Los militares liberan al depuesto primer ministro de Sudán tras el golpe de Estado

Protestas en Sudán.
Protestas en Jartum, Sudán, tras el golpe de Estado.
MOHAMMED ABU OBAID / EFE

El depuesto primer ministro de Sudán, Abdalá Hamdok, regresó la tarde de este martes a su casa junto con su mujer tras ser liberado sin restricciones, un día después de su que su equipo denunciara que había sido detenido durante el golpe de Estado militar perpetrado este lunes en el país, según informó a Efe una fuente castrense.

"Hamdok regresó con su mujer a su lugar de residencia en el suburbio de Kafury en Jartum Norte y no tiene ninguna restricción sobre sus movimientos ni comunicaciones", aseguró una fuente de la oficina del comandante en jefe del Ejército, Abdelfatah al Burhan, que pidió el anonimato.

La residencia del ex primer ministro se encuentra custodiada por elementos de seguridad, "pero es para su propio protección", añadió el informante, que afirmó que de este modo Al Burhan cumplió con lo que había prometido horas antes en una rueda de prensa.

El Ministerio de Información del Consejo de Ministros, disuelto el lunes por los militares, había denunciado ese mismo día que Hamdok había sido detenido y estaba en paradero desconocido tras haber rechazado el golpe, pero este martes el líder militar aseveró que este estaba ya en su propia casa.

"Nadie le secuestró ni agredió; está en mi casa", dijo Al Burhan en una rueda de prensa en Jartum, en la que aseguró que "cuando la situación se tranquilice y prevalezca la paz volverá a su casa", después de haber sido detenido en la madrugada del lunes junto a su esposa.

"El primer ministro está conmigo en mi casa y hace su vida de forma normal", aseveró Al Burhan, quien puntualizó que "no está bajo presión".

Sobre otros miembros del Gobierno y del Consejo Soberano, el máximo órgano de poder durante el proceso de transición y compuesto por militares y civiles, detenidos durante el golpe, Al Burhan había dicho que serán juzgados si se presentan cargos contra ellos o dejados libres.

La detención de Hamdok y otras figuras políticas del país durante el golpe de Estado recibió una amplia condena militar y numerosos países e instituciones como Estados Unidos, al Unión Europea o la Unión Africana han pedido su liberación.

Blinken habla con Hamdok

Mientras, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, mantuvo este martes una conversación telefónica con Abdalá Hamdok, convirtiéndose así en el primer representante internacional en conversar con el mandatario tras su liberación en el marco del golpe de Estado perpetrado en Sudán este lunes, informa Europa Press.

"Me alegro de haber hablado con Hamdok tras su liberación sobre la lucha del pueblo sudanés por la democracia y la necesidad de volver al liderazgo civil", señaló Blinken en un mensaje publicado en sus redes sociales.

Por su parte, el Departamento de Estado emitió un comunicado en el quetrasladó la "satisfacción" con la que el secretario recibió la noticia del regreso de Hamdok a su domicilio y reiteró su llamamiento a las fuerzas militares del país para que liberen al resto de líderes civiles detenidos.

Blinken expresó su "profunda preocupación" por el golpe de Estado, a la par que pidió a los militares que hagan uso de la "moderación y eviten la violencia al responder a los manifestantes".

Finalmente, el secretario de Estado remarcó el "apoyo de Estados Unidos a la transición democrática liderada por civiles" en el país africano, así como la vuelta a los principios del marco de transición de Sudán, como se establece en la Documento Constitucional de 2019 y con el Acuerdo de Paz de Yuba de 2020.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento