¿A la segunda irá la vencida? Magdalena Andersson, elegida de nuevo como primera ministra de Suecia tras dimitir

La primera ministra sueca, Magdalena Andersson.
La primera ministra sueca, Magdalena Andersson.
Xinhua vía Europa Press

El culebrón político en Suecia parece haber tocado a su fin. La socialdemócrata Magdalena Andersson ha vuelto a ser elegida este lunes como primera ministra, solo unos días después de la votación que la nombró por primera vez, pero tras la cual dimitió al no encontrar los apoyos suficientes para aprobar los Presupuestos. Toda esta rocambolesca historia viene porque el partido socialdemócrata perdió el respaldo de su socio preferente, los Verdes, que no querían seguir en el Ejecutivo con las cuentas que salieron adelante, impulsadas por la oposición.

Precisamente los partidos que se oponen al nombramiento de Andersson trataron de frenar su nuevo nombramiento, pero se quedaron a un voto de los 174 necesarios para que la votación no saliera adelante. En el otro lado, entre socialdemócratas, verdes y de los partidos de la Izquierda y Centro, así como la independiente Amineh Kakabaveh, han sumado los 176 síes que han llevado a la nueva primera ministra al cargo. Sustituye así a su compañero de partido, Stefan Lofven, que se apartó de la política tras un choque con sus socios de izquierdas a cuenta de las políticas de alquiler.

"El Riksdag (Parlamento sueco) me ha elegido ahora primera ministra y tengo la intención de formar un gobierno socialdemócrata", sostuvo Andersson tras su nombramiento, haciendo hincapié en su intención de gobernar en solitario, aunque tenga que ser en minoría. Andersson ha comunicado que este martes presentará su nuevo gobierno, con el que espera "recuperar el control del estado de bienestar, avanzar en las políticas del cambio climático", así como "romper la segregación y detener la violencia", según recoge el diario sueco 'Aftonbladet'.

Asimismo, quiere "cooperar con todas las partes que quieran debatir, aunque piensen diferente", y ha puesto como ejemplo lo sucedido durante la pandemia, que, dijo, "ha estrechado las relaciones y la colaboración" entre distintos partidos. Cabe recordar, eso sí, que a nivel de la UE en su momento se opuso a la creación del fondo de recuperación, y ejerció una presión importante desde su cargo como ministra.

Andersson, la primera mujer en liderar un gobierno en Suecia, encabezaba desde 2014 el Ministerio de Finanzas, pero su nombre ya sonaba como favorito cuando el primer ministro saliente, el propio Lofven, anunció en agosto que se apartaría de la primera línea política para que su partido pudiese prepararse para las elecciones de septiembre de 2022.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento