Una vacuna anticonceptiva se muestra eficaz para controlar la superpoblación de jabalíes

  • Desde 2017 se ha vacunado a 192 jabalíes de los Parcs Naturals catalanes de Collserola y Sant Llorenç del Munt i l'Obac.
  • La investigación está liderada por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) y comenzó hace cuatro años. 
Un jabalí.
Un jabalí.
CONSELL DEL ALT URGELL

Una investigación liderada por la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha constatado que inyectar vacunas anticonceptivas a los jabalíes es una herramienta que funciona para reducir su población, especialmente si se usa en ejemplares de hembras jóvenes. 

Es la principal conclusión de una investigación iniciada en 2017. Desde entonces, se han vacunado a un total de 192 jabalíes de los Parcs Naturals de Collserola y Sant Llorenç del Munt i l'Obac, y los investigadores han detectado que la vacuna funciona "casi de forma permanente" en las hembras en época de pubertad, mientras que las adultas necesitan nuevas dosis al cabo de un año. 

En el caso de los ejemplares machos, la eficacia es menos evidente. A partir de 2022, el estudio entra en una nueva fase en la que se analizará el comportamiento de los animales jóvenes en un perímetro cerrado.

El proyecto ha contado con el apoyo de la Diputació de Barcelona, principal institución promotora, y ha sido coordinado por el Grup d’Investigació sobre Infertilitat (GRI-BCN) de la UAB. Han participado también miembros del National Wildlife Research Centre (NWRC) de los Estados Unidos, del Animal and Plant Health Agency (APHA) de Gran Bretaña y de The Botstiber Institute for Wildlife Fertility Control.

El investigador de Sanidad y de Anatomía Animal de la UAB y director del estudio, Manel López Béjar, ha recalcado que la prueba piloto iniciada hace cuatro años "no pretendía reducir la población" de jabalíes, sino comprobar si la vacuna 'Gonacon' es una herramienta efectiva para controlar la cifra de ejemplares. López Béjar ha celebrado que los primeros resultados sean "positivos" para afrontar un plan de reducción de esta especie para evitar accidentes.

La prueba piloto iniciada hace cuatro años "no pretendía reducir la población" de jabalíes, sino comprobar si la vacuna 'Gonacon' es una herramienta efectiva para controlar la cifra de ejemplares

Desde 2017, en los dos parques naturales se ha analizado a la población de jabalíes en zonas urbanas y periurbanas, en colaboración con los ayuntamientos de Terrassa, Sant Cugat del Vallès, Matadepera y Vacarisses. En total, se han incluido en el estudio a 219 ejemplares en libertad, de los que se han vacunado a 192. De estos, se han hecho 154 recapturas que han permitido hacer el seguimiento exhaustivo de 56 animales vacunados -34 hembras y 22 machos-. López Béjar ha destacado que la magnitud de este estudio hace que sea pionero en todo el mundo.

El grueso de primeras capturas se hizo durante 2017, mientras que en los tres años la investigación se ha centrado especialmente en hacer analíticas y recapturar a los ejemplares analizados. El motivo ha sido la falta de autorización por parte de la Agencia Española del Medicamento para recibir nuevas vacunas durante 2018, lo que retardó las previsiones de trabajo iniciales.

La vacuna inyectada durante la investigación tiene un doble efecto: inhibir el deseo sexual y evitar los ciclos reproductivos. En el caso de las hembras, se ha analizado el efecto que la vacuna ha tenido entre cuatro meses y tres años después de ser inyectada, y se ha constatado que "el tratamiento es efectivo en todos los casos". López Béjar ha señalado que hay indicios de un efecto "permanente" en los ejemplares en torno a la pubertad, mientras que en los adultos hay pérdida de eficacia al cabo de un año "y hay que realizar una revacunación".

"El principal efecto que puede tener la vacuna a la hora de evitar un incremento de población es conseguir incidir en la primera reproducción", ha explicado el director del estudio, que ha asegurado que los resultados obtenidos entran dentro de las primeras hipótesis que se planteaban. "Lo más importante es atacar a la fertilidad de los ejemplares jóvenes para evitar una primera reproducción o bien retrasarla", ha recalcado.

Hay casos, han señalado desde la UAB, 
en los que los machos no tienen actividad sexual durante los dos años siguientes 
a la inyección

En lo relativo a los machos, los investigadores han admitido que es "más difícil hacer una estimación de en qué momento están activos reproductivamente", lo que limita la capacidad de análisis. De los 22 machos recapturados, al menos 10 muestran una "evidente" eficacia de la vacuna. Hay casos, han señalado desde la UAB, en los que los machos no tienen actividad sexual durante los dos años siguientes a la inyección.

Con estos primeros resultados, el objetivo se centra ahora en analizar el comportamiento de los animales jóvenes. A partir de 2022 y hasta 2025, comienza una nueva fase del estudio para ver si reducen su movilidad, si se comportan diferente con las madres, si avanzan la reproducción y si hay cambios en los genitales. López Bérjar ha afirmado que ahora ya se podría comenzar a administrar la vacuna a la población de jabalíes fuera del estudio, pero ha destacado que es prioritario ampliar la investigación con "cuanta más información, mejor" para conseguir más eficacia de la vacuna.

Tanto López Bérjar como el diputado de Espais Naturals de la Diputació de Barcelona, Josep Tarin, han advertido que "con la vacuna no será suficiente para reducir la población de jabalíes". Desde la UAB y la Diputació han recalcado que será necesario un "plan coordinado" con las administraciones para evitar que los animales encuentren agua y comida con facilidad, a la vez que han instado a la ciudadanía a tomar "conciencia" de esta causa: "Esto es un problema de todos".

"Es importantísimo evitar que los animales tengan acceso a alimentos y agua cerca de zonas urbanas"

López Bérjar y Tarin han coincidido en señalar la presencia de los jabalíes en zonas urbanas y periurbanas como una "plaga" que afecta a países de toda Europa y han avisado de que "no se puede pretender que las vacunas tengan efecto sin la definición de un plan de acción global". "Es importantísimo evitar que los animales tengan acceso a alimentos y agua cerca de zonas urbanas", han subrayado.

Por otra parte, López Bérjar ha avanzado que el estudio sobre la reducción de fertilidad de los jabalíes también se ha aprovechado para analizar a 30 ejemplares para otras investigaciones. Es el caso de un estudio sobre la incidencia de la Covid-19. Después de hacer pruebas constantes a estos animales, los investigadores han constatado que los jabalíes no son reservorio del coronavirus, ya que todos los test "siempre han dado negativo". A pesar de ello, ha declinado dar detalles sobre esta investigación, ya que es un trabajo coordinado por el CRESA (Centre de Recerca en Sanitat Animal), que será el ente que presentará los resultados más adelante.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento