Sandra Barneda desvela el motivo por el que paró la grabación de 'La isla de las tentaciones': "Se me partió el alma"

Sandra Barneda, en 'La isla de las tentaciones'.
Sandra Barneda, en 'La isla de las tentaciones'.
Mediaset
Momento emotivo en 'La isla de las tentaciones': Alejandro Nieto abandona la hoguera y Sandra Barneda para la grabación: "se me partió el alma".
Wochit

Telecinco emitió este lunes 6 de diciembre una nueva entrega de El debate de las tentaciones. En ella, los colaboradores comentaron la vertiginosa hoguera de los chicos que se pudo ver en el último capítulo. Esta albergó el momento en el que Zoe irrumpió como un torrente para pedirle a Josué que le diera su lugar, algo que sirvió como catalizador de los nervios del resto de novios.

Pero si alguien lo pasó mal fue Alejandro Nieto. Según comentó la psicopedagoga Atantxa Coca en plató, el joven llegó a tener ansiedad anticipatoria el día de la hoguera, algo que se reflejaba en las imágenes por su actitud y vestimenta a lo largo del día. 

Y lo que le pasó durante la hoguera fue, según Coca, un ataque de pánico. El andaluz se mostró muy nervioso mientras veía los vídeos de los demás, pues en todos ellos aparecían, de fondo, Tania y Stiven muy juntos. Sin embargo, terminó de perder los nervios cuando vio las imágenes de su novia en las que decía que en ese momento se marcharía sola de República Dominicana o que sentía que su prometido no era un hombre, que la iba a perder y que no la quería bien.

Entonces, Nieto comenzó a llorar desconsoladamente, a temblar y a correr de un sitio a otro. "Sandra, necesito verla, no dejes que se acabe esta relación tan bonita", pidió, de rodillas, el participante. Y si en el capítulo del miércoles se vio cómo Barneda se emocionaba y se llevaba las manos a la cabeza, en el debate se vio que la cosa fue más allá.

La pesentadora se arrodilló junto a Nieto, le cogió de las manos, le pidió que se tranquilizara y le dijo que podría hablar con su novia. Después, le dio un abrazo y el joven se quedó algo más tranquilo. Sin embargo, la noche también tuvo sus estragos en Barneda. 

Las imágenes ilustraron cómo, durante la ausencia del andaluz en la hoguera cuando este salió corriendo, la comunicadora tuvo que detener la grabación al ser incapaz, por los nervios, de explicar la mecánica del collar del veto de 24 horas. Lo intentó tres veces y finalmente y tras pedir disculpas a los participantes, rompió a llorar, mientras verbalizaba lo duro que era grabar el programa.

"Luego dicen que es forzado, que las tramas llevan guion... pero es que es imposible. Cuando me pidió que no permitiera que su relación se rompiera, se me partió el alma", dijo Barneda desde plató, visiblemente emocionada al recordar el momento. Después, se pudo ver cómo, en el viaje de vuelta a Villa Playa, los chicos le contaban a Alejandro que habían elegido a Stiven, el tentador favorito de su novia, para el veto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento