La rápida caída de la primera mujer al frente del Gobierno sueco: elegida por la mañana, dimite por la tarde

  • Magdalena Andersson, del partido socialdemócrata, había sido nombrada este miércoles en coalición con Los Verdes.
  • Por la tarde su proyecto presupuestario fue rechazado y aprobado el de la aposición, que, según la ley, debería cumplir. 
  • Ante este hecho, Los Verdes abandonaron la coalición y forzaron la dimisión de la primera ministra.
  • OPINIÓN | Dos récords en ocho horas, por Diego Carcedo.
Magdalena Andersson, tras perder la votación de los presupuestos
Magdalena Andersson, tras perder la votación de los presupuestos.
PONTUS LUNDAHL / EFE
Magdalena Andersson, tras perder la votación de los presupuestos.
ATLAS/EFE

La primera ministra de Suecia, Magdalena Andersson, dimitió este miércoles a las pocas horas de ser nombrada, después de que la votación de los presupuestos se saldase con la propuesta de la oposición conservadora.

En un comunicado, el Parlamento de Suecia detalló que la portavoz había aceptado la solicitud de dimisión de Andersson y matizó que la Presidencia del Parlamento "se pondrá ahora en contacto con los líderes del partido para discutir la situación".

El 'sí' de los compañeros del Partido Socialdemócrata de Andersson y del Partido Verde le permitió sumar 174 votos a favor para ser nombrada, los mismos que logró sumar la oposición conservadora. El sistema parlamentario sueco establece que basta con que no haya más votos en contra que a favor, por lo que Andersson fue finalmente proclamada entre aplausos y visiblemente emocionada.

Sin embargo, tras la votación de los presupuestos, el Partido Verde se retiró de la coalición gubernamental que apoyaba a Andersson. El 'no' del Partido de Centro al proyecto presupuestario de la coalición gobernante dejó sin los votos necesarios para sacar adelante las cuentas públicas. En cambio, salió adelante el proyecto presentado por la oposición conservadora, que Andersson habría estado obligada a aplicar.

El viceprimer ministro de Suecia, del Partido Verde, Per Bolund, señaló que "entiende completamente" que puede parecer "complicado" que la formación haya apoyado durante la mañana a Andersson y por la tarde "haya cambiado de opinión", pero incidió en que la decisión "depende del voto de los presupuestos".

"Este es un momento tormentoso", lamentó Bolund, según recoge el diario Aftonbladet. "Estamos sorprendidos e indignados por los actos del Partido del Centro", continuó, antes de señalar que "los juegos políticos" de los últimos tiempos se han visto "culminados" durante la jornada. "Para nosotros, la política no es solo un juego", remachó.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento