Un 'río atmosférico' amenaza con aguar el puente de Todos los Santos: "Estamos ante un cambio de tiempo importante"

  • Afectará a casi toda España, ya que lloverá en la mayor parte de la península y Baleares
El tiempo anticiclónico, estable, sin apenas lluvias y con temperaturas más altas de lo normal para esta época del año concluirá este jueves, cuando entrará una borrasca profunda que está situada en el Atlántico norte y de la que saldrán frentes muy activos que llegarán a la Península y dejarán un final de octubre y una festividad de Todos los Santos marcada por las precipitaciones y el descenso térmico.
Se espera tiempo lluvioso para el puente.
Se espera tiempo lluvioso para el puente.
METEORED

El tiempo seco, estable y anticiclónico de buena parte de este mes de octubre cambiará en este puente de Todos los Santos porque un 'río atmosférico' impulsado por vientos ábregos generalizará el ambiente otoñal al regar con lluvia la mayor parte de la península y Baleares, sobre todo entre el viernes y el domingo.

Además, la mayor nubosidad hará que se reduzca la amplitud térmica, con lo que habrá menos diferencia de temperatura entre el día y la noche.

Todo ello se debe a la influencia de una profunda borrasca situada en el Atlántico Norte y con frentes muy activos ahora bloqueados por el anticiclón de las Azores, pero que llegarán con la retirada de las altas presiones.

Estamos a las puertas de un cambio de tiempo importante en nuestro país. La retirada del anticiclón permitirá la llegada hasta la península de vientos muy cargados de humedad tras recorrer largas distancias sobre el Atlántico, dando lugar a varios días lluviosos en buena parte de la península, especialmente en su mitad occidental”, comentó este miércoles el portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Rubén del Campo, en declaraciones recogidas por Servimedia.

Esos flujos se denominan vientos ábregos, es decir, húmedos, templados y procedentes del suroeste que constituyen ‘ríos atmosféricos’ y, según añadió Del Campo, “transportan grandes cantidades de vapor de agua desde zonas tropicales y subtropicales a latitudes medias, donde se traducen en lluvias abundantes”.

Como esos vientos son templados, no habrá un ambiente demasiado fresco en general durante el puente. "Incluso las temperaturas serán altas para la época en el Mediterráneo", apuntó Del Campo.

Miércoles y jueves

El tiempo estable continuará en las próximas horas en gran parte de España, con bancos de niebla matinales y cielos algo más nubosos en la costa mediterránea y Baleares, donde se esperan posibles chubascos tormentosos y dispersos, más probables el miércoles en el litoral de Almería y Melilla, y el jueves en Baleares y zonas costeras de Cataluña y Comunidad Valenciana.

El sol continuará brillando este jueves en amplias zonas del país, al tiempo que, según Del Campo, "se irá acercando el sistema frontal que, por decirlo de alguna manera, abrirá la espita para el cambio de tiempo de los próximos días y la llegada del ‘río atmosférico’".

Así pues, a partir del mediodía de este jueves lloverá en Galicia y zonas próximas de Asturias y León, y las precipitaciones serán localmente fuertes y persistentes en el oeste de la región gallega.

Las temperaturas apenas cambiarán el miércoles y el jueves, con lo que seguirá la marcada diferencia entre la noche y el día de las últimas jornadas. De hecho, helará débilmente en páramos del centro peninsular y zonas montañosas del norte, mientras que los termómetros marcarán 26 o 27 grados por la tarde en el valle del Guadalquivir.

Viernes a domingo

Ese primer sistema frontal irá avanzando el viernes de oeste a este de la península dejando precipitaciones a su paso, aunque no llegarán a la Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía oriental. Tampoco está previsto que llueva en Baleares.

En cambio, las precipitaciones serán localmente fuertes y persistentes en Galicia, el oeste de Castilla y León, Extremadura y el extremo occidental de Andalucía. En algunos casos pueden acumularse más de 15 litros por metro cuadrado en una hora o más de 40 litros por metro cuadrado en 12 horas.

El sábado volverá a llover en buena parte de España con la llegada del ‘río atmosférico’ impulsado por vientos ábregos cargados de humedad, que transportan una gran cantidad de vapor de agua tras haber recorrido largas distancias sobre el Atlántico, según Del Campo.

De hecho, las lluvias llegarán a las regiones mediterráneas peninsulares y a Baleares, aunque más débilmente que en el resto de la península.

El centro y la mitad sur peninsular se convertirán en las zonas con más lluvias abundantes, que en algunos lugares irán acompañadas de tormenta. "En algunos puntos del sur de Castilla-La Mancha y del oeste de Andalucía podrían registrarse a lo largo de la jornada más de 50 o 60 litros por metro cuadrado", apuntó Del Campo.

En cuanto al domingo, será un día "plenamente otoñal en la mayor parte de la península", según Del Campo. Lloverá abundantemente en la mitad occidental y menos en Baleares y zonas del sureste peninsular. Así, la mayor parte de España encadenará tres días lluviosos.

Además, los vientos húmedos y templados del suroeste soplarán con rachas fuertes entre el viernes y el domingo en zonas costeras y de montaña.

Respecto a las temperaturas, el aumento de la nubosidad hará que la madrugada del viernes sea más templada que las de días anteriores, mientras que hará algo más de frío por el día, sobre todo en la mitad occidental peninsular. En cambio, hará algo más de calor en el área mediterránea.

El sábado se invertirá esta situación, es decir, las temperaturas bajarán en la fachada mediterránea y subirán en el resto de la península. Y el domingo habrá un ascenso térmico generalizado.

"El ambiente no será demasiado fresco durante estos días de lluvia. De hecho, desaparecerán las heladas nocturnas, prácticamente no se bajará de cinco grados en ningún punto de la península. Y el domingo las temperaturas máximas podrían incluso superar los 25 o 27 grados en las regiones bañadas por el Mediterráneo", apostilló Del Campo.

A partir del lunes

La incertidumbre en el pronóstico aumenta a partir del lunes. No obstante, es probable que ese día haya nubes y lluvias en buena parte de la península, pero más débiles e intermitentes que en días anteriores y con mayor afectación en el centro y la mitad sur peninsular.

A partir del martes, parece que las lluvias quedarán concentradas al extremo norte peninsular, los cielos estarán más despejados en el resto y las temperaturas descenderán en el norte, con posibles heladas en amplias zonas del interior peninsular.

Por último, Canarias queda al margen de este cambio de tiempo. Los vientos alisios aflojarán en los próximos días y se esperan intervalos nubosos en el norte de las islas y posibles nubes de evolución en el resto del archipiélago, con algún chubasco disperso y ocasional. Los alisios posiblemente se intensifiquen a comienzos de la próxima semana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento