Las bebés intercambiadas quedarán registradas como hijas de los mismos padres: ¿cómo se indemnizará a ambas?

El ADN confirma el intercambio de dos bebés en el Hospital San Millán de Logroño en el año 2002
El ADN confirmó el intercambio de dos bebés en el Hospital San Millán de Logroño en 2002
EUROPA PRESS

El Servicio Riojano de Salud deberá determinar la indemnización a pagar a una mujer tras sentenciarse el "error patente y confirmado" que cometió al intercambiarla, de recién nacida, con otra niña en el Hospital San Millán de Logroño y que supuso "una vida usurpada".

El abogado de una de las niñas que fue intercambiada en el Hospital San Millán de Logroño en el año 2002, recién nacida, José Sáez Morga, ha ofrecido este lunes una rueda de prensa tras conocerse la sentencia, del Juzgado de Familia, que ha reconocido el "error".

La sentencia estima "parcialmente" las pretensiones de la clienta de Morga, al declarar que es hija biológica y matrimonial de los padres con los que no ha convivido al colocarla en la cuna equivocada en el San Millán y atribuirle un AND y un registro sanguíneo que no era el suyo.

Ha explicado que estudian recurrir la sentencia porque, si bien el interés de su clienta al presentar la demanda era conocer quiénes eran sus padres, hay otra parte, una vez descubierto quienes eran, que ha quedado sin resolver. "Es un mundo el que se ha golpeado con ese error", ha aseverado en este sentido.

Todo comenzó cuando la demandante quiso reclamar una pensión alimenticia al que se le había atribuido como su padre y que había delegado su cuidado en la que se le atribuía como abuela. Ahí, en un informe de AND, se vio que, en realidad, no era su familia biológica.

Una vez encontrados los padres, tras un estudio con las diecisiete niñas con las que pudo coincidir en el San Millán, quedan "unos padres que no van a tener una hija" y Morga cree que es algo que la sentencia debería corregir también.

Así, se sentencia la inscripción correcta en el Registro Civil de la demandante, pero no de la otra parte. Ahora mismo, la otra persona "está como si no hubiera pasado nada".

Morga tampoco se ha mostrado conforme con el "trauma" al que se le ha sometido a su defendida, al hacerle comparecer en el juicio para responder a la pregunta de si se creía legitimada. De hecho, en una primera sesión, del 9 de octubre, ella no estaba citada pero, por fin, se aplazó al 14 de octubre para que compareciera.

En cuanto a la indemnización del SERIS, Morga ha creído crucial "el reproche social" y que la sociedad no se "conforme" con lo que propone el SERIS: una indemnización de 215.000 euros que, para el abogado, "no arregla una "vida usurpada ni la traumatización de juicio".

Tres millones de euros

Pide tres millones de euros en base a la Ley de Consumidores y Usuarios por un "daño moral inconmensurable" en el que "el daño es continuado", porque "nunca se librará del trauma". Ha señalado que la "secuela más liviana es la desconfianza en el sistema, en las autoridades" y ha afirmado que lo ocurrido "afecta a la dignidad de la persona humana".

En función de un dictamen, para el que se contará con el Consejo Consultivo, la propia Consejería de Salud dirá una cantidad y la parte demandante podrá estar de acuerdo o no, en cuyo caso habría que ir a la Sala Contenciosos Administrativo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento