El infierno de Borja Capponi ('Malas pulgas'), del éxito a la ruina, depresión e ideas de suicidio: "Mediaset me estafó"

  • El que presentador del programa canino carga contra Mediaset una década después de saltar a la fama.
Borja Capponi ('Malas pulgas').
Borja Capponi ('Malas pulgas').
MEDIASET

Su éxito se convirtió en un auténtico infierno. Borja Capponi saltó a la fama en 2010 como presentador de Malas pulgas, programa donde ayudaba a familias desbordadas por el furioso comportamiento de sus mascotas.

Sin embargo, ese periplo televisivo le duró poco, ya que algunas acusaciones de maltrato animal en el programa y el fichaje de César Millán por Cuatro hicieron que Mediaset dejara de contar con él casi de la noche a la mañana. 

Según cuenta Capponi a la Cadena Ser, tras los buenos datos de audiencia de la primera temporada la productora BocaBoca decidió grabar nuevos capítulos y a él no dejaban de llegarle correos electrónicos de personas queriendo contratarle. Pero todo cambió con esas acusaciones, que hicieron que esos montones de correos pidiéndole ayuda se transformaran incluso en amenazas de muerte

"Llamaba a BocaBoca todos días llorando"

Ese fue el pistoletazo de salida al infierno vivido. Así, pasó por un desahucio, trabajó como reponedor de supermercado y alimentó a sus perros gracias al pienso que le fiaban. "Llamaba a BocaBoca todos días llorando", cuenta a la emisora. 

"Caí en una depresión y me quise suicidar. Solo quería dormir y no pensar", explica en uno de sus videos. De hecho, compartió con sus seguidores los malos presagios de aquel complicado momento: "Adelgacé 10 kilos y llegué a pensar que tendría que dormir con mis perros en unos túneles", detallaba hace tiempo, además, Capponi en uno de sus vídeos en Youtube.

Sin embargo, poco después recibió una llamada inesperada. "Pon Cuatro", le dijeron. La cadena, sin haberle comunicado nada, estaba anunciando su regreso con los capítulos pendientes de emisión.

"En total, por las dos temporadas, me dieron 20.000 euros. ¡A mí me estafaron!"

Entonces, señala, llegó a reunirse con Paolo Vasile para sopesar la posibilidad de grabar una posible tercera temporada, pero eso no llegó a ocurrir, ya que Cuatro solo se limita a repetir los episodios ya firmados. "En total, por las dos temporadas, me dieron 20.000 euros. ¡A mí me estafaron!", denuncia.

La actual vida de Capponi -austera y sencilla- pasa por estar con una manada de 15 perros en una finca de 5.000 metros cuadrados en Monte Acevedo, cerca de Madrid.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento