánchez y Omella no se incluyó ninguno de los grandes templos que estaban envueltos en una maraña de dudas. Ni la mezquita de Córdoba, ni la catedral de Sevilla, entre otros. "El Ejecutivo de Sánchez ha pinchado en hueso porque ya tiene acreditados que ni la catedral-mezquita de Córdoba, ni la catedral de Sevilla, la de Santiago de Compostela, Burgos, Toledo o Zaragoza están mal inmatriculadas y pertenecen a la Iglesia católica", señalaron fuentes de la Iglesia recogidas por el diario ABC, que abrían la posibilidad a que el Gobierno intentase modificar la Ley de Patrimonio Histórico-Artístico para modificar la titularidad de esos lugares de culto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento