La ómicron divide a los 27: la UE insiste en "coordinarse y seguir vacunando" mientras algunos países ya van por libre

  • España o Bélgica lamentan la "falta de coordinación" mientras Italia o Grecia defienden las medidas "extras".
  • Los socios llaman a insistir en la vacunación, pero no avanzan en lo referente a la caducidad del certificado Covid.
Mario Draghi comparece en rueda de prensa.
Mario Draghi comparece en rueda de prensa.
RICCARDO ANTIMIANI / EFE

La variante ómicron del coronavirus ha convertido el debate sobre la pandemia en la UE en una pequeña lucha entre los 27. La última cumbre del Consejo Europeo de 2021 ha tenido que dar espacio a los incrementos de casos generalizados de Covid-19 que se están dando en las últimas semanas, y los avances han sido prácticamente inexistentes, tal como se puede leer en las conclusiones compartidas por el presidente Charles Michel. 

Hay dos claves: seguir vacunando y buscar la "coordinación" en las medidas ante el aumento de positivos. En cambio, algunos países, como es el caso de Italia, caminan por libre por temor a que la situación siga complicándose de cara a Navidad. Los líderes, en todo caso, avisan de que no aplicarán restricciones "desproporcionadas" respecto al virus, con el objetivo de no volver a la situación de casi bloqueo del 2020, cuando no había vacunación.

¿Debe la UE ofrecer respuestas conjuntas a crisis sanitarias globales?

La brecha entre las conclusiones y las decisiones unilaterales de algunos países se han evidenciado después de que la propia Italia, pero también Grecia o Portugal, hayan decidido exigir pruebas PCR a los ciudadanos europeos que quieran entrar en su territorio, aunque tengan certificado de vacunación con la pauta completa. "Se necesitan esfuerzos coordinados continuos para responder a los desarrollos basados en las mejores pruebas científicas disponibles, garantizando al mismo tiempo que cualquier restricción se base en criterios objetivos y no socave el funcionamiento del mercado único ni obstaculice de manera desproporcionada la libre circulación entre los Estados miembros y los viajes a la UE", recoge el documento de conclusiones.

España o Bélgica tienen mensajes muy críticos respecto a las decisiones de los países que se han anticipado con las restricciones. Pedro Sánchez, de hecho, considera que hay "una falta de coordinación" y al mismo tiempo ha recordado que la situación actual es muy diferente a la que se vivía el año pasado estas alturas. Hay que recordar que la vacunación se inició en la Unión Europea el 27 de diciembre de 2020. Otro de los llamamientos pasa, expresan los jefes de Estado y de Gobierno, por "superar las dudas sobre las vacunas".

La Unión Europea tiene actualmente una tasa de vacunación media del 67,2% sobre el total de la población, según se refleja en los datos del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC), aunque existen notables diferencias regionales entre Dinamarca (82,5%), y Portugal (82%), Irlanda (76,8%) o España (74,4%), mientras que Rumanía apenas supera el 39%. Eso sí, el mapa de colores refleja a estos últimos en color verde. Los casos no están en niveles altos, pero en cambio los que se dan han llevado a los hospitales casi al colapso.

Por lo demás, tampoco se han dado grandes progresos durante la cumbre. Otra de las incógnitas pasa por la caducidad del pasaporte Covid. La Comisión Europea la quería fijar en 9 meses después de contar con la pauta completa, pero los Estados miembros han presentado sus dudas. En todo caso, su uso podría quedar desvirtuado si algunos socios siguen incluyendo restricciones pese a la vacunación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento