Argelia pide revisar "cláusula por cláusula" el acuerdo de asociación con la Unión Europea

El presidente de Argelia, Abdelamdjid Tebboun, en Berlín (Alemania), en enero de 2020.
El presidente de Argelia, Abdelamdjid Tebboun.
HAYOUNG JEON / EFE / Archivo

El presidente de Argelia, Abdelmadjid Tebboune, anunció la revisión, "cláusula por cláusula", de las disposiciones del acuerdo de asociación firmado por la Unión Europea (UE).

Según un comunicado emitido de madrugada por la presidencia, al término del Consejo de Ministros, el jefe del Estado ordenó revisar dichas disposiciones en base a una visión soberana y un enfoque de "ganar-ganar", haciendo prevalecer el producto nacional para crear así tejido industrial y puestos de trabajo.

Firmado en 2002 y en vigor en 2005, el acuerdo de asociación con la UE -que preveía abrir sus respectivos mercados dentro de una zona de libre comercio- ha sido criticado de forma regular por expertos y economistas locales, que lo consideran "muy desventajoso" para Argelia.

En el acuerdo se preveía un período de transición de doce años -hasta 2017- para que Argelia eliminara gradualmente los aranceles sobre los productos industriales y aplicara una liberalización selectiva de sus productos agrícolas.

Este período se amplió posteriormente por tres años, hasta el 1 de septiembre de 2020, para algunos productos como acero, textiles, electrónica y automóviles.

Crisis política por el gas

Argelia está sumida en una severa crisis política desde que en 2014 se desplomaran los precios del petróleo, que junto al gas suponen el 90% de las exportaciones del país, basada en los subsidios estatales, sin tejido industrial y agricultura precaria en la que el estado es el primer empleador y en el que domina la economía sumergida.

Además, este lunes uno de noviembre ha dejado de funcionar uno de los dos gasoductos que suministraba el gas argelino a España, el que pasaba por Marruecos, tras acabar su concesión y no renovarla. 

Las tensiones que arrastran estos dos países magrebíes han desembocado en la rotura completa de sus relaciones (una vez más), provocando gran incertidumbre en España, que ha enviado a dos ministros para asegurar que este cierre del gasoducto no produciría desabastecimiento, algo que Argelia ha asegurado que no ocurrirá.

A ello se suma una grave crisis política y social que estalló en 2019 con miles de personas en las calles pidiendo el fin de la corrupción y el cambio desde un régimen militar a otro civil.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento