Solo el 47% de los profesores de cuarto de ESO se dirigen siempre en catalán a los alumnos y únicamente el 39% de los estudiantes a los maestros

  • Educació promueve un plan de choque a cuatro años vista para impulsar el uso del catalán en centros públicos y privados.
  • Solo el 21% de los estudiantes habla siempre o casi siempre catalán en las actividades grupales escolares. 
Patio de una escuela de Barcelona en el que se han incluido zonas verdes.
Patio de una escuela de Barcelona en el que se han incluido zonas verdes.
AJUNTAMENT DE BARCELONA

El uso del catalán en los centros escolares ha sufrido un retroceso en los últimos años. Educació dispone de unos primeros datos de la situación en cuarto de ESO, que revelan que cada vez son menos los profesores que se dirigen en catalán a los alumnos siempre o casi siempre dentro de clase: en 2006 eran el 63,7% y en 2021 representan el 46,8%. 

La situación es similar entre los alumnos, ya que solo el 39,4% de ellos se dirige al profesorado en catalán dentro de clase, cuando en 2006 eran el 56%. Cultura y Educació han reconocido que no se ha hecho suficiente en los últimos años y por eso han impulsado un plan de choque para revertir la situación y recuperar el uso del catalán en las aulas, pero también en todo el entorno educativo.

Los datos que ha presentado Educació este jueves se basan en una encuesta hecha a finales del curso pasado en 50 centros y solo entre alumnos de cuarto de ESO. De hecho, uno de los objetivos del plan es elaborar un diagnóstico genérico que permita conocer cuál es la situación general.

Cada vez son menos los alumnos que se dirigen siempre o casi siempre en catalán al profesorado dentro de clase. Este colectivo representaba el 56% en 2006 y ha bajado hasta el 39,4% este año. También han bajado los que lo hacen nunca o casi nunca, pasando del 11,4% en 2006 al 5,3% en 2021. Suben los que se dirigen en catalán a menudo (21,4%), los que lo hacen menos frecuentemente (17%) y los que lo hacen pocas veces (16,9%).

En las actividades de grupo, el catalán decrece considerablemente. En 2006, el 67,8% de los estudiantes usaban el catalán en estas actividades, pero en 2021 el porcentaje se sitúa en el 21,4%. En paralelo, son más los que utilizan el catalán nunca o casi nunca: 10,9% en 2006 y 15,9% en 2021. Aumentan también los que reconocen usarlo pocas veces, que representan el 20,7%) y los que lo usan con algo de frecuencia (15,9%).

En cuanto el profesorado, el 46,8% asegura dirigirse al grupo en catalán siempre o casi siempre, pero esta cifra era del 63,7% en 2006. Los que utilizan el idioma pocas veces pasan del 1,9% al 12,3%. Con todo y con ello, los que aseguran usarlo a menudo pasan del 10,5% al 24,3% y los que no se dirigen nunca en catalán a todo el grupo pasan del 10,5% al 3,1%.

"Pasar a la acción"

Tanto Cambray como la consellera de Cultura, Natàlia Garriga, han afirmado que una vez constatada esta situación hay que "pasar a la acción". Por eso, se ha diseñado un plan para promocionar el uso del catalán en los centros educativos.

El plan se comenzará a desplegar este curso en 200 centros educativos, que todavía están pendientes de selección. Una vez hecho, se crearán los grupos impulsores durante el segundo trimestre y se identificarán los elementos de mejora, para poner en marcha las acciones durante el tercer trimestre. A partir del curso que viene se incorporarán 1.000 centros cada año hasta llegar a los 3.500 totales en cuatro años.

El plan se comenzará a desplegar este curso en 200 centros educativos, que todavía están pendientes de selección

El primer paso en cada uno de estos centros es hacer un análisis de su situación y a partir de aquí establecer, a partir de los grupos impulsores, las acciones de mejora necesarias. Además, se hará formación a todo el profesorado. Los grupos impulsores estarán formados por docentes de diferentes niveles educativos, un miembro de la dirección y contarán con el acompañamiento del Equip de Llengua, Interculturalitat i Cohesió Social.

El cambio de modelo educativo, una de las explicaciones 

Educació y Cultura han apuntado al cambio del modelo pedagógico como una de las explicaciones de esta bajada en el uso del catalán en los centros educativos. Este cambio ha comportado pasar de una clase magistral por parte del profesor, que se hacía mayoritariamente en catalán, a proyectos y dinámicas de grupo donde la realidad social de fuera se ha traspasado a los centros.

También se explica por la llegada de inmigrantes y el relajamiento que han reconocido desde el Govern en el impulso de su integración. Esto ha llevado por ejemplo a que haya profesionales educativos que cambien al castellano cuando tienen a un alumno que no entiende el catalán. 

En el caso de los docentes, la formación y la concienciación ha de servir para que vuelvan a ser referentes, con la idea de conseguir un proceso de "arrastre" de profesores a alumnos. Desde Cultura, no obstante, reconocen que hay que actuar también en otros ámbitos, como las redes sociales.

Al ser preguntado sobre el documento de 2018 sobre el modelo lingüístico que abría la puerta a que cada centro se adaptase a su realidad, Cambray ha reconocido que habría que revisarlo para adaptarlo a la realidad actual, Ha defendido, no obstante, su espíritu, y ha insistido en que la situación lingüística no es la misma en todos los centros escolares de Cataluña.

Pla de Govern

El Govern ha presentado este jueves esta primera acción, pero Garriga ha explicado que se trata de un plan global que llegará a todos los departamentos de la Generalitat. La consellera ha asegurado que el Govern "entra en una nueva etapa" en política lingüística y que llevará a cabo las acciones necesarias en todos los ámbitos.

También se explica por la llegada de inmigrantes y el relajamiento que han reconocido desde el Govern en el impulso de su integración

Cambray se ha referido también a la última sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) que tumba el proyecto lingüístico de una escuela de Llagostera por no contemplar el carácter vehicular del castellano. El conseller ha dicho que "cansa" esta "persecución judicial" y ha afirmado que llegará un momento en el que habrá que "revelarse".

En este sentido, ha criticado que los tribunales quieran entrar en materia educativa. "Basta", ha manifestado. El conseller ha defendido que la política educativa en Cataluña la marca el Departament d'Educació.

Ha explicado que desde 2005, 81 familias han ido a los tribunales y estos han determinado que en aquella aula se tenga que aplicar el 25% en castellano. En siete casos, han determinado que esto se ha de aplicar en todos los centros educativos. Entre ellos, el de Llagostera.

Cambray ha dicho, sin embargo, que estas sentencias no son firmes y, por tanto, no se han de aplicar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento