Este fue el primer semáforo que se colocó en Madrid en 1926

El edificio Metrópolis en el cruce de la calle Gran Vía con la calle Alcalá.
El edificio Metrópolis en el cruce de la calle Gran Vía con la calle Alcalá.
GTRES
El edificio Metrópolis en el cruce de la calle Gran Vía con la calle Alcalá.

Madrid es un constante ajetreo de taxis, monopatines, bicicletas, autobuses, coches... por lo que el tráfico es un no parar. Así, los elementos de seguridad vial invaden cada rincón de la ciudad, aunque pasan muy desapercibidos tanto para los turistas como para los propios madrileños. 

Uno de estos elementos de seguridad vial que se encuentra en casi todas las calles de la capital es el semáforo, uno de los instrumentos para el control y la organización del tráfico más importantes.

Sin embargo, a nadie le llama la atención ver semáforos en cada una de las calles importantes, como Gran Vía, la Puerta del Sol o Serrano, ya que todo el mundo los tiene completamente asimilados. 

Es por ello que la Policía Municipal de Madrid, a través de su cuenta oficial de Twitter, ha querido señalar la importancia de los semáforos y, además, contar un dato muy curioso de la capital. 

"Unos de los instrumentos más importantes para la seguridad vial son los semáforos", comienzan escribiendo en la publicación, a lo que añaden que "el primer semáforo de la historia se creó en 1914", añaden. 

En Madrid, no fue hasta el mes de marzo de 1926 cuando se colocó el primer semáforo de la ciudad, concretamente, en el cruce de las calles Gran Vía con Alcalá.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento