"Feminista, revolucionaria e incluyente": así es Xiomara Castro, la primera posible presidenta de Honduras

Xiomara Castro encabeza los primeros resultados de las elecciones en Honduras
Xiomara Castro encabeza los primeros resultados de las elecciones en Honduras
Humberto Espinoza / EFE

Los primeros cómputos de las elecciones generales celebradas este domingo en Honduras daban la victoria a la candidata presidencial Xiomara Castro, del partido opositor izquierdista Parido Libertad y Refundación (Libre). Si los resultados preliminares difundidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) se cumplen, Castro se convertiría en la primera mujer presidenta del país centroamericano.

Nacida en Tegucigalpa en 1959, Xiomara Castro se convirtió en la cara de la resistencia y de la coalición opositora en Honduras después de que su marido, el expresidente Manuel Zelaya, fuese depuesto del poder en 2009. 

Castro creció en una familia de hacendados y a los 16 años se casó con su primo, Manuel Zelaya, con el que tuvo cinco hijos. La candidata se licenció en administración de empresas y dio sus primeros pasos en política como organizadora de la rama femenina del Partido Liberal en Catacamas, donde realizó campaña en favor de su marido para las elecciones de 2005.

Durante su periodo como primera dama, de 2006 a 2009, impulsó programas sociales y subsidios para niños, mujeres y gente de bajos recursos. 

Encabezó las protestas en favor de la democracia en 2009

No fue hasta julio de 2009 cuando Xiomara Castro ganó popularidad tras encabezar las protestas contra el golpe de Estado militar que sacó a su marido del poder por el giro progresista que su Gobierno había dado en el país. 

Zelaya tuvo que exiliarse a Costa Rica y Castro se refugió en la embajada de Estados Unidos por temor a ser asesinada. A los pocos días, la candidata se unió a la oleada de protestas en favor de la democracia en todo el país.

Dos años después, cuando Zelaya regresó del exilio, impulsaron una nueva organización, Libertad y Refundación (Libre) con la que Castro se presentó a las elecciones generales en 2013. Ese año quedó en segundo lugar, protagonizando la ruptura del bipartidismo en el que llevaba inmerso Honduras desde hacía 120 años.

Muy comprometida con los derechos de las mujeres y decidida a terminar con la corrupción política en el país, Castro volvió a lanzarse a la campaña presidencial con Libre en 2021.

"Acá solo son dos posiciones; el verdadero cambio que lo representa una mujer comprometida con este pueblo hondureño, en un cambio de un modelo que en estos últimos años se dedicó a fabricar pobreza y miseria, o seguir votando por los mismos, cuyos resultados serán más pobreza, más miseria, más asesinatos y exclusión", expresó la candidata, durante un acto a mediados de junio en Tegucigalpa.

Castro se define como "feminista, antipatriarcal, revolucionaria e incluyente” y plantea promulgar la ley de igualdad de las mujeres, sancionar los derechos sexuales y reproductivos y poner fin al acoso sexual y violencia de género, según indica en su plan de Gobierno. Además, es presidenta del organismo femenino de la Conferencia de Partidos Políticos de América Latina (Coppal).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento